Nicaragua

Realiza Nicaragua campaña para emigrantes con apoyo de Ricky Martin

Managua – Nicaragua inauguró hoy una línea telefónica de ayuda a los emigrantes con el respaldo de la Fundación Ricky Martin, el BID y el UNICEF, la cual forma parte de una campaña internacional contra el tráfico de personas

Ricky Martin
La estrella del pop puertoriqueña Ricky Martin saluda a sus fans en las afueras de una tienda de musica en Buenos Aires, Argentina. | AP

Redacción Central |

Managua – Nicaragua inauguró hoy una línea telefónica de ayuda a los emigrantes con el respaldo de la Fundación Ricky Martin, el BID y el UNICEF, la cual forma parte de una campaña internacional contra el tráfico de personas

La viceministra nicarag ense de Gobernación, Deyanira Arg ello, indicó en rueda de prensa que la línea 133 dará información a los emigrantes para evitar que caigan en las redes del tráfico de personas, cuyas víctimas en América Latina suman millones cada año.

La línea telefónica, manifestó la funcionaria, forma parte de una campaña lanzada a nivel internacional en contra del tráfico de personas y, en especial, busca proteger a los niños de Nicaragua que frecuentemente son víctimas de este ilícito.

En su intervención, la representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Mirna Lievano, manifestó que más de 50 mil niños centroamericanos exponen sus vidas al cruzar la frontera y son muy pocos los que logran escapar de estas redes criminales.

Mencionó que Martin, como embajador del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), fundó hace seis años una organización en defensa de la niñez y contra el tráfico de personas, por lo que esta campaña llegará a otras naciones latinoamericanas en los próximos meses.

Según Arg ello, cada año unos dos millones de personas -de las cuales 1.2 millones son jóvenes y el 80 por ciento mujeres- son víctimas de este ilícito, el cual permite a los grupos de traficantes obtener ingresos por cerca de 32 millones de dólares anuales.

Para cometer estos abusos, resaltó la funcionaria, no existen “límites de sexo, edad, ni condición social; puede ser víctima cualquiera que desee o necesite cambiar de país”.

también te puede interesar