En suelo nicaragüense plantas eléctricas venezolanas

Managua - Los primeros grupos electrógenos adquiridos en Venezuela por Alba Petróleos de Nicaragua (ALBANIC) llegaron ayer a esta capital, donde ya comenzaron los trabajos para conectarlos al sistema energético nacional

Grupos Electrógenos
Trabajadores descargan un generador eléctrico recientemente adquiridos por Alba Petróleos de Nicaragua (ALBANIC). AP

Managua - Los primeros grupos electrógenos adquiridos en Venezuela por Alba Petróleos de Nicaragua (ALBANIC) llegaron ayer a esta capital, donde ya comenzaron los trabajos para conectarlos al sistema energético nacional

Francisco Alvarado, asesor de la empresa mixta creada por la Asociación de Municipios de Nicaragua y PDV Caribe, filial de la estatal Petróleos de Venezuela, dijo por vía telefónica a Prensa Latina que los contenedores se encuentran en la planta Las Brisas.

Los primeros 16 módulos, con capacidad para generar 15 megavatios de electricidad, entraron este viernes a territorio nicaragüense, procedentes de Puerto Limón, Costa Rica.

Según Alvarado, la mitad de los grupos electrógenos será instalada en Las Brisas, de propiedad estatal, mientras que los ocho restantes serán ubicados en Los Brasiles, en las afueras de Managua.

Se espera que estén en operaciones a principios de febrero próximo.

El futuro presidente de la Empresa Nicaragüense de Energía, Ernesto Martínez, dijo este viernes a la televisión local que “si no fuera por estas plantas, el sistema energético nacional colapsa”.

Nicaragua sufre desde hace varios meses una crisis energética con prolongados apagones, motivada por el incremento en los precios del petróleo y por problemas de pagos entre las empresas generadoras y la transnacional que se encarga de distribuir el sistema.

El déficit actual oscila entre los 60 y los 120 megavatios diarios, por lo que el país se ha visto obligado a comprar energía en el mercado centroamericano para reducir los apagones en esta época de Navidad y Fin de Año.

De acuerdo con Alvarado, en Puerto Limón se encuentra el resto de los grupos electrógenos, los cuales, una vez que estén todos instalados en Nicaragua, permitirán generar hasta 60 megavatios.

Se espera que el actual acuerdo empresarial que dio vida a ALBANIC pase a ser de “gobierno a gobierno”, a partir del próximo 10 de enero, cuando asuma la presidencia el sandinista Daniel Ortega.