Nicaragua

Más corrupción en Era Bolaños

La Contraloría General de la República (CGR) confirmó serias irregularidades en la venta de decenas de propiedades que directivos de la Junta Liquidadora del Banco de la Vivienda de Nicaragua (Bavinic), autorizaron a partir de enero de 2005 hasta abril de 2006, lo que puede significar un grave perjuicio para el Estado de Nicaragua

Redacción Central |

La Contraloría General de la República (CGR) confirmó serias irregularidades en la venta de decenas de propiedades que directivos de la Junta Liquidadora del Banco de la Vivienda de Nicaragua (Bavinic), autorizaron a partir de enero de 2005 hasta abril de 2006, lo que puede significar un grave perjuicio para el Estado de Nicaragua

El vicepresidente de la Contraloría, Lino Hernández, dijo a END que actualmente se realiza una auditoría sobre la venta de cerca de 300 propiedades ubicadas en el departamento de Managua, mientras el titular de la entidad Luis Ángel Montenegro, señaló que hasta ahora lo investigado revela “un posible y grave daño al patrimonio estatal”.

De acuerdo con un informe fechado el pasado 8 de marzo sobre el estado de avance de una auditoría especial que el ente fiscalizador ejecuta actualmente, el monto por las ventas autorizadas en 2005 asciende a US,712,967.98, equivalentes de C,369,692.50.

En cambio, la suma por las ventas de terrenos ejecutadas desde el 1 de enero de 2006 hasta el 30 de abril de ese mismo año, se calcula en US5,936.77, es decir, unos C,215,903.15.

Los responsables de las irregularidades, de acuerdo con el ente fiscalizador, son los ex miembros de la Junta Liquidadora Adolfo Chamorro César, Víctor Arce Ugarte, Jerónimo Sequeira y William Báez.

De todos ellos, con el único con quien pudimos hablar del tema fue con Báez, quien señaló que fue liquidador sólo por tres meses: de febrero a abril de 2006, y que durante ese tiempo nunca se dio ninguna venta irregular.

“A mí me nombró el presidente Bolaños como Presidente de la Junta Liquidadora, y nunca pude asumir esa posición, me dejaron como director y no me dejaron nunca acceder a los documentos de 2005, que es la mayor parte del tiempo al que se refiere esa auditoría”, dijo Báez.

La auditoría especial, que surgió a raíz de una denuncia ciudadana, se encuentra avanzada en un 58%. A esta fecha, todavía falta conocer la explicación de los funcionarios involucrados en las ventas irregulares, entre los que destaca Chamorro César, presidente de dicha Junta Liquidadora, y ex presidente del Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (Invur)

Las anomalías

Entre las anomalías detectadas, según el informe preliminar de la Contraloría, está la rebaja de hasta el 75% sobre el precio base de los terrenos vendidos, procedimiento que los miembros de la Junta Liquidadora del Bavinic establecieron en el documento “Descripción de Procesos Operativos de Venta de Bienes Inmuebles Propiedad del Bavinic”, elaborado por ellos mismos.

“Solicitamos al asesor legal acreditado, nos indicara si la Junta Liquidadora tenía facultades legales para autorizar porcentajes del 40, 50 y hasta el 75% de rebaja sobre el precio base de los inmuebles a vender, rebajas que se encuentran contenidas como políticas de venta en el documento descrito”, se lee en el informe.

La conclusión del ente fiscalizador es que “la Junta Liquidadora no tenía facultades legales para establecer descuentos en la venta de bienes inmuebles pertenecientes al Bavinic, y por consiguiente la aplicación de los mismos podría ocasionar un posible perjuicio económico al erario público”, detalla el preliminar.

Báez señaló sobre ese asunto que “los otros directores aprobaron un reglamento interno que nunca lo firmé yo, porque realmente se hacían rebajas significativas a los precios, pero bueno, eso se va aclarar en la auditoría”.

Sostuvo que mientras estuvo en la entidad, nunca se dio ningún acto irregular, y que se opuso férreamente a la venta de áreas verdes en la Colonia Centroamérica. “Tengo todas las actas de los bienes que se vendieron en mi gestión, eran casitas pequeñas, nunca grandes propiedades”, afirmó.

Vendían sólo con oferta del comprador. No realizaron ningún avalúo

El informe detalla que la Junta Liquidadora del Bavinic autorizó la venta de propiedades basándose únicamente en la oferta que presentaba el comprador, sin tomar en cuenta la valuación del inmueble determinada por un perito, ni el respectivo avalúo catastral.

Asimismo, autorizaron ventas bajo la figura de reconocimiento de dominio, “obteniendo a cambio una compensación monetaria de parte del prominente comprador, sin contar con ningún avalúo para establecer una negociación con un valor razonable”.

Pero eso no es todo. Otra anomalía detectada fue que la Junta Liquidadora del Bavinic aprobó ventas de propiedades a favor de empleados de la institución, en clara violación al Código Civil y a la Ley de Probidad de los Servidores Públicos, según se confirmó con la asesora legal de la institución.

“Por otra parte, se encontró que la Junta Liquidadora autorizó venta de lotes con el precio de interés social de C,500.00 (cinco mil quinientos córdobas netos) en repartos y villas que no se encuentran contenidas dentro de las leyes 461 y 496, leyes que autoriza al Poder Ejecutivo la cancelación de adeudos y compra venta de viviendas de interés social”, puntualiza el informe de la Contraloría.

Los auditores identificaron ventas de inmuebles que no estaban contenidos en los registros de 2005 y 2006, igualmente autorizadas por la Junta Liquidadora del Bavinic.

“Lo que falta determinar es si hubo perjuicio, como aparentemente lo hubo para el Estado, para cuantificarlo y cumplir o que dicen las Normas de Auditoría Gubernamental, darles la oportunidad a las personas que están involucradas en estas irregularidades”, explicó el contralor Lino Hernández.

“En todas estas anomalías hasta vendieron una calle de la Colonia Centroamérica, sólo eso nos da una idea de la manera en que se manejaban las cosas en el Bavinic”, dijo el contralor Montenegro

Graves daños y enriquecimiento

El procurador general, Hernán Estrada, solicitó a la Contraloría que agilice la auditoría que realiza sobre las ventas de propiedades del extinto Banco de la Vivienda de Nicaragua (Bavinic), realizadas entre enero de 2005 y abril de 2006, ya que detectó graves irregularidades en estos procedimientos, según lo revela una carta firmada por él.

“Por medio del presente, deseo comunicarle que esta Procuraduría General de la República ha tenido conocimiento de graves daños al patrimonio del Estado por el señor Erick Benavides y otros miembros de la ya fenecida Junta Liquidadora del Bavinic, los cuales de forma coludida se han dedicado a estafar y enriquecerse con propiedades a favor de dicho banco, el cual le pertenece al Estado de Nicaragua”, expresó Estrada en su misiva, fechada el 7 de febrero.

“Conocemos de actos ilícitos como ventas de propiedades inmuebles que se encuentran a favor del Bavinic, los cuales sin ninguna autorización las están traspasando por medio de venta a precio de “guate mojado”, al igual que cancelaciones de hipotecas, ventas en las áreas verdes de la comuna y otras”, se lee en el texto.

La carta concluye: “Es por lo antes mencionado que le pido a usted en el carácter arriba mencionado, procedan a agilizar la auditoría en dicha entidad como es el Bavinic”.

también te puede interesar