Nicaragua

A Daniel Ortega se le debe evaluar cómo gobierna, no por su orientación ideológica

El Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, manifestó a inicios de semana, en El Salvador , que Daniel Ortega merece la oportunidad de demostrar que está capacitado para gobernar Nicaragua

Redacción Central |

El Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, manifestó a inicios de semana, en El Salvador , que Daniel Ortega merece la oportunidad de demostrar que está capacitado para gobernar Nicaragua

“Creo que todo presidente electo democráticamente merece tener esa oportunidad”, señaló Insulza al recalcar que ha “si se ajusta a los intereses de las necesidades de la gente de su país, lo vamos a saber en los próximos meses o años”.

Insulza señaló en rueda de prensa ofrecida en la capitalina Casa Presidencial que el presidente electo nicaragüense ha reconocido que el mundo vive una situación diferente de la que se gestaba cuando lideró su gobierno revolucionario (1979-1990).

Afirmó que el de Ortega no es el primer caso de un ex presidente que vuelve al poder después de una o dos décadas, sino que existen otros más y lo importante es que entienden las nuevas realidades.

Consultado Inzulza sobre las expectativas en la región por la reciente victoria de Ortega, expresó que “existen muchas opciones de relación económica y de inversión”. Añadió que “indudablemente los capitales que nosotros requerimos para nuestro desarrollo apuestan, por lo general, a la existencia de democracias estables” y los inversionistas “buscan países en los que se puedan hacer negocios y se pueda trabajar”.

Insulza dijo que el nuevo reto de América Latina es el desarrollo económico de los países para mejorar las condiciones de vida de la población y “creo que volver a prácticas del pasado o volver a ideas que ya tuvieron su fin junto con la Guerra Fría sería un gran error…”.

Señaló que el objetivo de todo gobernante debe ser dejar al país en mejores condiciones para la población cuando concluya su período y que al final “se evaluará no por si es de izquierda o de derecha, sino por si dejó mejor el país que cuando lo encontró”.

Insulza dijo que los nuevos retos en América Latina es fortalecer las instituciones democráticas para que las “cosas funcionen mejor” y la población pueda mejorar sus condiciones económicas, se resuelvan los problemas migratorios y haya “una política más coordinada en el aspecto de la delincuencia”.

El secretario general de la OEA apuntó que ahora el mundo tiene la oportunidad de vivir con una amplia diversas de opciones de económicas, de inversión y de capitales que se requieren para buscar la senda hacia el desarrollo.

América Latina, con gobiernos de derecha o de izquierda, es democrática y “lo que tiene que probar ahora es que está establemente democrática y que es un continente predecible, en el cual se pueden hacer negocios, en el cual se puede trabajar”, añadió.

Según Insulza, ello tiene que redundar en un mejor y mayor crecimiento económico el cual contribuya a mejorar las condiciones de vida de sus habitantes pues en la región viven 200 millones de personas en condiciones de pobreza.

Añadió que los gobiernos de izquierda tienen el reto de demostrar que pueden dirigir a sus países por la senda del progreso, pues de lo contrario sólo conseguirían “desprestigiar el pensamiento progresista de la izquierda, con el cual yo me identifico”.

Insulza se encuentra en El Salvador para inaugurar este lunes un foro sobre la mujer en el hemisferio y se entrevistó con el presidente Antonio Saca, con quien analizó temas de política internacional y la actividad electoral en la región este año.

Señaló que con Saca conversó sobre el histórico proceso electoral que ha tenido Latinoamérica este año, el cual es una muestra clara que la democracia cada vez más se vuelve más vigorosa.

Se pronunció en favor del fortalecimiento de la institucionalidad democrática con el único propósito de que la población aspire a tener una vida más digna y se puedan afrontar desafíos como comercio, integración, migración y seguridad.

Saca, por su parte, manifestó que conversó con Insulza sobre la realidad latinoamericana y la nueva era que vive El Salvador tras haber vivido una guerra interna de 1980 a 1992.

“Nos hemos congratulado de que América Latina ha transitado desde hace varios años por la democracia, se han realizado elecciones libres de manera constante en nuestra región, pero hay que asentar la institucionalidad”, anotó el mandatario salvadoreño.

Insulza afirmó que 2006 “ha sido el año electoral más intenso que ha tenido América Latina en su historia” y que los distintos eventos presidenciales, legislativos y referendos demuestran que “la democracia es cada vez más vigorosa” en la región.

El secretario general de la OEA dijo que respecto a la situación de las mujeres en la región preocupa el aumento de asesinatos en varios países, así como otras manifestaciones de violencia en contra de ellas, como la doméstica, cuyo índice aún es alto.

Por su parte, Saca dijo que conversó con Insulza sobre la situación de las mujeres en el continente americano y “sobre diversos temas que tienen que ver con la realidad latinoamericana, del proceso democrático de El Salvador y de los procesos electorales en América Latina”.

El mandatario manifestó que “nos hemos congratulado que efectivamente la región ha transitado desde hace varios años por la democracia, se han realizado elecciones libres de manera constante en nuestra región”.

Consideró que el papel de observador desarrollado por la OEA en los últimos años en los procesos electorales ha sido “fundamental” para garantizar la transparencia en los mismos.

también te puede interesar