Nicaragua

Daniel propone reforma para “acercar relación” con fuerzas armadas

Managua – El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, pidió al Parlamento la “reforma urgente” de una ley del Estado en procura de una “mayor relación y cercanía” con las fuerzas armadas y de seguridad, informaron hoy fuentes legislativas

Redacción Central |

Managua – El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, pidió al Parlamento la “reforma urgente” de una ley del Estado en procura de una “mayor relación y cercanía” con las fuerzas armadas y de seguridad, informaron hoy fuentes legislativas

El diputado liberal Wilfredo Navarro, primer secretario del Parlamento, declaró a periodistas que la iniciativa fue recibida este lunes y podría ser aprobada al final de esta semana, previo consenso con las autoridades de las entidades involucradas.

“El presidente solicitó trámite de urgencia para las reformas y adiciones a la Ley 290 (sobre la competencia y procedimientos del Poder Ejecutivo), la mayor parte de las cuales van dirigidas a afectar a los ministerios de Gobernación (Interior) y Defensa”, dijo.

Según Navarro, Ortega busca “una mayor cercanía” con ambas instituciones, y en especial desea “una relación directa” con la jefatura de la Policía Nacional, a cargo de la comisionada y ex guerrillera sandinista, Aminta Granera.

El legislador dijo que han citado para el próximo miércoles a Granera y al máximo jefe del Ejército, general Omar Hallesleven, a fin de conocer su opinión y discutir “el alcance de estas reformas”.

Indicó que la iniciativa presidencial incluye la creación del Ministerio de Energía y Minas, y plantea “adaptaciones” a los ministerios de Educación y de la Familia, así como la reorganización de algunos entes autónomos del Ejecutivo.

Durante el primer gobierno revolucionario de Daniel Ortega (1979-1990), existió en Nicaragua el Ejército Popular Sandinista y la Policía Sandinista, leales al partido Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN, izquierda).

Tras la derrota electoral de los sandinistas en 1990, ambas instituciones iniciaron un proceso de institucionalización y desde entonces mantienen estricta obediencia al poder civil.

Daniel Ortega ganó las elecciones de noviembre pasado y retornó al poder el miércoles anterior, para un mandato de cinco años.

también te puede interesar