Nicaragua

Nicaragua toma distancia del Plan Puebla Panamá

La ausencia de Daniel Ortega de la cumbre presidencial en México, podría marcar el inicio del distanciamiento de Nicaragua del Plan Puebla Panamá (PPP), proyecto que pretende rescatar el mandatario

Redacción Central |

La ausencia de Daniel Ortega de la cumbre presidencial en México, podría marcar el inicio del distanciamiento de Nicaragua del Plan Puebla Panamá (PPP), proyecto que pretende rescatar el mandatario

Las reticencias del líder sandinista parten de la inclusión de Colombia en una iniciativa que fue lanzada en junio de 2001, por el anterior presidente de la nación azteca, Vicente Fox, y que desde su nacimiento cuenta con numerosos detractores.

“Nos llama la atención, porque este es un encuentro que tiene sus orígenes cuando se habló de buscar la integración mesoamericana y, Colombia, no pertenece a Mesoamérica”, advirtió Ortega la semana pasada, cuando anunció que no iría a la cumbre de Campeche.

En opinión del presidente nicaragüense, con la extensión del PPP hasta más allá del istmo centroamericano para abarcar también a Bogotá, algunos gobernantes del área buscan favorecer a la nación suramericana, que mantiene un diferendo territorial con Nicaragua.

Ortega acusó directamente a algunos mandatarios anteriores de Honduras y Costa Rica de haber “metido a Colombia (en el PPP), para tratar de delimitar territorios fronterizos que, en primer lugar, tendrían que delimitar -dijo- los centroamericanos.

El litigio fronterizo entre Managua y Bogotá abarca la isla San Andrés, y los cayos Roncador, Quitasueños, Serranos, -todos en el Mar Caribe-, y su solución está en manos de la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Ese tribunal de las Naciones Unidas también tiene en sus manos una demanda interpuesta por Costa Rica contra Nicaragua por los derechos de navegación sobre el río San Juan, mientras que Managua reclama a Honduras un nuevo trazado de la delimitación marítima en el Atlántico.

Pese a su denuncia, Ortega anunció que su gobierno estará representado en Campeche por el vicepresidente, Jaime Morales Carazo, porque, aclaró “todo foro es importante, así como tener presencia en ellos”.

“Nuestra presencia en esa reunión, con el Vicepresidente Jaime Morales, no significa que estemos avalando, bajo ningún punto de vista, estos intentos de querer despojar a Nicaragua”, aclaró.

El mandatario sandinista dejó entrever que él habría asistido con gusto a Campeche si la agenda de la reunión contemplara discutir la integración de todos los países latinoamericanos.

“Diferente sería que hablemos de un encuentro de latinoamericanos; nosotros luchamos por la unidad latinoamericana tal y como está planteado en la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), como se viene planteando en América del Sur”, dijo.

Sumar a Nicaragua al proyecto integracionista que impulsan Venezuela, Cuba y Bolivia fue una de las primeras decisiones políticas que tomó Ortega, tras su vuelta al poder el 10 de enero pasado.

El ALBA se basa en la cooperación, la solidaridad y la complementariedad, mientras que para muchos, el PPP es parte de la llamada Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), que Estados Unidos pretendió imponer, sin éxito, en la región.

también te puede interesar