Nicaragua

Triunfo FSLN consolida democracia en Nicaragua, afirma analista

Managua – El triunfo electoral del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) viene a consolidar hoy en Nicaragua el proceso democrático iniciado en 1979 con la derrota de la tiranía de Anastasio Somoza, aseguró un conocido analista local

Redacción Central |

Managua – El triunfo electoral del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) viene a consolidar hoy en Nicaragua el proceso democrático iniciado en 1979 con la derrota de la tiranía de Anastasio Somoza, aseguró un conocido analista local

De acuerdo con el también sociólogo Oscar René Vargas, la democracia nació con el FSLN, entró después en un proceso de transición con la derrota del sandinismo en las urnas en 1990, y se consolidará ahora con la vuelta al poder de Daniel Ortega.

Entramos en una nueva etapa en Nicaragua, lo cual significa que la derecha acepta la alternabilidad en el poder, afirmó Vargas en declaraciones que reproduce este lunes un diario local.

Según el analista, en las tres elecciones de los últimos 16 años nunca se puso a prueba esa aceptación porque los adversarios del FSLN siempre emergieron ganadores.

Descartó igualmente que la victoria con un 38 por ciento de los votos reste legitimidad a Ortega, dado que esa opción la tuvieron también los cinco partidos que participaron en la contienda.

En Nicaragua se puede llegar a la presidencia con un 40 por ciento de los votos, o con un mínimo de 35 por ciento, siempre y cuando exista una diferencia de cinco puntos porcentuales con respecto al candidato que ocupe el segundo lugar.

El líder sandinista fue proclamado vencedor de los comicios del 5 de noviembre pasado con un 38,07 por ciento de los votos y nueve puntos de ventaja sobre su más cercano rival, el ex banquero Eduardo Montealegre.

En el plano internacional, Vargas opina que Estados Unidos debe reemplazar a su embajador en Managua, Paul Trivelli, si quiere mantener buenas relaciones con el nuevo gobierno del FSLN.

El diplomático se convirtió en un actor más de la campaña electoral, con sus constantes presiones e intromisiones en la vida política nicaragüense a favor de Montealegre.

A nivel nacional, el sociólogo opina que el principal reto que enfrentará el nuevo gobierno sandinista será resolver la crisis energética que padece el país, para poder hacer avanzar la economía y erradicar la pobreza.

Aconseja para ello tomar decisiones urgentes destinadas a fomentar la explotación de las fuentes alternas de energía, y aprovechar el potencial geotérmico, hídrico y eólico de Nicaragua.

también te puede interesar