Nicaragua

La mitad de la población de Nicaragua en la miseria

MANAGUA – Casi la mitad de la población de Nicaragua, es decir, cerca de 2,3 millones de personas viven en la pobreza, atizada por el deficiente nivel educativo y la pobre cobertura de la educación primaria en muchas zonas del país, en particular, el campo

Redacción Central |

MANAGUA – Casi la mitad de la población de Nicaragua, es decir, cerca de 2,3 millones de personas viven en la pobreza, atizada por el deficiente nivel educativo y la pobre cobertura de la educación primaria en muchas zonas del país, en particular, el campo

No obstante, estudios privados estiman además que 4,4 millones (77%) de la población viven en la pobreza, de los cuales 2,3 millones sobreviven con menos de dos dólares al día.

El país, el segundo más pobre del continente después de Haití, con un índice de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en promedio del 5% en los últimos años, según cifras oficiales, basa su desarrollo en un sistema de producción agrícola poco desarrollado tecnológicamente y dependiente de la climatología.

La economía tiene una fuerte dependencia de la cooperación externa que aporta unos 400 millones de dólares anuales en donaciones y créditos concesionales, únicos permitidos al país por su condición de país bajo la iniciativa de Países Pobres y Altamente Endeudados (Hipc, en inglés).

De acuerdo al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), pese al crecimiento económico persiste la poca capacidad para generar empleos estables y salarios atractivos.

La mayoría de empleos generados en los últimos años son por las empresas maquiladoras bajo régimen de zona franca que ofrecen salarios poco atractivos, lo que incentiva la migración laboral a países vecinos, especialmente a Costa Rica, donde hay unos 400.000 nicaragüenses, aunque las cifras reales pueden ser mucho más altas.

Cerca de 1,5 millones de personas padece desnutrición, debido a que «el 50% de los hogares no tienen suficientes alimentos y no satisfacen sus requerimientos alimenticios diarios que es de 2.279 kilocalorías por día», según el Fondo para la Agricultura y la Alimentación (FAO) de Naciones Unidas.

Del 2001 a 2003 se produjeron oleadas de campesinos hambrientos que se apostaron en los centros urbanos para procurarse alimentos, tras perder sus empleos a causa de las crisis en la producción de café por la caída de los precios internacionales, que recién hace dos años se estabilizó.

también te puede interesar