Nicaragua

Rosario puso las cosas en su lugar

Con su estilo apacible, la Compañera Rosario Murillo explicó cómo serán las actividades para el 10 de enero, cuando Daniel retome el gobierno, después de “gobernar desde abajo” más de 16 años.

Rosario Murillo
Rosario, explicando en Conferencia de Prensa, los verdaderos actos de Toma de Posesión de Daniel, el 10 de enero de 2007. |

Redacción Central |

Con su estilo apacible, la Compañera Rosario Murillo explicó cómo serán las actividades para el 10 de enero, cuando Daniel retome el gobierno, después de “gobernar desde abajo” más de 16 años.

Daniel Ortega, no usará la Casa Presidencial edificada por el ex mandatario Arnoldo Alemán con fondos de Taiwan, sino que trabajará en el Centro de Convenciones Olof Palme, construido en 1986 sobre las ruinas del antiguo Instituto Pedagógico de Managua.

Además, Ortega será juramentado como jefe del Ejecutivo de este país para un periodo de cinco años en una serie de inéditos actos que tendrán tres escenarios distintos en esta capital.

La esposa del mandatario y vocera del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Rosario Murillo, explicó que la ceremonia programada para el próximo 10 de enero a las 16:00 horas locales será en la Plaza de los No Alineados “Omar Torrijos”. En ese sitio, ubicado cerca de la sede del Legislativo, se llevará a cabo la investidura oficial para el segundo mandato del líder sandinista.

Allí, recordó Murillo en rueda de prensa, Ortega pronunció el 26 de febrero de 1990 la consigna “gobernaremos desde abajo”, con la cual anunció la manera cómo el Frente Sandinista ejercería su papel como partido de oposición.

Rosario Murillo, esposa de Ortega y vocera del Frente Sandinista, dijo en rueda de prensa que el nuevo mandatario tendrá su despacho en el centro de convenciones Olof Palme, que los sandinistas crearon en 1986 en honor al asesinado ex primer ministro sueco.

“El Olof Palme va a ser la Casa de la Presidencia. Ahí (Daniel Ortega) va a despachar, a trabajar, a recibir delegaciones en los próximos cinco años mientras que el vicepresidente Jaime Morales Carazo, estará ubicado siempre en la actual sede de la vicepresidencia” a partir del 10 de enero, afirmó Murillo.

El Centro de Convenciones que lleva el nombre del primer ministro sueco asesinado en pleno centro de Estocolmo el 28 de febrero de 1986, fue edificado en los años 80, durante el anterior gobierno sandinista (1979-1990).

Murillo, quien también dirige la Secretaría de Comunicación del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), dijo en rueda de prensa que la medida obedece a razones de austeridad, debido al elevado costo de mantenimiento de la actual sede del gobierno.

“Cada presidente imprime un estilo, un sello particular a su perÍodo de gobierno. Nosotros queremos que ese estilo tenga que ver con la sencillez, austeridad y racionalidad tanto en términos de protocolo como en el trabajo en la Presidencia”, anotó.

Agregó que la actual Casa Presidencial, un edificio de tres pisos y 6.000 metros cuadrados construido a inicios de 2000, albergará oficinas ministeriales que actualmente funcionan en locales alquilados. “Queremos ahorrar recursos del Estado”, explicó.

La futura primera dama recordó que Ortega había prometido no utilizar el enorme edificio de la Presidencia, que el entonces mandatario Alemán edificó con un préstamo de 10 millones de dólares del gobierno de Taiwan.

Ortega también había anunciado que de llegar al gobierno donaría ese local “a los niños”, pero Murillo dijo que eso no es posible por ahora ya que el mantenimiento del edificio resultaría muy costoso para cualquier organización dedicada a la niñez.

En su lugar, explicó, la Casa Presidencial se convertirá en la sede varios ministerios que actualmente alquilan locales en diferentes partes de Managua, lo cual representará una fuente de ahora para el futuro gobierno.

Murillo anunció además cambios sustanciales al programa de la ceremonia de traspaso de mando esbozado esta mañana por el canciller saliente, Norman Caldera, en un programa de televisión. De acuerdo con la portavoz del FSLN, serán tres actos distintos y no uno solo dividido en tres momentos, como había dicho Caldera.

En este sentido reveló que la ceremonia de traspaso de mando se realizará la tarde del miércoles durante una sesión solemne del Parlamento que tendrá lugar en una pequeña plazoleta frente al edificio legislativo, conocida como Plaza de los No Alineados Omar Torrijos, y a la ceremonia han sido invitadas unas 2,000 personas, entre jefes de Estado y de gobierno, delegaciones internacionales y de partidos políticos.

Murillo explicó que el presidente nicaragüense, Enrique Bolaños, entregará la Banda Presidencial al presidente de la Asamblea Nacional, y éste se la impondrá a Ortega.

Tras su investidura, Ortega pronunciará un breve discurso de agradecimiento al pueblo de Nicaragua y a Dios y seguidamente tomará el juramento a las autoridades militares, policiales y gubernamentales.

Posteriormente, Ortega se trasladará a la Plaza de la Fe Juan Pablo II, una enorme explanada ubicada a unas seis cuadras de distancia, donde ofrecerá su primer discurso como presidente de la República en un acto popular ante unas 250.000 personas.

En horas de la noche volverá a la plaza de los No Alineados para saludar a las delegaciones invitadas. Ortega tiene previsto condecorar a los jefes de Estado y de Gobierno que asistan a su investidura con la «Medalla de la Unidad Latinoamericana 2007, Nicaragua Libre», que será creada ese mismo día, como su primer acto de gobierno.

Seguidamente, Ortega se reunirá en un evento privado con los presidentes y jefes de gobierno que asistan al traspaso de mando presidencial en el Centro de Convenciones Olof Palme de Managua.

también te puede interesar