Nicaragua

Mujeres nicaragüenses demandan mayor protección contra violencia

Una mayor protección judicial contra la violencia doméstica, y la despenalización del aborto terapéutico destacan entre las demandas de las féminas nicaragüenses, en ocasión de celebrarse hoy el Día Internacional de la Mujer

Redacción Central |

Una mayor protección judicial contra la violencia doméstica, y la despenalización del aborto terapéutico destacan entre las demandas de las féminas nicaragüenses, en ocasión de celebrarse hoy el Día Internacional de la Mujer

De acuerdo con la Red de Mujeres contra la Violencia, en lo que va de año, se han cometido 14 feminicidios en los hogares nicaragüenses, mientras que el año pasado murieron 178, a manos de sus parejas o ex parejas.

La organización reclama, a su vez, una mayor beligerancia de parte de las instituciones encargadas de impartir justicia, al denunciar que de 716 denuncias de maltratos recibidas por la Comisaría de la Mujer en 2006, sólo 200 recibieron atención.

La decisión de penalizar el aborto terapéutico, tomada por la Asamblea Nacional a finales del año pasado, es considerada también una violación de los derechos humanos de la mujer, por una gran parte del sector femenino nicaragüense.

Esa práctica médica era perfectamente legal en Nicaragua desde finales del siglo XIX, para los casos en que se determinara por medios científicos que el embarazo ponía en peligro la vida de la gestante, o fuese producto de una violación.

En la penalización del aborto terapéutico influyó notablemente la presión de la Iglesia Católica, que logró introducir el tema en la pasada campaña electoral, la cual concluyó con el triunfo del sandinista Daniel Ortega.

El nuevo gobierno, por su parte, difundió este jueves una propuesta de política de género que busca garantizar la igualdad entre hombres y mujeres, y acabar con la discriminación por razones de sexo en Nicaragua.

Dicho documento fue divulgado por la Primera Dama y coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo.

La igualdad de hombres y mujeres, además de ser un derecho humano, es una necesidad estratégica para la profundización de la democracia representativa y participativa, y para la construcción de una sociedad más justa y desarrollada, asegura el texto.

En un mensaje anterior de felicitación a las mujeres nicaragüenses, Murillo aseguró que se están creando condiciones para cambiar percepciones y desvanecer prejuicios que limitan el desarrollo del mal llamado sexo débil en el país.

“En Nicaragua, hoy, las mujeres, estamos volviendo a ejercer el poder, que por derecho propio, nos corresponde”, afirma la Primera Dama.

también te puede interesar