Nicaragua

Nicaragua entra al ALBA de la mano de sandinista Daniel

Managua – La vuelta al poder del sandinista Daniel Ortega, y la inmediata adhesión de Nicaragua a la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) acapararon el panorama noticioso local e internacional en la semana que concluye

Daniel Ortega, Hugo Chávez, Evo Morales y Machado Ventura
Daniel Ortega, Hugo Chávez, Evo Morales y Machado Ventura en la inmediata adhesión de Nicaragua al ALBA. |

Redacción Central |

Managua – La vuelta al poder del sandinista Daniel Ortega, y la inmediata adhesión de Nicaragua a la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) acapararon el panorama noticioso local e internacional en la semana que concluye

Alrededor de mil periodistas dieron cobertura a la toma de posesión de Ortega, quien asumió el cargo en una ceremonia sencilla y alejada del protocolo tradicional para este tipo de evento.

Aunque el líder sandinista fue investido como presidente de Nicaragua en presencia de 14 jefes de Estado de diferentes partes del mundo y de representantes oficiales de 65 países, la atención mediática se concentró en el mandatario de Venezuela, Hugo Chávez.

El líder de la Revolución Bolivariana voló a Managua el mismo día en que asumió en Caracas un nuevo mandato de seis años al frente de los destinos de Venezuela.

Tras la investidura de Ortega, Chávez, el presidente de Bolivia, Evo Morales, y el vicepresidente cubano José Ramón Machado Ventura acompañaron al flamante mandatario a un acto popular, donde miles de nicaragüenses celebraron el regreso del sandinismo al poder.

Fue desde la tribuna de la desbordada Plaza de la Fe que el nuevo presidente anunció que Nicaragua formalizaría al día siguiente su adhesión al ALBA, en medio de los vítores de aprobación de la multitud.

Tanta inmediatez, según dijo el propio Ortega, obedece a la situación de emergencia social existente en el país centroamericano como resultado de la aplicación indiscriminada de políticas neoliberales en los últimos 16 años.

El nuevo mandatario considera además que el ALBA, basado en la solidaridad, la cooperación y la complementariedad, le permitirá rescatar la identidad, la democracia participativa y el desarrollo económico equitativo de Nicaragua.

Tras formalizar su entrada en el joven proyecto solidario que comparten Venezuela, Cuba y Bolivia, y en presencia de Chávez, Machado y Morales, Nicaragua comenzó a recibir los primeros beneficios, apenas un par de horas después del acto.

El ALBA se materializó en la forma de 15 acuerdos de cooperación entre Caracas y Managua que cubren los principales sectores de la economía, desde hidrocarburos y generación de electricidad hasta la agroindustria, la educación y la salud.

Destaca en el paquete, la solución de los problemas energéticos, mediante el suministro de 10 millones de barriles anuales de petróleo, en condiciones ventajosas de pago, por parte de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

La nación sudamericana entregará además 32 plantas de generación eléctrica para aliviar la crisis energética de Nicaragua, e invertirá en la construcción de una refinería en suelo nicaragüense.

Nicaragua se prepara, a su vez, para comenzar a exportar frijoles y otros productos agrícolas hacia Caracas.

Los convenios bilaterales con Cuba y Bolivia se concretarán en las próximas semanas, de acuerdo con anuncios oficiales.

también te puede interesar