Nicaragua

Bolaños firma ley más estricta contra el aborto

Managua – El presidente Enrique Bolaños firmó una ley el viernes que prohibe el aborto bajo cualquier circunstancia pese a la oposición de doctores, grupos defensores de los derechos de las mujeres y diplomáticos

Enrique Bolaños
Enrique Bolaños durante un evento político en Managua. | AP

Redacción Central |

Managua – El presidente Enrique Bolaños firmó una ley el viernes que prohibe el aborto bajo cualquier circunstancia pese a la oposición de doctores, grupos defensores de los derechos de las mujeres y diplomáticos

El vocero presidencial Lindolfo Mojarretz dijo a The Associated Press que Bolaños la firmó la mañana del viernes y que se convertirá en ley cuando aparezca el sábado en el registro oficial.

Anteriormente, Nicaragua permitía abortos si tres médicos certificaban que la salud de la madre estaba en riesgo. La ley firmada el viernes elimina esa antigua excepción.

Ha habido dudas sobre si Bolaños firmaría la ley porque ha buscado penas más severas de las que ésta provee.

Los seis años en prisión por realizar abortos ilegales siguen sin cambio bajo la nueva ley.

Bolaños había buscado sentencias de hasta 30 años para mujeres que tuvieran abortos y para aquellos que las ayudaran.

Chile y El Salvador tienen leyes igualmente estrictas contra el aborto.

La mayoría de países en Latinoamérica, en la que gran parte de los habitantes son católicos, permiten el procedimiento si la vida de la mujer está en peligro, pero lo prohiben en casos que se originen por violación o incesto.

Cuba permite abortos dentro de las primeras 12 semanas de gestación y Colombia recientemente los autorizó en caso de severas malformaciones del feto, si hubo violación o incesto o si la vida de la madre está en peligro.

La Asamblea Nacional aprobó la ley el 26 de octubre pese a una carta de diplomáticos europeos y representantes de las Naciones Unidas pidiéndoles esperar hasta después de las elecciones del 5 de noviembre.

La asociación médica de Nicaragua también pidió una espera, diciendo que el asunto se había politizado.

Nicaragua se compone de 85% de católicos, y muchos del restante 15% son miembros de iglesias evangélicas conservadoras.

también te puede interesar