Nicaragua

Presidente electo de Nicaragua se reunió con misión FMI

Managua – El presidente electo de Nicaragua, Daniel Ortega, se reunió ayer aquí con una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI), para sentar las bases de las negociaciones formales que sostendrán ambas partes después del 10 de enero

Redacción Central |

Managua – El presidente electo de Nicaragua, Daniel Ortega, se reunió ayer aquí con una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI), para sentar las bases de las negociaciones formales que sostendrán ambas partes después del 10 de enero

Aunque la hora y lugar de estas pláticas “informales” aún no han sido anunciadas oficialmente, se sabe que el organismo financiero con sede en Washington estará representado por su gerente para el Hemisferio Occidental, Anoop Sing.

Al máximo representante del FMI para la región se le unirá el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, el colombiano Luis Alberto Moreno, según anunció la víspera el diputado sandinista saliente Bayardo Arce, uno de los hombres cercanos a Ortega.

Según el legislador, quien además forma parte de la Comisión Económica del Parlamento, la informalidad de las conversaciones obedece a que el líder sandinista aún no ha asumido la presidencia de Nicaragua, lo cual está previsto que haga el 10 de enero próximo.

Se trata de intercambios preliminares para sentar las bases de negociaciones formales, aseguró Arce, quien dijo que los organismos financieros internacionales solo pueden negociar con gobiernos en el poder.

El viernes pasado, tras reunirse con empresarios privados locales, Ortega anunció que cuando asuma el cargo, pedirá al FMI que flexibilice sus políticas económicas hacia Nicaragua para evitar que estas generen más pobreza y hambre.

“Vamos a comenzar a conversar con ellos sobre nuestra propuesta, sobre cómo lograr que las medidas del Fondo no se conviertan en un fin, que al final generen más pobreza y más hambre”, adelantó el mandatario electo.

Admitió, sin embargo, que uno de los retos de su futuro gobierno será mantener el equilibrio macroeconómico actual, y a la vez atacar la pobreza que afecta a cerca del 80 por ciento de la población.

Ganador de las elecciones presidenciales del 5 de noviembre pasado, Ortega se comprometió con sus seguidores a erradicar la pobreza y el hambre que afecta a cerca del 80 por ciento de la población.

Como parte de su estrategia de gobierno basada en la paz y la reconciliación, el mandatario promete respetar la iniciativa privada, la economía de mercado y los acuerdos económicos vigentes.

A cambio, pidió a los empresarios promover inversiones con contenido social.

también te puede interesar