Nicaragua

Analista Mark Weisbrot fustiga inejerencia de EEUU en comicios de Nicaragua

Mark Weisbrot, director adjunto del Centro de Investigación Económica y de Políticas en Washington, desestimó en entrevista exclusiva a TeleSUR un eventual embargo económico impuesto por Estados Unidos, si el candidato sandinista Daniel Ortega, vence en las elecciones presidenciales del domingo

Redacción Central |

Mark Weisbrot, director adjunto del Centro de Investigación Económica y de Políticas en Washington, desestimó en entrevista exclusiva a TeleSUR un eventual embargo económico impuesto por Estados Unidos, si el candidato sandinista Daniel Ortega, vence en las elecciones presidenciales del domingo

En entrevista concendida en Washington, Weisbrot acusó a Estados Unidos de interferir de manera «fuerte» en el proceso electoral y recordó las advertencias que hiciera el teniente coronel retirado Oliver North a los nicaragüenses, en caso que el sandinismo triunfe en los comicios luego de veinte años.

«No hay duda que (los funcionarios estadounidenses) están interfiriendo tan fuerte como pueden y están amenazando en la embajada de Managua, hoy mismo, con sanciones económicas en contra del país si los sandinistas son elegidos«, declaró el director adjunto del Centro de Investigación Económica y de Políticas con sede en la capital de Estados Unidos.

Según el analista, «North fue alguien que recaudó fondos para ayudar a organizar a los Contras de Nicaragua, que eran en realidad una organización terrorista que atacó a civiles durante la pasada década de los 80 y destruyó la economía del país. Todo ese esfuerzo lo hicieron para sacar al gobierno de Nicaragua que había sido elegido democráticamente».

Oliver North regresó a Nicaragua a finales de octubre con el fin de aconsejar a los ciudadanos en contra de reelegir a Ortega, quien llegó por primera vez al poder en 1979 de la mano de la revolución sandinista, luego de derrocar la dictadura de Anastasio Somoza que era apoyada por Washington.

«Verlo allí, es en realidad un espectáculo horrible, como también lo es ver a los miembros del Congreso de Estados Unidos y de la administración de Bush, tratando de amenazar a este país y tomar ventaja del terrorismo que Estados Unidos usó en el pasado para asustar a la gente en estas elecciones», sostuvo Weisbrot al recordar la presencia de North en Managua.

Ortega lidera las encuestas

Según las últimas encuestas, Ortega encabeza las preferencias electorales con un promedio de 33 por ciento de las intenciones de voto, seguido por Eduardo Montealegre, de Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), con 22 por ciento.

En tercer lugar aparece José Rizo, del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), con 17 por ciento, seguido de Edmundo Jarquín del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), con 14,8 por ciento, y por último Edén Pastora, con una intención de votos calculada en menos de uno por ciento.

Para Weisbrot, el apoyo público de North a algún candidato en particular, sumado a la participación del embajador estadounidense en la campaña nicaragüense para elegir nuevo presidente, es simplemente «vergonzoso y antidemocrático«.

No obstante, «varios congresistas hicieron algo aun peor. Por ejemplo, el republicano Rober Backer, de California, pidió al Departamento de seguridad nacional cortar las remesas hacia Nicaragua. Ese es el dinero que la gente manda desde Estados Unidos, dinero que mandan los nicaragüenses que viven en Estados Unidos a sus hogares, lo que es una gran parte de su economía», señaló.

Infructuosas amenazas

La economía nicaragüense nunca logró recuperarse de la guerra y el embargo estadounidense. Hoy es el segundo país más pobre del hemisferio, con un ingreso por persona por debajo de lo que fue en el año 1960.

Ahora Washington está tratando de sacarle provecho a su pasado terrorista, usando una variedad de amenazas, para lograr lo mismo que en 1990.

Sin embargo, Weisbrot sostuvo que «la única razón por la que se están saliendo con la suya, es porque están tan cerca de las elecciones de Estados Unidos, que hay muy poca atención de los medios de comunicación«.

La intervención de funcionarios estadounidenses ha sido tal que hasta la Organización de Estados Americanos públicamente les reprochó su actitud y les pidió que no ejercieran acciones de injerencia en las elecciones.

«Esta es una amenaza muy seria por que esto, sí va a asustar a las personas. Lo más importante es que las personas sepan que esto no va a suceder y que es en realidad una amenaza vacía. Yo creo que algunas personas sabrán esto pero muchas otras van a estar asustadas de votar por los sandinistas», manifestó el investigador.

Resaltó que ante una eventual victoria de los sandinistas en Nicaragua, Weisbrot sostuvo que Estados Unidos no podría implementar medidas restrictivas tales como un embargo económico similar al que practicaron hace 20 años. «No creo que ningún presidente se pudiera salir con la suya en algo así».

«Hoy en día, en realidad es un mundo diferente. El embargo no sería muy bueno hoy en día; no podrían cortar remesas, por ello estas son amenazas vacías, pero la prensa lo está reportando. Lo que en realidad no informan es la probabilidad de que esto suceda. No están reportando la verdad: que un embargo o corte de remesas es extremadamente improbable. Si dijeran la verdad, entonces la gente no estaría asustada», apuntó el investigador.

también te puede interesar