Nicaragua

Ortega exhorta a EE.UU. a ayudar a ex contras

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, instó a Estados Unidos a aportar fondos para mejorar las condiciones de vida de los desmovilizados de la guerra financiada por Washington contra la Revolución Sandinista en los años 80

Redacción Central |

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, instó a Estados Unidos a aportar fondos para mejorar las condiciones de vida de los desmovilizados de la guerra financiada por Washington contra la Revolución Sandinista en los años 80

“Quisiera que el gobierno de Estados Unidos y que el presidente George W. Bush, tomen en cuenta la responsabilidad que tuvo Estados Unidos en esa guerra durante el gobierno de Ronald Reagan, y que contribuyan”, expresó el pasado miércoles el mandatario.

Ortega recordó que en los años 80, Washington burló las leyes escándalo Irán-Contras, e incluso recurrió al narcotráfico, para conseguir los fondos y las armas para los contrarrevolucionarios que combatían al gobierno sandinista.

“Así como invirtieron centenares de millones para la guerra, que ahora pongan de sus recursos para la paz. Sería una acción que nosotros aplaudiríamos”, aseveró En opinión del líder sandinista, el gobierno norteamericano debería aportar al menos 300 millones de dólares al Consejo de Reconciliación y Paz, creado por su gobierno para atender las demandas de los desmovilizados de ambos bandos.

“A estos miles de desmovilizados de la Resistencia (también conocidos como ex contras), que hoy están en la desgracia, que no los abandonen, y que aporten”, recalcó Ortega, quien esta miércoles se entrevistó con el cardenal Miguel Obando.

El purpurado nicaragüense, a quien el jefe de Estado pidió dirigir el Consejo de Reconciliación, regresó la víspera del Vaticano, adonde viajó a fin de solicitar la autorización del Papa Benedicto XVI para asumir el cargo.

En declaraciones a la prensa, Obando dijo contar con el apoyo tácito del Sumo Pontífice para aceptar la propuesta, dado que no se trata, dijo, de un cargo político ni partidario.

Estoy aceptando (el cargo) en mi carácter personal, y el Santo Padre quiere realmente que trabajemos a favor de la reconciliación, aseguró el cardenal.

también te puede interesar