Nicaragua

El Sandinismo como favorito

MANAGUA – Nicaragua, uno de los países más empobrecidos de América, elegirá presidente el domingo, con el candidato sandinista Daniel Ortega, al frente de una alianza heterogénea que incluye a sus ex enemigos de la contra

Redacción Central |

MANAGUA – Nicaragua, uno de los países más empobrecidos de América, elegirá presidente el domingo, con el candidato sandinista Daniel Ortega, al frente de una alianza heterogénea que incluye a sus ex enemigos de la «contra»

Como favorito Frente a Ortega, con un 33 por ciento en las preferencias electorales, se ubica Eduardo Montealegre, de la Alianza Liberal nacionalista, con el 22 por ciento. El chance de triunfo de Ortega, según los analistas, es ganar en primera vuelta, dado que en un eventual balotaje sus enemigos podrían aliarse. Para ganar en primera vuelta sólo se requiere un 35 por ciento de los votos válidos y cinco puntos sobre el segundo postulante.

Según el analista Oscar René Vargas, «no habrá segunda vuelta, gana Ortega». Consideró además que «después de 16 años, la gente está peor. Los candidatos liberales no tuvieron nada de nuevo para proponer. Es la misma situación, pero opuesta a la del 1989, cuando el sandinismo no tenía nada de nuevo para ofrecer, y perdió».

Ortega fue derrotado en las presidenciales 1989, tras estar a la cabeza del gobierno revolucionario que derrocó por las armas a la dictadura pronorteamericana de Anastacio Somoza en 1979.

Otro analista que vaticinó un triunfo de Ortega fue Luis Humberto Guzmán. «El país vive una experiencia inédita de su democracia, cambió estructuralmente la partitocracia: del bipartitismo al multipartitismo», dijo.

Para estos comicios, además del Frente sandinista de Liberación nacional de Ortega, y la alianza de Montealegre, se presentan José Rizo, por el partido Liberal Constitucionalista, y el disidente Edmundo Jarquín, del Movimiento Renovar Sandinista.

Guzmán consideró que «la gente está cansada por los pobres resultados económicos. El 80% de la gente que vive con dos dolares por día quiere cambios. Ortega es el único que salió de los límites partidarios e hizo propuestas con un espíritu nacional».

El Ortega que se presentará el domingo a los comicios no es el mismo del gobierno revolucionario, de hecho, su compañero de fórmula es Jaime Morales, un empresario liberal, que fue dirigente político de los guerrilleros «contras» que combatieron al gobierno sandinista con el apoyo de Estados Unidos.

Un tercer analista, Antonio Lacayo, predijo una segunda vuelta entre Ortega-Montealegre, con un triunfo en el balotaje de Montealegre.

Por otro lado, los observadores de las elecciones del domingo en Nicaragua, entre ellos un millar de extranjeros, expresaron en su mayoría confianza en que la votación transcurrirá en calma y desestimaron la posibilidad de fraude o de conflictos.

Los enviados de la OEA, la UE, el Centro Carter de Estados Unidos y otros organismos, suman alrededor de mil personas, mientras habrá 13 mil observadores de la asociación local Etica y Transparencia, y 2 mil de otras entidades.

El jefe de la delegación de la UE, el parlamentario europeo Claudio Fava, recibió denuncias de algunos partidos políticos sobre intentos de fraude, mediante impugnaciones.

Sin embargo, esta hipótesis fue desestimada en principio por otros observadores, quienes aducen que para cambiar un resultado en una diferencia estrecha de un punto, por ejemplo, se necesitaría impugnar más de 300 mesas receptoras de votos, de un total de 11.500 que serán abiertas.

El partido que quisiera hacer esa impugnación debería recurrir a mesas en las que esté siendo derrotado, lo cual sería fácil de descubrir, como maniobra, explicaron algunos observadores. El país estaba hoy bajo vigilancia férrea de policías y militares.

Las autoridades electorales realizaban verificaciones sobre presuntas violaciones al período de veda a la propaganda electoral, después de una denuncia según la cual el equipo de campaña de Montealegre realizó miles de llamados telefónicos.

también te puede interesar