Nicaragua

Sandino, ¡la Victoria!

Daniel en Conmemoración del 112 Aniversario del Nacimiento del General Augusto C. Sandino

Rosario Murillo
Daniel en Conmemoración del 112 Aniversario del Nacimiento del General Augusto C. Sandino. | Inti Ocón

Redacción Central |

Daniel en Conmemoración del 112 Aniversario del Nacimiento del General Augusto C. Sandino

Palabras de Rosario

A 112 Años de Su Nacimiento,
hermanas y hermanos, familias nicaragüenses
Sandino Vive, y la Lucha Sigue…

¡Arriba los Pobres del Mundo!
¡Más Democracia, Más Poder!

Sigue la lucha, General, en estos tiempos de su gloria, cuando nos reúne Nicaragua, la Patria, la Libertad … y nos reúne, como le decíamos, la lucha valiente, lucha inclaudicable, contra el capitalismo salvaje, conocido también como neo-liberalismo, conocido también como injusticia, como crimen, como barbarie, como incivilización. Y será el fin de la civilización, precisamente, si no luchamos, si no nos ponemos de pie, y unidos, voz en alto, exigimos Justicia!

Nos reúne su lucha, General … la misma lucha … liberar Nicaragua de los invasores; los ocupantes de hoy … liberarnos de la esclavitud de los organismos financieros internacionales; liberarnos de la infamia de un modelo que produce desempleo, ignorancia, abandono y pobreza extrema; calamidad tras calamidad … liberarnos de la mísera salud, mísera desocupación, mísera vida, y despiadada e imperdonable destrucción de los Recursos Naturales, de la Tierra, del Agua, de los bosques, de los ríos, del mar …

Liberarnos, General de Hombres y Mujeres Libres, de la peste inclemente de aquel, y de éste Siglo… la dominación imperial con todos sus derivados; el saqueo de nuestras riquezas; la proliferación de una mentalidad y una actitud que nos discapacita y denigra … el despojo de nuestras culturas, nuestras lenguas, nuestras formas de vida; la sustitución de nuestras identidades, la compra de nuestras almas, para imponernos, la visión uniforme, global le dicen, de los conquistadores, con formas de comunicación, que nos anclan en un mundo monotemático, que ignora la diversidad; un mundo tan artificial, que aún la ilusión de felicidad, es una mercancía inaccesible.

Ese mundo ajeno, General, desconoce la sencillez; el verdadero contento; la alegría del respeto a la dignidad, a los derechos, a la realización humana; Esa mirada dominante, nos niega la inteligencia, la creatividad, la experiencia, y la ciencia, acumulada por la Humanidad, y que debería, por lo tanto, servir a toda la Humanidad.

Quieren dominarnos cultivando entre nosotros, egoísmo e indiferencia… la confusión de lo realmente valioso, con lo que compra y vende. Se nos impone el comercio feroz, en todas las relaciones y formas de convivencia. La lucha es hoy, entonces, para recuperar la dimensión humana de la vida y las cosas; para vivir con valor, y valores; para descartar el vértigo de una cultura mercantil y consumista; para oponernos, creando un nuevo – o ¿será antiguo? – modo de ver y de vivir.

Necesitamos, para sobrevivir, y para desarrollarnos, un modelo solidario, comunitario, tranquilo, donde el Ser Humano y no el mercado, sea el centro; y donde lo Humano, las Culturas locales, la familia, el entorno natural, sean eje de los ideales, y de la vivencia cotidiana. Necesitamos crear un mundo más apacible, donde el efímero materialismo desaparezca, y la espiritualidad trascendente, florezca y fructifique.

Queremos salir de los espejismos; de las trampas y laberintos que muestran una abundancia material, sólo aparente, porque sólo existe en la publicidad y el marketing. La realidad nos demuestra que son muy pocos los que comen bien; muy pocos los que viven bien; menos los que se educan y tecnifican… También sabemos que son unos pocos cuantos los que consumen y despilfarran frenéticamente, los que nos devoran, mientras el mundo natural muere, el clima cambia, y nos amenaza a todos; mientras las mayorías languidecen, en el hambre, la ignorancia y la miseria más brutal.

Por eso decimos, General, que es la misma lucha; con distintas caras, y distintos frentes. Ahora talvez más difícil. Porque el enemigo se siente, pero no se vé. Se vive, se padece, pero no se entiende, no se identifica. Millones de seres humanos lo sufren, y no llegan a percatarse, de las causas que los empobrecen, empobreciendo con-ciencia y vida.

El mundo es hoy más complicado, es verdad. Y ante lo difícil; entre complejidades y complicaciones; y, por supuesto, también entre esperanzas e ilusiones … nos nutrimos de ejemplos valederos, y sobre todo del orgullo y la dignidad, recuperadas para el ser nicaragüense, indo-americano, latinoamericano, y caribeño, que en el ALBA, en el Aura-Aurora, en el Amanecer … tenemos derecho a avanzar, y a prosperar de verdad …

Frente a los desafíos, estamos creciendo, en fuerza espiritual, en conciencia, voluntad, y unidad… Y creciendo, General, rompemos velos, como dice su Teosofía, y podemos ver claramente, qué y quiénes somos; de dónde venimos, y hacia dónde vamos… Podemos reconocernos, saborear la libertad, y sabernos grandes, llenos de misterio y posibilidad.

Como usted sabe, General, la vida, no espera. La vida de los empobrecidos depende de esa ruptura imprescindible, de la iluminación de la conciencia, que trae certeza, compromiso, y unión.

Este es un Siglo de profundas transformaciones personales y colectivas; un siglo de revoluciones, en evolución. Ahora tenemos que unirnos para transformarnos y transformar, desde las ideas, con las ideas, para que sobrevivan las ideas, y para que sobrevivan y se desarrollen
las personas… con conocimiento de su propio poder!

Sabemos que la inteligencia resultará victoriosa, frente a la demencia que nos ha venido destruyendo. Este es el siglo de los pueblos. Lo dijeron los Profetas de la Antigüedad. Es el Siglo de la Unión de los pueblos. Es el Siglo del retorno al alma, al Amor, a la Naturaleza; al ALBA. Y a la vida en la Luz del ALBA Anunciada, Mágica, Maravillosa, donde la Conciencia nos moviliza, y nos incluye, como seres de sabiduría y capacidad.

Es el Siglo de la vigencia de las cosmogonías y culturas originarias; el siglo que debe asegurar ese triunfo del espíritu sobre la locura; y de la ética sobre la sinrazón.
Esa victoria, General, será de personas sencillas, como usted, unidas en sentimientos, y movimientos que van innovando las maneras de luchar … Desde la conciencia y por la con-ciencia, se avanza en una Revolución permanente, que se cuestiona, cambia, incorpora y crece, porque

– reconoce el Valor de las Culturas y de la Vida
en todas sus expresiones
– aprecia y usa la inteligencia y la sensibilidad
– se reconcilia con la Naturaleza y sus ritmos
– cultiva y cosecha la Tierra con Respeto
– se nutre y disfruta sus propios alimentos
– trabaja, creando y recreando
– conoce la salud y la alegría
– enseña a vivir en Paz, Hermandad, Solidaridad
– aprende a vivir bien, a vivir mejor
– sabe que nada es, sin Amor…

La dignidad sostiene este sueño grande y libre como usted… ¡Sus fortalezas lo realizarán!

Vamos, mi General,
Siempre Más Allá,
hacia la Luz,
hacia la Verdad!

¡Arriba los Pobres del Mundo!
¡Más Democracia, Más Poder!

Queremos enviar un abrazo fuerte, fortísimo, a nuestra querida hermana Blanca Segovia Sandino Araúz, quien desde su casa, sigue con el corazón este acto de reconocimiento, homenaje y compromiso con las ideas, el ideario; con el ejemplo de su padre, el General Augusto C. Sandino.

Están con nosotros, familiares del General de Hombres y Mujeres Libres, sus nietos Walter Castillo Sandino, Julio César Castillo Sandino, Augusto Castillo Sandino; el Presidente de todas y todos, Comandante Daniel; el compañero René Núñez, Presidente de la Asamblea Nacional; primera Comisionada Aminta Granera, Jefe de la Policía Nacional; el compañero Oscar Mojica, del Ejército de Nicaragua; el compañero Bosco Gaitán, Alcalde de Niquinohomo; el compañero Miguel De Castilla, Ministro de Educación; el compañero Luis Hernández, Embajador de Cuba en Nicaragua ¡Que viva Cuba y que viva Fidel! El compañero Miguel Gómez, Embajador de Venezuela en Nicaragua, ¡que viva el ALBA! ¡Que viva Venezuela, que viva Chávez! El compañero Heing Mi Hong, Embajador de la República Popular y Democrática de Corea en Nicaragua.

El profesor Orlando Pineda, Presidente de la Asociación Carlos Fonseca Amador; el compañero Orlando Núñez, Asesor del Presidente para asuntos sociales; el profesor José Antonio Cepeda, Secretario General de ANDEN; el compañero Jorge Martínez Delegado del Poder Ciudadano para el Departamento de Masaya; el compañero Mario Rivera, Director de Alfabetización y Educación de Adultos del Ministerio de Educación y Secretario General de Juventud Sandinista 19 de Julio; la compañera Ana Lazo, Presidente Ejecutiva de Correos de Nicaragua.

Están con nosotros por supuesto, todos ustedes, hermanos, que nos hemos congregado aquí para saludar con compromiso de victoria, al General de los Hombres y Mujeres libres, al Jefe de la Revolución Popular Sandinista, Augusto Sandino.

Quiero pedirle al Padre Gerardo Rodríguez, que se dirija a nosotros para bendecir esta asamblea, porque es un compromiso con el General Sandino; que se dirija a nosotros para hacer la invocación al Altísimo y pedir fuerzas para que podamos trabajar, avanzar; para que juntos, hermanados y reconciliados, podamos progresar.

también te puede interesar