Nicaragua

Organismo financiado por EEUU quiere causar el caos en la educación, denuncia ANDEN

La Asociación de Educadores de Nicaragua (Anden) acusó el miércoles al estadounidense Instituto Republicano Internacional (IRI) de pretender desestabilizar al gobierno de Daniel Ortega con la organización de una huelga magisterial

Redacción Central |

La Asociación de Educadores de Nicaragua (Anden) acusó el miércoles al estadounidense Instituto Republicano Internacional (IRI) de pretender desestabilizar al gobierno de Daniel Ortega con la organización de una huelga magisterial

Un grupo de alrededor de 700 de los 39,700 maestros iniciaron una huelga de brazos caídos el pasado 30 de marzo en demanda de un incremento salarial de 30 dólares.

El profesor José Antonio Zepeda, secretario general de Anden, aseguró que la huelga es una trama artificialmente creada por el IRI con respaldo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) para desestabilizar al gobierno de Daniel Ortega.

Zepeda aseguró que estos organismos tienen diseñado un plan desde marzo pasado para desestabilizar al sistema educativo y de salud de Nicaragua, dos sectores emblemáticos para el gobierno de Ortega.

Recordó que una de las primeras decisiones del gobierno, a partir del diez de enero pasado, fue declarar la gratuidad de la educación y salud en Nicaragua, “que en los últimos 16 años había sido privatizada”.

Subrayó que la huelga magisterial “es tan sólo un problema mediático, puesto que de 9.000 centros educativos existentes en todo el país, solamente en 40 se mantienen la protesta”.

En tanto, el ministro de Educación, Miguel de Castilla, vaticinó que la situación educativa del país se normalizará en su totalidad mañana jueves y sostiene que sólo unas 30 escuelas de las 9,220 apoyan el paro en los departamentos de Managua, Masaya, León y Matagalpa.

Agregó que no retrocederá en la decisión de destituir a cinco directores de los principales institutos de esta capital, a quienes acusan de haber cometido irregularidades durante su gestión. Uno de esos directores ya entregó su cargo a cambio de mantener su plaza de maestro en otro centro educativo.

El ministro dijo que los maestros en paro se oponen a la nueva política educativa, que abolió la llamada “autonomía escolar” que permitía una serie de actividades de recaudación de fondos y el cobro de cuotas a los padres de familia y estudiantes para el supuesto mantenimiento de los centros, compra de textos y papelería, entre otros.

El ministro advirtió que el gobierno no tiene fondos para reajustar el salario del magisterio nacional y confirmó que el incremento a los educadores se mantendrá en 308 córdobas (17 dólares) y no en los 550 (30 dólares) que reclaman los maestros en paro.

No obstante, aseguró que en el futuro el gobierno está dispuesto a estudiar una propuesta oficializada este miércoles por la Coordinadora Civil y otros organismos civiles que han sugerido una reforma presupuestaria para reajustar el salario de los maestros.

Georgina Muñoz, enlace nacional de la Coordinadora Civil que aglutina a unos 300 organismos no gubernamentales, propuso al gobierno utilizar parte de un fondo de unos 44 millones de dólares, resultante de la condonación de la deuda bilateral con el Banco Mundial, para destinar unos 12 millones de dólares en reajuste salarial a favor de los maestros.

Anden apoyó la propuesta, pero señaló que el fondo debe provenir de una reforma fiscal que “obligue a los banqueros y sectores pudientes del país a pagar sus impuestos”.

también te puede interesar