Nicaragua

Aseguran ajuste presupuestario sandinista rompe mito neoliberal

El proyecto de Presupuesto General para 2007 elaborado por el gobierno sandinista acabó con el mito de que en Nicaragua era imposible aumentar el gasto social sin alterar la estabilidad macroeconómica, aseguró hoy una fuente legislativa

Redacción Central |

El proyecto de Presupuesto General para 2007 elaborado por el gobierno sandinista acabó con el mito de que en Nicaragua era imposible aumentar el gasto social sin alterar la estabilidad macroeconómica, aseguró hoy una fuente legislativa

De acuerdo con el diputado Wálmaro Gutiérrez, los gobiernos anteriores, de corte neoliberal, alegaban que no se podía incrementar los gastos sociales, porque se alteraba la sanidad macroeconómica, y se ponía en riesgo el Fondo Monetario Internacional.

Ahora les demostramos que eso era falso, ya que logramos incrementar el gasto en mil 500 millones de córdobas (82 millones de dólares al cambio actual), para combatir la pobreza, afirmó el legislador, en declaraciones a la prensa local.

Según Gutiérrez, los ajustes apenas alteraron el déficit presupuestario, que de 0,2 por ciento se elevó ahora a 0,4 por ciento.

Ese proyecto de Presupuesto enviado por el Ejecutivo que encabeza el presidente Daniel Ortega fue aprobado la víspera por la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento unicameral, de la cual es vicepresidente el diputado sandinista.

El nuevo gobierno se limitó a hacer ajustes a la iniciativa presupuestaria presentada por el gobernante anterior, Enrique Bolaños, en octubre de 2006, para canalizar más fondos hacia los sectores sociales, aseguraron fuentes gubernamentales.

Según trascendió, el techo presupuestario que será aprobado por el plenario de la Asamblea Nacional la próxima semana será de más de 24 mil millones de córdobas (mil 318 millones de dólares).

Los ajustes trajeron un incremento de más de 75 millones de dólares, con respecto a la propuesta hecha por Bolaños.

El aumento fue posible en gran medida por el recorte salarial dispuesto por Ortega para todos los miembros de su gabinete, y a otras medidas de ahorro tomadas por el Ejecutivo, que permitieron reducir el gasto de ese poder del Estado.

También se incorporó una partida de 33 millones de dólares procedentes de la cooperación internacional, que según los diputados sandinistas, el gobierno anterior omitió deliberadamente.

Los nuevos fondos serán destinados a reforzar el presupuesto de Educación, Salud Pública y de Lucha contra la Pobreza, las tres prioridades de las nuevas autoridades sandinistas.

también te puede interesar