Nicaragua

Buscan al enlace nicaragüense del cártel mexicano de Sinaloa

La Policía local busca hoy a un nicaragüense sindicado como el jefe del área marítima de la plataforma de apoyo construida por el en el territorio nacional, la cual fue desarticulada en los últimos días

Redacción Central |

La Policía local busca hoy a un nicaragüense sindicado como el jefe del área marítima de la plataforma de apoyo construida por el cartel mexicano de Sinaloa en el territorio nacional, la cual fue desarticulada en los últimos días

De acuerdo con el subcomisionado César Cuadra, jefe de Divulgación y Prensa del cuerpo policial, se trata de Carlos Cisnado, en una de cuyas viviendas se encontró ayer una carabina M-1 y gran cantidad de municiones.

Cisnado, afirmó el vocero, sirvió de testaferro para el cártel de Sinaloa en la compra de varias propiedades en la costa del Pacífico nicaragüense, las cuales habrían sido utilizadas para el trasiego de cocaína procedente de Suramérica.

En una de las fincas allanadas la semana pasada, las autoridades encontraron una lancha rápida presuntamente utilizada para actividades de narcotráfico.

El nicaragüense también habría servido de enlace entre el mexicano José Juvenal Mendoza y el propietario de una finca ubicada a 67 kilómetros al norte de Managua, donde el sábado se descubrió una pista de aterrizaje clandestina.

Mendoza, identificado como uno de los cabecillas del cártel mexicano, fue detenido el viernes junto a otros cuatro mexicanos, mientras transitaban a bordo de un vehículo por la carretera Panamericana.

Tras el arresto de los extranjeros, las fuerzas del orden llevaron a cabo varios operativos durante el fin de semana, y detuvieron a 26 personas, entre ellos a otro mexicano y a dos guatemaltecos.

Según el diario La Prensa, entre los detenidos se encuentra un presunto sicario contratado por el Cártel de Sinaloa para atentar contra la jefa de la Policía, primera comisionada Aminta Granera.

Las amenazas de muerte contra la máxima autoridad policial de Nicaragua fueron confirmadas semanas atrás por la propia Granera, quien achacó los planes de atentado a la molestia de los narcotraficantes por los recientes decomisos de droga en el país.

Durante 2006, según los reportes, las autoridades decomisaron más de 10 toneladas de cocaína en territorio nicaragüense, el cual es utilizado como corredor de la droga que se trafica desde Suramérica hacia Estados Unidos.

también te puede interesar