Nicaragua

Digamos “NO” a la violencia

La Asociación de Hombres Contra la Violencia (AHCV) en Nicaragua hace trabajo comunitario con hombres reflexionando sobre la violencia, con el objetivo de promover cambios de actitudes y valores en ellos

Redacción Central |

La Asociación de Hombres Contra la Violencia (AHCV) en Nicaragua hace trabajo comunitario con hombres reflexionando sobre la violencia, con el objetivo de promover cambios de actitudes y valores en ellos

La violencia contra la mujer es específicamente el tema trabajado por la AHCV en Nicaragua, país que tiene serios problemas con ese aspecto en diferentes niveles.

La AHCV tiene seis años de fundada como tal, pero el trabajo con hombres comenzó desde 1993. Inició como un grupo de reflexión en Managua y ahora tiene presencia en más de veintiséis municipios del país.

Esta Asociación realiza trabajo comunitario con hombres jóvenes, adolescentes y adultos de las áreas urbanas y rurales nicaragüenses. Hacen reflexiones además de la violencia contra la niñez y entre los mismos hombres, partiendo del hecho de que esta es aprendida. Trabajan específicamente el tema de la prevención de la misma, con el objetivo de promover cambios de actitudes, valores y comportamientos machistas en ellos.

“Nosotros partimos del principio que los hombres sí podemos cambiar, o sea, al ser la violencia un fenómeno aprendido, entonces podemos aprender otras maneras de relacionarnos.

Principalmente desarrollamos una estrategia de intervención local en diferentes comunidades donde tratamos de hacer un abordaje integral. Ofrecemos once talleres de reflexión a los hombres durante un año, pero además en la comunidad organizamos un comité que lucha contra la violencia y se encarga de promover las actividades internas”, informó Johnny Jiménez, Trabajador Social nicaragüense y funcionario de dicha Asociación.

También se encargan de dar charlas en la misma comunidad, con niños, estudiantes de primaria y secundaria en las escuelas, donde abordan temas de identidad de género, violencia, y el tema de la paternidad. Este último es prioritario en Nicaragua, e importante en el proceso de cambio de los hombres. Además promueven una campaña cada año, y en este deberá relacionar la masculinidad, la violencia y el VIH/SIDA.

“Hemos logrado cambios. Primeramente en 1997 hicimos una investigación para poder valorar si todos los procesos que llevábamos de sensibilización en los hombres estaban aportando a esos cambios, y como resultado obtuvimos que del 100% de los hombres más del 70 % de ellos habían dejado de ejercer la violencia física, pero no así la psicológica. Es decir, los cambios si bien es cierto se están dando, son mínimos comparados con los que pretendemos lograr.

Podríamos hablar de cambios personales, por ejemplo, yo estoy aprendiendo a ser padre, digo esto porque mi comunicación con mi hijo era diferente a la que tengo ahora que él y yo podemos expresarnos amor, cariño, afecto, y antes no lo hacíamos. Ahora podemos hablar como amigos y antes era yo el que decía y decidía.

Entre nosotros, los hombres que formamos parte del grupo, hemos aprendido a establecer un tipo de comunicación y de relación diferente. No hacemos competencia, todo lo contrario, siempre estamos revisándonos y apoyándonos para superar aquellas actitudes que todavía seguimos teniendo. Creo que algo importante es que hemos ido abandonado la máscara del todopoderoso, del dictador, del prepotente y estamos aprendiendo a ser más humildes y más seres humanos, a eso es a lo que aspiramos nosotros como hombres para el futuro”, confesó Xavier A. Muñoz, Coordinador Ejecutivo de la Asociación.

también te puede interesar