Nicaragua

Daniel advierte contra espiral de violencia en Centroamérica

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, abogó aquí por un rápido esclarecimiento del asesinato de tres diputados salvadoreños del Parlamento Centroamericano (PARLACEN), para evitar que se desate una espiral de violencia en la región

Redacción Central |

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, abogó aquí por un rápido esclarecimiento del asesinato de tres diputados salvadoreños del Parlamento Centroamericano (PARLACEN), para evitar que se desate una espiral de violencia en la región

“Estamos ante una situación que debe ser despejada rápidamente, porque de lo contrario corremos el riesgo de que en Centroamérica entremos de nuevo en una espiral de violencia y de inseguridad”, alertó este miércoles el jefe de Estado.

Los tres diputados del partido de gobierno de El Salvador y el chofer del auto en que se trasladaban fueron baleados y quemados hace dos días en una finca de las afueras de la capital guatemalteca, a donde se dirigían para una reunión del PARLACEN.

Ortega, quien este miércoles fue a saludar al cardenal Miguel Obando en ocasión del inicio de la Cuaresma en la religión católica, aseguró que había expresado sus condolencias al presidente salvadoreño, Antonio Saca, y a los familiares de las víctimas.

“Realmente estamos en una situación verdaderamente peligrosa, que nos afecta a todos los centroamericanos, y pone en riesgo todo lo que hemos logrado avanzar en cuanto a reconciliación y entendimiento”, aseveró este miércoles el mandatario.

En opinión de Ortega, ese crimen “repudiable” debe ser investigado a fondo, porque de lo contrario, dijo, se estarían sentando condiciones en Centroamérica para que después “empiecen las pasadas de cuenta” en cualquier país de la región.

De acuerdo con Ortega, es para conjurar el peligro de que se desate un espiral de violencia en el istmo, que su gobierno impulsa ahora en Nicaragua la reactivación del Consejo de Reconciliación, similar al que presidió en 1987 el cardenal Obando.

Señaló que la existencia de una deuda social con los desmovilizados de la Resistencia (Contras) y con los retirados del Ejército, partes que fueron contendientes durante la guerra de los años 80, es lo que obliga a formar de nuevo la Comisión.

Ortega reveló que había enviado una carta al Papa Benedicto XVI, en la que solicita la venia de Su Santidad para que el cardenal Obando sea autorizado a ocupar el cargo, el cual, aclaró, no es político.

El mandatario consideró, además, que cuando el Sumo Pontífice lea sobre el asesinato de los legisladores salvadoreños, “vera de lo urgente que se vuelve dar más espacio en estos momentos a favor de generar un clima de reconciliación en cada pueblo centroamericano”.

también te puede interesar