Nicaragua

Nicaragua espera fallo justo en litigo fronterizo con Honduras

Nicaragua espera un fallo acorde con sus “expectativas justas” en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, pero respetará la decisión del tribunal sobre el litigio territorial con Honduras, aseguró una fuente oficial

Redacción Central |

Nicaragua espera un fallo acorde con sus “expectativas justas” en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, pero respetará la decisión del tribunal sobre el litigio territorial con Honduras, aseguró una fuente oficial

“Nosotros vamos a acatar el fallo de la Corte Internacional, en eso no hay ninguna duda, pero yo espero que la Corte se pronuncie con un dictamen justo, que responda a las expectativas justas que ha presentado Nicaragua”, declaró el canciller Samuel Santos.

El jefe de la diplomacia nicaragüense hizo las declaraciones a la prensa tras el recibimiento oficial que le ofreció anoche el presidente Daniel Ortega al nuevo embajador de Cuba, Luís Hernández.

La demanda presentada por Managua ante la Corte Internacional de la ONU con sede en Holanda, se basa en la delimitación marítima que reclaman ambos países en el Mar Caribe.

Nicaragua alega que sus límites territoriales se extienden hasta el paralelo 17, mientras que Tegucigalpa sostiene que la frontera nicaragüense llega hasta el 15.

El gobierno nicaragüense decidió llevar su reclamo a La Haya en 1999, luego de que el congreso hondureño ratificara el Tratado de Delimitación Marítima López-Ramírez suscrito por Honduras y Colombia en 1986.

Según las autoridades locales, ese convenio le cercena más de 130 mil kilómetros cuadrados de sus aguas territoriales.

La Corte escuchará mañana y el viernes los últimos alegatos de la defensa hondureña, luego de que la parte nicaragüense culminara sus presentaciones.

Los jueces podrían tener listo su veredicto para el último trimestre del año en curso.

En sus declaraciones a la prensa local y extranjera acreditada en Managua, el jefe de la diplomacia nicaragüense lamentó que exista este tipo de diferendo “entre países y pueblos hermanos”.

Tras abogar por superar estos problemas con buena voluntad, Santos consideró que lo ideal hubiese sido haber invertido el dinero gastado por Nicaragua y Honduras en La Haya, en resolver los problemas de pobreza, y en mejorar la salud y la educación.

también te puede interesar