Nicaragua

Gobierno sandinista a la ofensiva en Nicaragua

Cumplidos los primeros 100 días, el gobierno sandinista inició un despegue vertiginoso, encaminado a cumplir sus promesas de dar un vuelco a la situación de pobreza y orfandad social en que vive hoy la mayoría de la población nicaragüense

Redacción Central |

Cumplidos los primeros 100 días, el gobierno sandinista inició un despegue vertiginoso, encaminado a cumplir sus promesas de dar un vuelco a la situación de pobreza y orfandad social en que vive hoy la mayoría de la población nicaragüense

Sendos programas de lucha contra el hambre, el analfabetismo, la falta de atención médica y la desidia estatal hacia el deporte fueron anunciados en los últimos días por el gabinete que encabeza el presidente, Daniel Ortega.

Las presentaciones se hicieron de manera pública, con transmisiones en vivo por radio y televisión, con lo que además de llevar la esperanza a cada rincón de Nicaragua, se acallaron las voces opositoras que acusan al gobierno de inmovilidad y secretismo.

El Programa Productivo Alimentario, popularmente conocido como Hambre Cero, por ejemplo, pretende beneficiar a 75 mil familias campesinas nicaragüenses en cinco años, el mismo tiempo que dura el periodo presidencial de Ortega.

Como su nombre lo indica, el objetivo es garantizar que cada familia tenga en su mesa leche, carne, huevo, granos y demás productos que integran la dieta básica de los nicaragüenses, producidos con sus propios esfuerzos.

El proyecto insignia del gobierno sandinista contempla la entrega a cada núcleo familiar de una vaca y una cerda, ambas gestadas, aves de corral, semillas, plantas frutales, un biodigestor y otros insumos.

Otro programa de fuerte impacto social será la erradicación del analfabetismo para 2009, mediante una nueva campaña que involucra la ayuda de Cuba, Venezuela y activistas españoles e italianos.

La cruzada, que llevará el nombre del Héroe Nacional cubano, José Martí, en reconocimiento a la ayuda brindada por la isla caribeña, pretende enseñar a leer y a escribir a 870 mil ciudadanos entre el 18 de mayo próximo y agosto de 2009.

La salud pública, cuya gratuidad por principio constitucional sólo vino a hacerse realidad con la vuelta al poder del sandinismo el 10 de enero pasado, registrará un gran impulso, también con la asistencia de Cuba.

Sendas brigadas médicas cubanas se ubicarán en ambas regiones autónomas de la Costa Caribe, zonas cuya baja densidad poblacional contrasta con la alta incidencia de enfermedades prevenibles, pero sometidas a un abandono estatal casi endémico.

Especialistas cubanos garantizarán también la recuperación de la visión a todos los nicaragüenses enfermos de catarata, de forma totalmente gratuita.

A nivel nacional se busca institucionalizar la medicina preventiva, y se realizan campañas de vacunación masiva, algo hasta ahora inédito.

Que Nicaragua, con más de cinco millones de habitantes, cuente con una sola piscina olímpica, y que carezca de una escuela de profesores de Educación Física, asignatura que tampoco está incluida en el currículo escolar, dice mucho de la situación del deporte en el país.

Revertir esa situación, lograr la masificación de la práctica de deportes entre la población como una forma sana de esparcimiento, y formar atletas de alto rendimiento se encuentran entre los planes de las nuevas autoridades.

también te puede interesar