Medio ambiente domina semana en Nicaragua

La desastrosa situación medioambiental que padece Nicaragua, por la falta de políticas estatales que frenen la deforestación y la contaminación de las cuencas acuíferas, dominó el panorama noticioso en la semana que hoy concluye

La desastrosa situación medioambiental que padece Nicaragua, por la falta de políticas estatales que frenen la deforestación y la contaminación de las cuencas acuíferas, dominó el panorama noticioso en la semana que hoy concluye
» Opuesto Daniel a construir canal interoceánico por Lago Nicaragua
» Neoliberalismo destruyó medioambiente en Nicaragua, denuncia Daniel

El alarmante estado en que se encuentran bosques, ríos y lagos del país salió a relucir durante sendas presentaciones del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARENA), y del Instituto Nacional Forestal (INAFOR).

Según el director de INAFOR, William Schwartz, en Nicaragua han desaparecido 70 mil hectáreas de bosque anuales desde 1983 a 2000, como resultado de la tala indiscriminada.

De mantenerse ese ritmo, alertó, para 2055 habrán desaparecido todas las áreas boscosas del país, que actualmente se estiman en unas tres millones 500 mil hectáreas.

El presidente Daniel Ortega, quien escuchó ambas presentaciones, responsabilizó al “capitalismo salvaje” de la desastrosa situación medioambiental existente en Nicaragua.

De acuerdo con el líder sandinista, desde la introducción de las políticas neoliberales en ese país a partir de 1990, los bosques comenzaron a reducirse, como resultado -dijo- del saqueo de la madera por parte de empresas nacionales y extranjeras.

A esto se une, recordó, la necesidad de los campesinos y de las personas pobres, que tienen en la leña la única fuente de combustible para preparar sus alimentos.

Para revertir esa situación, Ortega exhortó al campesinado a utilizar las cocinas de gas, que con sus correspondientes cilindros, serán suministradas por Venezuela, en el contexto de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA).

El mandatario ordenó a su vez a la ministra del MARENA, Juana Argeñal, tomar medidas con 11 empresas que, según el informe, son las principales contaminadoras de las reservas acuíferas del país.

Ortega anunció además que su gobierno gestionará, con países amigos que no identificó, la adquisición de helicópteros y lanchas patrulleras para velar por la protección de los recursos forestales y marítimos del país.