Nicaragua

Contraloría investiga anomalías de Era Bolaños

La Contraloría General de la República practicará una auditoría especial en tres instituciones de gobierno y dos poderes del Estado, donde detectaron anomalías y gastos sin soporte en la ejecución del presupuesto de 2005, informó el lunes el presidente de esa institución, Luis Ángel Montenegro

Redacción Central |

La Contraloría General de la República practicará una auditoría especial en tres instituciones de gobierno y dos poderes del Estado, donde detectaron anomalías y gastos sin soporte en la ejecución del presupuesto de 2005, informó el lunes el presidente de esa institución, Luis Ángel Montenegro

La auditoría especial se realizará a la Asamblea Nacional, Corte Suprema de Justicia, Dirección General de Ingresos (DGI), Dirección General de Servicios Aduaneros (DGSA) y Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), indicó en rueda de prensa el funcionario. Montenegro no precisó la fecha en que iniciarán la auditoría especial a esas instituciones.

“En todas estas instituciones hemos recomendado auditorías especiales, porque sentimos que no existe una debida explicación para decir que la ejecución del presupuesto se hizo de la manera correcta”, destacó el titular de la CGR.

“Más de 70 auditores de la Contraloría -afirmó Montenegro- no encontraron soporte contable para el uso de más de 500 millones de córdobas”, equivalentes a casi 30 millones de dólares de acuerdo al tipo de cambio de la época.

La fuente señaló que en una auditoría financiera de ejecución del presupuesto del año 2005, practicada en 19 instituciones públicas, encontraron “irregularidades” en cinco instituciones por un total de 647,5 millones de córdobas (35,3 millones de dólares).

En el caso de la Asamblea Nacional, agregó Montenegro, los auditores revisarán un préstamo de más de tres millones de córdobas (165,000 dólares) que la directiva legislativa del 2004 contrató con un banco privado y pagó aparentemente con su presupuesto “para beneficiar a algunos diputados suplentes”, pues entre otras cosas, se pagó salarios a diputados suplentes que ocupaban cargos en el gobierno donde también devengaban sueldos, lo cual es “ilegal”.

En la DGI hallaron sobre-ejecución presupuestaria de 2.3 millones de córdobas (unos 124,000 dólares), devoluciones de impuestos a los contribuyentes y certificados de crédito tributario por el orden de 315.5 millones de córdobas (unos 17.2 millones dólares) sin ningún soporte, entre otros hallazgos, según esa auditoría financiera.

En la Corte Suprema de Justicia se desconoce el paradero de diez millones de córdobas (unos 545,100 dólares) que generó en ingresos propios ese poder del Estado y que no fueron incorporados al presupuesto de la entidad durante 2005 ni depositados en la cuenta de la Tesorería de la República, anotó Montenegro.

En el Ministerio del Transporte los auditores buscarán el soporte de más de 18 millones de córdobas (980 mil dólares) que supuestamente fueron ejecutados para un proyecto de caminos en el norteño departamento de Estelí, pero que no fueron encontrados en los registros oficiales.

En la Dirección General de Ingresos, adscrita al Ministerio de Hacienda, se desembolsaron casi 21 millones de dólares en devolución de impuestos y pago de certificados de crédito tributario “sin que exista justificación contable ni detalle de quiénes fueron los beneficiarios”, dijo Montenegro.

Añadió que en la misma entidad se registró un faltante equivalente a un millón de dólares correspondientes a recaudaciones de impuestos que no fueron enterados.

También se detectaron anomalías en la Dirección General de Aduanas, donde se encontró una sobre ejecución presupuestaria de 730.000 dólares, y en el Parlamento Nacional, cuyas autoridades aprobaron créditos bancarios por 200.000 dólares a favor de algunos diputados, los cuales no han sido cancelados.

también te puede interesar