Nicaragua

Venezuela enviará plantas de energía a Nicaragua

Managua Venezuela enviará a Nicaragua cuatro plantas generadoras para paliar la aguda crisis energética que sufre este país centroamericano

Redacción Central |

Managua Venezuela enviará a Nicaragua cuatro plantas generadoras para paliar la aguda crisis energética que sufre este país centroamericano

El alcalde sandinista de Managua, Dionisio Marenco, dijo el sábado a la AP que se firmó un contrato con el presidente de refinación de la petrolera venezolana PDVSA, Alejandro Granado, para el envío de cuatro plantas térmicas de 15 megavatios cada una.

El acuerdo también establece la remisión de cuotas de combustibles específicos para el consumo de las plantas térmicas, que se prevé entren a funcionar en enero.

Marenco dijo que las cuatro máquinas vendrán prontamente porque ya estaban listas para ampliar el abastecimiento de electricidad rural en Venezuela, pero que consideró prioritario por el momento aliviar en parte el alto déficit de energía que sufre Nicaragua.

La crisis se profundizó desde los inicios de 2006 y los racionamientos podrían prolongarse de cuatro hasta 10 horas, debido a un déficit energético que superaría los 120 megavatios, de un total de 450 que se consumen a diario a nivel nacional.

Granados dijo el viernes en declaraciones al canal 63 de televisión que el acuerdo se hizo bajo una política de solidaridad, “que va más allá de lo comercial porque tiene que ver con la complementariedad y cooperación de los pueblos”.

Dijo que la iniciativa contempla el abastecimiento de millares de barriles de combustibles en condiciones de financiamiento favorables.

Se pagará 60% de la factura en 90 días, y el resto en un plazo de 23 años y con dos años de gracia a 1% de interés. “Los beneficios de estas condiciones serán transferidos a los sectores salud, educación, seguridad, vivienda, y en el bienestar del pueblo nicaragüense”, destacó.

El director de la Comisión Nacional de Energía de Nicaragua, Ernesto Espinoza, admitió el jueves nuevas fallas técnicas en tres plantas hidroeléctricas que son abastecidas por las aguas del Lago Apanás, al norte del país.

Espinoza confirmó que meses atrás hubo una sobreexplotación de las aguas del lago, cuyos niveles han bajado más de dos metros promedio.

La esperanza de que los molestos apagones se reduzcan a tres horas en las próximas semanas está puesta en la compra de electricidad que se gestiona en Centroamérica, y en la capacidad de generación de los ingenios azucareros que actualmente trabajan de lleno.

El presidente electo Daniel Ortega, durante la campaña electoral anunció que se tomarían medidas para revertir la situación que afecta a más de 600.000 usuarios del servicio.

Ortega dijo que centraría sus esfuerzos en impulsar proyectos en el potencial hídrico y geotérmico que tiene el país para la generación de energía renovable, buscando acuerdos con los gobiernos de Brasil y Venezuela.

también te puede interesar