Nicaragua

Hay razones para alegrarse, afirma embajador venezolano en Nicaragua

Managua – Hay razones para alegrarse, aseguró el embajador de Venezuela en Nicaragua, Miguel Gómez, al comentar los acuerdos de cooperación suscritos recientemente por el presidente Hugo Chávez con su homólogo sandinista Daniel Ortega

Redacción Central |

Managua – Hay razones para alegrarse, aseguró el embajador de Venezuela en Nicaragua, Miguel Gómez, al comentar los acuerdos de cooperación suscritos recientemente por el presidente Hugo Chávez con su homólogo sandinista Daniel Ortega

Entrevistado este miércoles en un programa vespertino del canal 11 de la televisión local, el diplomático resaltó la “excelente intención, disposición y capacidad” que tiene Caracas para cumplir con todo lo rubricado por Chávez la semana pasada en Managua.

Tras recordar que el primer paso concreto fue la condonación de la deuda de 31 millones 876 mil dólares que tenía Nicaragua con Venezuela, el diplomático señaló que el proyecto más ambicioso será la construcción de una refinería en territorio nicaragüense.

Con la tecnología actual, la refinería, con capacidad para procesar hasta 150 mil barriles diarios de crudo, podría estar construida en dos o tres años, para beneficio de los dos países, afirmó.

Para Nicaragua en particular, sería una fuente importante de trabajo, además de que permitiría abaratar los precios del combustible, apuntó Gómez.

De acuerdo con el representante de Caracas en Managua, el objetivo a largo plazo es convertir a la nación centroamericana en un “exportador energético” hacia el resto de Centroamérica, a partir del excedente de crudo refinado.

Hasta ahora hemos convenido el suministro de 10 mil barriles de petróleo diarios, recordó Gómez, quien mencionó la posibilidad de extender hasta Nicaragua el gasoducto que construye actualmente desde Venezuela hasta Panamá.

El diplomático consideró que el uso del gas licuado puede ayudar al detener la tala indiscriminada de los bosques en un país donde según estimados, el 60 por ciento de la población utiliza la leña como combustible doméstico.

La instalación de dos plantas procesadoras de aluminio, la construcción de carreteras y la apertura de una oficina del Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (BANDES) también se incluyen en los planes de cooperación del país sudamericano.

En el caso de la entidad bancaria, Gómez adelantó que el BANDES dispone ya de 20 millones de dólares para otorgar créditos, a mediano plazo y bajos intereses, a los nicaragüenses interesados en adquirir equipos agrícolas o formar cooperativas de cualquier tipo.

Del fondo mencionado, la mitad (10 millones de dólares) fueron donados por el gobierno venezolano para proyectos de inversión social.

“Estoy seguro que en tres o cuatro años, Nicaragua va a dar un cambio gigantesco”, sentenció el embajador.

La cooperación venezolana se inscribe dentro de la Alternativa Bolivariana para las Américas, un proyecto integracionista promovido además por Cuba y Bolivia, al cual se sumó Nicaragua al día siguiente de la toma posesión de Ortega la semana pasada.

también te puede interesar