Nicaragua

Daniel defiende derecho de Nicaragua a tener cohetes antiaéreos

Managua – El presidente Daniel Ortega defendió hoy el derecho soberano que le asiste a Nicaragua a tener misiles antiaéreos mientras algunos países de la región centroamericana posean aviación de combate

Redacción Central |

Managua – El presidente Daniel Ortega defendió hoy el derecho soberano que le asiste a Nicaragua a tener misiles antiaéreos mientras algunos países de la región centroamericana posean aviación de combate

Si en Centroamérica no hubiese aviación, sencillamente no habría razón para tener los misiles, pero como hay aviación de guerra, eso nos obliga a tener misiles, recalcó el mandatario, tras reunirse aquí este lunes con el obispo metodista argentino Federico Pagura.

El tema de los cohetes portátiles del tipo SAM-7, en poder del Ejército de Nicaragua, resurgió con fuerza en los últimos días, luego de que las fuerzas de derecha en el Parlamento comenzaron a presionar para lograr la destrucción de una parte de ese armamento.

Ortega advirtió, sin embargo, que existe una situación de “inconstitucionalidad”, porque el Presidente de la República no ha enviado al Parlamento unicameral ninguna solicitud al respecto.

Recordó que la petición para destruir los cohetes de fabricación soviética fue hecha por el mandatario anterior, Enrique Bolaños, quien para complacer a Estados Unidos logró destruir una buena parte de ese armamento.

Ya Bolaños no es el presidente, recalcó Ortega, quien calificó de “antipatrióticos” a los legisladores que buscan eliminar al menos 651 de los mil 51 SAM-7 que permanecen en poder de las fuerzas armadas.

Los cohetes llegaron a Nicaragua en los años 80 procedentes de la antigua Unión Soviética, y en momentos en que el gobierno sandinista de entonces enfrentaba una guerra civil organizada y financiada por Washington.

“Hay algunos que piensan que si hay una exigencia de la Potencia, de Estados Unidos, hay que correr a cumplirla”, dijo Ortega, en alusión a las presiones del país norteño, cuyas autoridades alegan que los SAM-7 pueden caer en manos de terroristas.

Washington volvió a terciar este lunes en el tema por medio de su embajada en Managua, la cual emitió un comunicado con la intención de desmentir al líder sandinista, quien el viernes pasado justificó su oposición a desarmarse, con la proyectada renovación de la aviación hondureña.

Según la legación diplomáticos, las aeronaves que entregará Washington a Tegucigalpa son para tareas de reconocimiento, pero de acuerdo con el líder sandinista, esos aparatos pueden ser artillados con facilidad, para convertirlos en aviación ofensiva.

Yo reconozco la decisión soberana de Honduras de armarse, pero también es una decisión soberana de Nicaragua defender el armamento que tiene, recalcó Ortega.

también te puede interesar