Nicaragua

Inician debates sobre reformas constitucionales en Nicaragua

La reelección presidencial y el parlamentarismo asoman hoy como las manzanas de la discordia dentro de la recién instalada comisión legislativa que analizará posibles cambios a la Constitución nicaragüense

Redacción Central |

La reelección presidencial y el parlamentarismo asoman hoy como las manzanas de la discordia dentro de la recién instalada comisión legislativa que analizará posibles cambios a la Constitución nicaragüense

La caja de Pandora la abrió el coordinador de la gubernamental bancada sandinista, Edwin Castro, al exhortar a los nicaragüenses a no temer a que un mandatario electo por voto popular, quiera postularse para seguir en el cargo por otros cinco años.

“Dijimos que eso va a discusión. En lo personal no le temo a la reelección (…), yo creo en la democracia, debe decidir la gente votando”, aseveró Castro, al ser interrogado sobre si el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) promoverá esa reforma.

El legislador adelantó que buscarán también instalar un sistema parlamentarista, con el objetivo de eliminar “el sesgo de discrecionalidad” que exhibe el régimen presidencial.

La Constitución vigente, que ha sufrido varias modificaciones desde su aprobación en 1987, permite la reelección alterna, pero no inmediata.

Tras las declaraciones del diputado del partido gobernante, los opositores del FSLN pusieron el “grito en el cielo”, al considerar que se trata de una maniobra para beneficiar al sandinista Daniel Ortega, presidente de Nicaragua desde el 10 de enero pasado.

Maria Elena Sequeiro, quien integra la comisión especial por la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), dijo a la prensa local que el rechazo a la reelección “va de cajón”.

Esa es la primerita que no tiene tela de duda, nos oponemos, porque no hay reelección y eso es un paso primordial, aseveró la ex militante ,del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), la otra organización de derecha dentro del Parlamento unicameral.

Wilfredo Navarro, representante del PLC controlado desde su hacienda-prisión por el reo por corrupción y ex presidente Arnoldo Alemán, anunció que su partido también se opondrá a la propuesta.

Según Navarro, los liberales propondrán, en cambio, reducir de cinco a cuatro años el mandato presidencial, unificar los comicios generales y municipales, y recortar el aparato estatal.

La cuarta fuerza parlamentaria, el Movimiento Renovador Sandinista (MRS), también anunció que rechazará esa propuesta.

Para reformar la Constitución Política de Nicaragua se necesita del voto favorable del 60 por ciento de los 92 diputados que integran la Asamblea Nacional, y que los cambios sean aprobados en dos legislaturas.

El FSLN tiene 38 curules parlamentarios, más tres aliados, mientras que el PLC, la ALN y el MRS cuentan con 25, 22 y tres asientos, respectivamente.

también te puede interesar