Nicaragua

Alertan sobre inminente desalojo de nicaragüenses en Costa Rica

Managua – Una organización no gubernamental local solicitó al presidente Daniel Ortega mediar ante su homólogo costarricense Oscar Arias para conjurar la amenaza de desalojo que pende hoy sobre miles de nicaragüenses ilegales en el vecino país

Redacción Central |

Managua – Una organización no gubernamental local solicitó al presidente Daniel Ortega mediar ante su homólogo costarricense Oscar Arias para conjurar la amenaza de desalojo que pende hoy sobre miles de nicaragüenses ilegales en el vecino país

El urgente llamado al mandatario sandinista, quien asumió la presidencia de Nicaragua el 10 de enero pasado, está reflejado en un comunicado de la Red Nicaragüense de la Sociedad Civil para las Migraciones (RNSCM), al que tuvo acceso Prensa Latina.

El texto explica que se trata de 367 familias binacionales y costarricenses a punto de ser expulsadas de un asentamiento ilegal en el llamado Triángulo Solidaridad Tibás-Zurqui, en Costa Rica.

De acuerdo con la coordinadora nacional de la RNSCM, Martha Cranshaw, la orden de desalojo ya fue dictada por la Sala IV del Tribunal Constitucional costarricense.

En esencia, lo que la organización defensora de los derechos de los inmigrantes pide a Ortega es “interponer sus buenos oficios para retardar la ejecución del desalojo”.

También insta al jefe de Estado nicaragüense a acordar con su vecino acciones de inversión conjunta y gestión internacional para reubicar a población y familias de ambas naciones viviendo en asentamientos ilegales.

El terreno donde están asentadas las familias, que en su mayoría proceden de los departamentos nicaragüenses de Managua, Granada y León, pertenece al Ministerio de Obras Públicas y Transporte de Costa Rica, agrega el comunicado.

La Red exhorta además al gobierno de Nicaragua a instalar un consulado móvil en la zona para identificar las necesidades de documentos básicos, inscribir a los hijos e hijas de nicaragüenses y recibir las solicitudes de visas.

Costa Rica se convirtió en los últimos 16 años en el principal destino de los emigrantes nicaragüenses, agobiados por la falta de trabajo y de oportunidades en su tierra natal, donde más del 70 por ciento de la población vive en condiciones de pobreza.

De acuerdo con cifras extraoficiales, más de 800 mil nicaragüenses trabajan legal o ilegalmente en la vecina nación, principalmente en labores agrícolas y empleos domésticos.

también te puede interesar