Nicaragua

La toma de posesión será un evento sobrio y de carácter popular

El presidente electo Daniel Ortega, tomará posesión del cargo el 10 de enero próximo durante una sobria ceremonia que se realizará en la Plaza de la Fe, Juan Pablo II, una explanada a orillas del lago Xolotlán mejor conocida como la plaza del malecón de Managua

Redacción Central |

El presidente electo Daniel Ortega, tomará posesión del cargo el 10 de enero próximo durante una sobria ceremonia que se realizará en la Plaza de la Fe, Juan Pablo II, una explanada a orillas del lago Xolotlán mejor conocida como la plaza del malecón de Managua

Los organizadores prevén que concurrirán unas 250 mil personas, aprovechando que ese día el transporte será gratuito y el día será declarado de asueto.

Entretanto, el pasado 24 de diciembre, tras asistir a la misa que ofició el Cardenal Miguel Obando y Bravo en la Universidad Católica, el presidente Ortega no quiso adelantar nada sobre la composición de su gabinete, sobre el cual ha habido diversos trascendidos.

“En esta Navidad nuestro mensaje es de amor y de paz, de reconciliación, todos los nicaragüenses tenemos que hacer un esfuerzo extraordinario para poder encontrarnos, buscar los puntos de coincidencia que nos permitan ir enfrentando el gran problema de la pobreza. Creo que no hay momento más oportuno como la Navidad y el nacimiento de Cristo para comprometernos en esta lucha para ir erradicando la pobreza en nuestro país”, dijo el presidente electo.

En cambio, sobre el rechazo de la mayoría de los diputados al veto presidencial a la Ley Orgánica de la Asamblea Nacional, Ortega prometió armonía entre los poderes del estado y prefirió no calificar los procedimientos de los diputados.

“Éstos son mecanismos que tienen que ver con el procedimiento de instituciones del Estado, como es la Asamblea Nacional, como es el Poder Ejecutivo, vamos a entrar a una nueva fase el próximo año y esperamos que logremos trabajar con una gran armonía. Eso es lo que yo deseo. Yo creo que lo importante es que logremos ir encontrándonos todos por el bien de Nicaragua, por el bien de la patria”, explicó.

Cómo serán los actos

Al cambio de mando presidencial han sido invitados jefes de Estado y de Gobierno de los países con los que Nicaragua mantiene relaciones diplomáticas, informó el comité organizador de la transmisión de mando presidencial.

También las máximas autoridades de los organismos internacionales a los que Nicaragua pertenece, así como príncipes herederos, agregó la Cancillería, que está a cargo de la ceremonia, en un comunicado.

El canciller, Norman Caldera, presidente del comité organizador, no ofreció nombres de los gobernantes que asistirán a la investidura de Ortega, líder del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

De forma extraoficial se mencionan la llegada de los gobernantes de Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Honduras, Guatemala, México, Panamá y Venezuela, además del presidente electo de Ecuador, Rafael Correa. También han confirmado delegaciones de muy alto nivel de Cuba y Libia, y de España, llegará el Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, encargado de este tipo de eventos diplomáticos.

Las ceremonias de traspaso inician el 8 de enero, cuando el presidente del Consejo Supremo Electoral, Roberto Rivas, otorgará las credenciales como Presidente y Vicepresidente electos a Daniel Ortega y Jaime Morales Carazo, respectivamente. Se trata de un acto solemne que será realizado en el Teatro Nacional Rubén Darío.

Al día siguiente, Rivas otorgará las credenciales a los 90 diputados electos y otros dos asignados según la ley. Inmediatamente después, los nuevos legisladores se organizarán para elegir a su primera junta directiva.

Según el programa preliminar del traspaso del mando presidencial, el presidente saliente Enrique Bolaños, y el próximo presidente, Daniel Ortega, tendrán reuniones bilaterales con buena parte de los dignatarios visitantes.

El 10 de enero Bolaños ofrecerá un almuerzo a los jefes de Estado y de Gobierno que asistan a los actos, en Casa Presidencial, según la fuente.

El traspaso del mando presidencial está fijado para las 17.45 hora local del miércoles 10 de enero.

El saludo oficial del gobernante Ortega al pueblo nicaragüense está fijado a las 18.00 hora local del mismo día, desde una tarima de la Plaza de la Fe, Juan Pablo II.

Previo al saludo oficial, Ortega ofrecerá un mensaje a la nación y tomará la promesa de ley a las autoridades militares, policiales y gubernamentales.

Está previsto que durante la ceremonia también habrá dos participaciones religiosas: una del Cardenal Miguel Obando y Bravo, y otra de un pastor evangélico aún no designado.

Inmediatamente después del evento, el Presidente Ortega juramentará a todo su gabinete, en una ceremonia especial en la casa presidencial.

Más tarde el mandatario ofrecerá una cena de gala a delegaciones extranjeras e invitados especiales, en un lugar por definir, según fuentes sandinistas.

Las actividades culminarán el jueves 11 con la despedida de los invitados especiales, en el Aeropuerto Internacional Augusto César Sandino.

La ceremonia de traspaso de mando tendrá un coste de un poco más de medio millón de dólares y estará resguardada por 9,000 policías y más de mil efectivos del Ejército de Nicaragua.

también te puede interesar