Nicaragua

Obando consulta al Vaticano sobre oferta de presidente nicaragüense

Managua – El cardenal Miguel Obando sólo espera hoy por la venia del Vaticano para aceptar el ofrecimiento que le hiciera el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, de encabezar el Consejo de Reconciliación y Paz, anunció el propio sacerdote

Redacción Central |

Managua – El cardenal Miguel Obando sólo espera hoy por la venia del Vaticano para aceptar el ofrecimiento que le hiciera el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, de encabezar el Consejo de Reconciliación y Paz, anunció el propio sacerdote

Yo aceptaría siempre que la Santa Sede me dé el visto bueno, aseguró Obando, cuyas palabras son interpretadas este miércoles por la prensa local como un desafío a la Conferencia Episcopal de Nicaragua.

Los obispos nicaragüenses habían expresado preocupación por la participación del Arzobispo Emérito de Managua en la institución creada por el gobierno sandinista para buscar la armonía entre todos los nacionales que se vieron envueltos en guerras pasadas.

El cardenal aclaró, sin embargo, que presidir el Consejo creado por decreto presidencial a finales de enero pasado, no implica formar parte de la administración de Ortega.

No se trata de ser miembro del gobierno sandinista, yo fui miembro de la Comisión de Reconciliación y nunca fui miembro del gobierno, hoy tampoco, aseveró el prelado, al recordar las funciones de mediador que asumió en el pasado.

Ortega, quien regresó a la presidencia de Nicaragua el 10 de enero pasado, reiteró ayer su ofrecimiento a Obando para que acepte el puesto.

En carta dirigida al prelado, el mandatario explicó que sólo se trataría de darle continuidad a la “extraordinaria misión” desarrollada por Obando en los años 80 del siglo pasado, cuando presidió una entidad similar.

De acuerdo con Ortega, el objetivo del Consejo es “continuar desarrollando ese vital trabajo de reunir, para la convivencia, la armonía, el respeto, y la comprensión, a todos los nicaragüenses, y en particular a los que participaron en conflictos armados”.

La nueva institución también promoverá políticas para ayudar a las comunidades y familias afectadas por la guerra.

La presencia del Cardenal dentro del Consejo es apoyada por los miembros de la antigua “Contra”, que se enfrentó al gobierno sandinista en los 80, en una guerra organizada y financiada por Estados Unidos, y ahora son aliados de Ortega.

también te puede interesar