Nicaragua

Daniel recibió credencial para su investidura presidencial en Nicaragua

Managua – El Consejo Supremo Electoral (CSE) de Nicaragua entregó el sábado al líder sandinista Daniel Ortega la credencial con la que será investido el miércoles como nuevo presidente para el período 2007-12

Daniel Ortega y Roberto Rivas
Daniel Ortega recibe de manos del presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE) Roberto Rivas su credencial para su investidura presidencial. | AP

Redacción Central |

Managua – El Consejo Supremo Electoral (CSE) de Nicaragua entregó el sábado al líder sandinista Daniel Ortega la credencial con la que será investido el miércoles como nuevo presidente para el período 2007-12

Ortega, de 62 años, recibió su credencial de manos de presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE) Roberto Rivas durante un solemne acto efectuado en el Centro de Convenciones Crowne Plaza de Managua, frente a unos 500 invitados especiales.

El CSE hace “entrega de la credencial de presidente y vicepresidente electos al comandante Daniel Ortega y a Jaime Morales”, anunció Rivas en su breve intervención.

El dirigente sandinista subió al estrado vestido con su habitual camisa blanca que usó durante su campaña electoral para simbolizar sus intenciones de gobernar en paz y en reconciliación, dejando atrás el uniforme combativo que lo caracterizó durante el gobierno revolucionario que encabezó de 1979 a 1990 enfrentado a Washington.

El presidente electo llegó a la ceremonia acompañado de su esposa Rosario Murillo, sus ocho hijos y su vicepresidente Jaime Morales, un disidente liberal que formó parte de la desaparecida Contrarrevolución que lucho contra su gobierno en los años 80.

La credencial adjudica oficialmente a Ortega, como a su compañero de fórmula, el derechista Jaime Morales, la victoria, con el 38% de los votos, en las elecciones presidenciales del pasado 5 de noviembre en representación del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN, izquierda).

Ortega asumirá el cargo el miércoles en una sesión solemne que se desarrollará en la plaza de los Noal en Managua ante la presencia de 14 jefes de Estado y 65 delegaciones extranjeras.

El líder izquierdista volverá de esta manera a gobernar Nicaragua con el compromiso de no repetir los errores que cometió durante la revolución de corte socialista, en la que los sandinistas se enfrentaron política y militarmente a Estados Unidos en medio de una guerra que dejó cerca de 50.000 muertos.

Ortega encarará el difícil reto de superar la pobreza (70%) que existe en el país mediante la promoción de inversiones extranjeras y la generación de los empleos que prometió durante su campaña electoral.

El traspaso de mando se realizará en medio de severas medidas de seguridad, en la que trabajan cerca de 15.000 policías y soldados del Ejército que han sido desplegados para resguardar hoteles, el aeropuerto, las delegaciones extranjeras, plazas, avenidas y sitios donde tendrá lugar el traspaso de mando. “Esto es un reto para nosotros (…). Nunca antes nos habían visitado tantas delegaciones oficiales de tan alto nivel como en esta toma de posición”, afirmó la directora de la Policía Nacional, comisionada mayor Aminta Granera.

“Estamos esperando 14 jefes de Estado y de gobierno, 65 delegaciones oficiales de alto nivel, 1.000 periodistas extranjeros acreditados y más de 2.000 invitados extranjeros”, precisó.

Después de la toma de posesión, Ortega se dirigirá a la Plaza La Fe Juan Pablo II, al norte de la capital, para pronunciar ante unos 300.000 simpatizantes su primer discurso presidencial, en el que se espera anuncie las primeras medidas de su gobierno.

A la toma de posesión asistirá el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien tiene previsto suscribir un convenio de cooperación con el nuevo gobierno sandinista.

Estados Unidos, por su parte, confirmó que su delegación será encabezada por el secretario de salud y servicio Michael Leavitt y el secretario adjunto de Estado para asuntos del hemisferio occidental, Tomas Shannon, entre otros.

también te puede interesar