Nicaragua

Daniel en Jinotepe: Cómo generaremos empleo

Cuando me preguntan ¿Cómo van a hacer para generar empleo? Yo les digo… así como hacen los grandes empresarios, que buscan financiamiento para desarrollar su negocio y generar empleo

daniel jinotepe
Foto: AP | AP

Redacción Central |

«Cuando me preguntan ¿Cómo van a hacer para generar empleo? Yo les digo… así como hacen los grandes empresarios, que buscan financiamiento para desarrollar su negocio y generar empleo»

Vamos a crear el Banco de Fomento para los productores del campo y la ciudad; y, de esa manera los nicaragüenses puedan recibir financiamiento con intereses justos y desarrollar su pequeño negocio, su empresa mediana, pequeña… e inmediatamente, van a estar dando trabajo, dando empleo. Si hay inversión de parte de los nicaragüenses y puede convertirse también en un pequeño o mediano empresario ¡va a dar empleo! Y eso, es lo que queremos… ¡que todos los nicaragüenses tengan empleo! Que ningún nicaragüense tenga que estarse yendo a buscar trabajo a otras tierras, porque no encuentra trabajo en su propio país.

NICARAGUA: ¡CRECE LA FUERZA ESPIRITUAL!

Palabras de Rosario

Hermanas y hermanos, familias de Carazo; hermanos, hermanas, y familias de Nicaragua entera, que está en el camino seguro de la victoria. Hemos venido recorriendo los municipios de Carazo, viendo y sintiendo la fuerza de la fe del pueblo en la victoria, a sólo 8 días de que estemos, todos juntos, cambiando la historia de este país, votando fe, con fuerza, con alegría, con ilusión, con esperanza… ¡en la casilla de los pobres, en la casilla del pueblo, en la casilla de la victoria… en la casilla 2!

¡Cómo se siente la fuerza de nuestro pueblo, en sus ojos, en su corazón, en los rostros iluminados de las mujeres, los jóvenes, los campesinos, de los trabajadores, de los desempleados! ¡Cómo se siente la fuerza con la que estamos avanzando en esta Revolución del Amor que va a traer a Nicaragua la prosperidad que tanto merecemos!

Porque sólo con Amor es posible que la Reconciliación exista, se afirme en nuestro corazón, en nuestra conciencia y en nuestro país. Solo el Amor hace posible que nos entendamos los seres humanos y, sobre todo, que comprendamos que este país nos pertenece a todos; que Dios nos hizo nacer aquí y nos trajo, para que juntos, saquemos adelante al país; para que juntos, salgamos de la pobreza; para que no nos confrontemos, para que nos unamos, nos complementemos; para que el esfuerzo de cada uno, sea también el esfuerzo del otro.

Es indispensable dejar de confrontarnos; es indispensable cambiar la cultura de odio que todavía prevalece en algunos corazones en nuestro país; es indispensable que Nicaragua se llene de la fuerza invencible del Amor, que cesen los ataques, las calumnias; que cesen las mentiras; que cese ese veneno que invade a algunos corazones, para que de verdad, cumplamos con las leyes de Dios que nos manda a “amarnos los unos a los otros,” ¡no a combatirnos! ¡no a matarnos! Sino a, juntos enfrentar los desafíos, los retos, y el principal reto que está planteado en este país, es la pobreza, el desempleo, la falta de futuro, de educación, de salud; es la falta de financiamiento para el trabajo, para la producción. Esos son los retos de Nicaragua y, para eso, tenemos que llenarnos de Amor, porque el Amor es la bendición de Dios, es la voluntad de Dios, es la energía del Creador, y ¡es poderoso!

Con la fuerza del Amor, tenemos la fuerza de Dios y, con esa fuerza vamos avanzando minuto a minuto, hora a hora; estamos avanzando seguros, indetenibles, invencibles, ¡al triunfo del pueblo, el 5 de noviembre!

Hermanas y hermanos, con el corazón lleno de Amor, vamos a votar, todos juntos, Nicaragua entera, que no se excluya nadie, porque la Unidad Nicaragua Triunfa, se ha comprometido a respetar a todos los y las nicaragüenses y ¡no importa! Dónde estén ahorita, no importa en qué bandera, toda Nicaragua va a participar del esfuerzo para combatir la pobreza, las enfermedades, el analfabetismo; para que tengamos educación; para que los jóvenes, las familias, tengamos tranquilidad y futuro.

Sólo con el Frente Sandinista; sólo con la Unidad Nicaragua Triunfa… Nicaragua puede vivir en paz y mejor! ¿En qué casilla, hermanos? ¿En qué casilla, hermanas? ¿Las mujeres, los jóvenes… en qué casilla? ¿cuál es la casilla del Amor? ¿cuál es la casilla de la fe, de la luz, de la victoria? ¡Que viva el pueblo de Nicaragua! ¡Viva el Frente Sandinista! ¡Viva la Unidad Nicaragua Triunfa, la unidad de todos los nicaragüenses! ¡Que viva Daniel! ¡Que viva Daniel! ¡En la 2… a la victoria!

Palabras de Daniel

Buenas tardes hermanos, hermanas de Dolores, San Marcos, del Rosario, La Paz, Teresa, y de La Conquista… para todos y todas las familias del Departamento de Carazo, nuestro cariño, nuestro amor, nuestro agradecimiento porque, en Carazo, ya el pueblo decidió depositar su voto, el día 5 de noviembre… ¡en la casilla2!

Nuestro saludo para nuestro Secretario Político, Tomás Maldonado y, para los candidatos a Diputados del Departamento de Carazo, José Martínez, Livio José Bendaña y Máxima Ninoska Bermúdez Flores… para todos ellos, nuestro reconocimiento y nuestro aplauso, pero, sobre todo ¡los votos!

Para Diputados Departamentales… ¿en qué casilla? Para Diputados nacionales… ¿en qué casilla? Para Diputados al Parlamento Centroamericano… ¿en qué casilla? Y, para el candidato a Vicepresidente y, a Presidente… ¡en la 2!

La 2, simboliza la V de la victoria… ¡esa es la 2! Y por eso, le agradecemos a todos los caraceños, a los campesinos, a la juventud, los trabajadores, los desempleados, los maestros, a todos… les agradecemos que ¡ya decidieron depositar su voto el día 5 en la casilla 2!

De igual manera, agradecemos a todos los hermanos nicaragüenses que ya se decidieron por incorporarse a esta gran Unidad Nicaragua Triunfa, que encabeza el Frente Sandinista independientemente de ideologías políticas… la verdad es que ¡el hambre está matando a miles y miles de nicaragüenses! La verdad es que ¡un millón 500 mil nicaragüenses, pasan hambre todos los días! La verdad es que ¡4 millones 200 mil nicaragüenses están en la pobreza!

La verdad es que 800 mil niños ¡se quedan sin poder ir a la escuela, cada año! La verdad es que el que logra ir a la escuela, lo van retirando poco a poco, a lo largo del año, porque los padres no pueden mantenerlos. La verdad es que ¡el analfabetismo ha venido creciendo hasta un 35%! La verdad es que ¡no hay financiamiento para los productores!

Existe algún financiamiento con intereses muy altos y, se necesita un financiamiento con intereses bajos para que todos los nicaragüenses, puedan producir, generar empleo; puedan progresar, puedan disfrutar de la riqueza… porque ¡la riqueza es para todos los nicaragüenses! Y eso, lo vamos a lograr con la gran Unidad Nicaragua Triunfa.

A causa de esta situación difícil que vive el país, más de 800 mil hermanos están en el exilio económico… en Estados Unidos, Costa Rica, Guatemala, El Salvador, España, Italia, en la India, en China… ¡por todas partes del mundo están regados los nicaragüenses, buscando cómo trabajar!

El trabajo que no encuentran en su tierra, lo han ido a buscar a otras tierras y con grandes esfuerzos, sacrificios, mandan las remesas… es importante quedar claros que, esas remesas, son una pequeña parte del ingreso que ellos reciben por su trabajo. Recordemos que cuando un nicaragüense está trabajando en cualquier otro país, tiene que pagar casa, luz, agua, transporte, comida… se gasta el 80% de sus ingresos y, por lo tanto, el nicaragüense más bien, está entregando dinero y trabajo al país donde se encuentra laborando. Y, una pequeña parte de ese dinero es la que logran enviar a sus familias… y esa pequeña parte, son las remesas.

Las remesas seguirán entrando a Nicaragua ¡libremente! Así como salen en dólares, también las recibirán en dólares las familias nicaragüenses… ¡las remesas son sagradas, son intocables! Lo que nosotros estamos planteando a las empresas, a los bancos que se encargan de traerlas, es ¡que no cobren tanto! Que, en lugar de cobrar el 12%, 10% u 8%… ¡que cobren el 2%! Eso sería más justo.

Si ellos cobran menos, más van a recibir las familias nicaragüenses a las que les envían remesas… mientras llega al Gobierno la Unidad Nicaragua Triunfa, que con el financiamiento ¡va a generar empleo para todo el pueblo!

El financiamiento es básico para que un país se desarrolle… hasta los grandes empresarios, prestan el dinero para desarrollar su negocio. Los inversionistas extranjeros, también prestan dinero para desarrollar su negocio; a los nicaragüenses es a los que les falta que les presten ese dinero con intereses bajos, para que puedan desarrollar su negocio, porque, no podemos ser «candil de la calle, oscuridad de la casa».

Está bien que vengan los empresarios extranjeros a invertir a Nicaragua ¡son bienvenidos! Pero, también tienen derecho los nicaragüenses, a convertirse en empresarios; a recibir financiamiento para desarrollar sus propias empresas, sus propios negocios; recibir financiamiento los campesinos, para producir los alimentos que tanto demandamos los nicaragüenses; recibir financiamiento los productores que están en la ganadería de carne y de leche, ¡que tanta falta hace al pueblo! Porque fíjense… ¿cómo es posible que con tantas capacidades alimentarias que tiene Nicaragua… 1 millón 500 mil nicaragüenses pasen hambre todos los días… ¿cómo es posible? Aquí no debería faltarle el fríjol, el arroz, el queso, la cuajada, la mantequilla, la carne ¡a ninguna familia nicaragüense! ¡a ningún niño le debería faltar la leche!

Cuando me preguntan ¿cómo van a hacer para generar empleo? Yo les digo… así como hacen los grandes empresarios, que buscan financiamiento para desarrollar su negocio y generar empleo. Vamos a crear el Banco de Fomento para los productores del campo y la ciudad; y, de esa manera los nicaragüenses puedan recibir financiamiento con intereses justos y desarrollar su pequeño negocio, su empresa mediana, pequeña… e inmediatamente, van a estar dando trabajo, dando empleo. Si hay inversión de parte de los nicaragüenses y puede convertirse también en un pequeño o mediano empresario ¡va a dar empleo! Y eso, es lo que queremos… ¡que todos los nicaragüenses tengan empleo! Que ningún nicaragüense tenga que estarse yendo a buscar trabajo a otras tierras, porque no encuentra trabajo en su propio país.

Esa es una parte fundamental del problema; la otra parte del problema… ¡es la energía! Cuando hablamos de inversión, estamos hablando de inversión para las actividades productivas de todo tipo, desde las más grandes, hasta el muchacho que quiere montar un cibercafé y no tienen quién le preste el dinero para instalar su negocito; o la muchacha que desea establecer un salón de belleza; la señora que quiere mejorar su comidería, o el que tiene una panadería, barbería, un taller de mecánica; o las comerciantes de los mercados que tienen que pagar intereses usureros…! el financiamiento es fundamental para el trabajo.

Habiendo trabajo la gente no va a pasar tantas dificultades; no va a tener que andar pidiendo limosna para comprarse un medicamento que cuesta centavos; porque, además, el Estado debe garantizar ¡de forma gratuita! los medicamentos y la atención de salud de las familias pobres. En la medida que la gente va saliendo de la pobreza, ya no necesita pasar por la pena de andar pidiendo para los medicamentos.

Si hay inversión para los nicaragüenses, que es lo que ha faltado, va a haber trabajo, habrán más ingresos para el Estado nicaragüense; habrán más recursos para la salud, para la educación, para el deporte, para la cultura, para la juventud. Pero, ¡tenemos un problema! que es la energía… no la energía que carga este pueblo caraceño ¡que es una energía tan potente que puede iluminar a toda Nicaragua!

¡Tenemos que acabar con los apagones! Y debemos instalar rápidamente en Nicaragua, nuevas plantas que generen con lo que es nuestro petróleo… ¡el agua! Con el agua se genera energía y ustedes lo saben perfectamente bien; ¿cuál es nuestro petróleo? Los volcanes… con ellos se genera energía y ¡tenemos suficiente agua, suficiente fuente en los volcanes como para producir energía más barata! Que el usuario la reciba más barata; que la reciba el nicaragüense que se encuentre en el lugar más recóndito del país y, para importar también a otros países… ¡ese es el potencial que tiene Nicaragua!

Pero ¿cuál es el problema que tenemos en estos momentos? No me voy a poner a hablar de lo que pasó, sino de lo que está pasando y ¿cómo hacemos para resolverlo? Lo que está pasando es que los apagones están a la orden del día y, ¡no hay inversión que pueda funcionar sin energía!

Si una familia tiene una pulpería, una mantenedora y se fue la energía… empieza a perder la carne que tiene en la mantenedora; la que tiene su tramo en los mercados, con pescados, mariscos, pollo, carne, que necesitan refrigeración… se va la energía ¡y se perdió todo! Las empresas, por muy pequeñas o grandes que sean… sin energía, sencillamente, no pueden trabajar ¡se paralizan!

Los estudiantes, no podrán estudiar por la noche si no hay luz; ¡a gastar en candelas o lámparas! Y, a afectarse la vista, porque se acorta cuando tiene que estar estudiando en la oscurana. Los que tienen computadora ¿de qué les sirve, sin energía? Y, ni siquiera se puede escuchar la radio, ver la televisión, para tener un poco de esparcimiento.

Dos grandes acciones tomará de inmediato, el Gobierno de la Unidad Nicaragua Triunfa: Terminar con los apagones, empezar un proceso de inversiones, para que tengamos nuestras propias fuentes de energía hidroeléctrica y geotérmica. También, en primer lugar, entregarles, a través del Banco de la Producción, a los productores del campo y la ciudad, un crédito con intereses justos, para que pongan en movimiento la economía del país, para que tengan acceso a la riqueza, generen empleo, contribuyan a la salud, la educación, la cultura y al deporte de este pueblo. ¡Allí están las bases del desarrollo económico de Nicaragua!

Bueno, ya faltan… ¿cuántos días faltan…? La votación es el 5 de noviembre, faltan 8 días; y ¡no hay que confiarse! Nosotros ya tenemos los votos en toda Nicaragua; tenemos una inmensa mayoría de votos, ¡inmensa! Ya el pueblo ganó, es cierto, ¡ya el pueblo ganó! Pero… no podemos descuidarnos ¡no podemos descuidarnos! Las elecciones son el 5 y, nuestros adversarios ¡van a usar todas las artimañas habidas y por haber!

Ya las han utilizado en otros tiempos; las han continuado utilizando. ¡Todo tipo de artimañas, para tratar de escamotearnos los votos! Para ¡tratar de arrebatar los votos! ¡Tratar de anularnos votos! Van a tratar de hacer todo eso… y es importante que para el 5, ¡todo el mundo vaya a votar!

Tener la cédula guardada en su casa, todos estos días; y sacarla para ir a votar el día 5. Ese día, depositar el voto en la Casilla de la Unidad Nicaragua Triunfa ¡la casilla 2! Y, garantizar la presencia de todos los compañeros en las mesas, en las rutas, los fiscales… todos los que tienen que estar allí, vigilantes ¡no podrán dormir! Tienen que estar alertas, para que no se nos vaya a escapar ¡un solo voto!

Y, estar allí, ¡el tiempo que sea necesario! con la paciencia ¡con paciencia! Sin agresividad, aunque nuestros adversarios mantienen su campaña agresiva, sucia, todos los días; nosotros no podemos caer en lo mismo… que ellos ¡digan lo que digan! Al final de cuentas, son los pobres, con su voto, los que van a decidir el próximo gobierno que va a tener Nicaragua.

Es la juventud… ¡esa juventud que va a recibir el poder! porque el Gobierno de la Unidad Nicaragua Triunfa se lo va a entregar, para que se haga cargo de los grandes cambios que hay que hacer en este país.

Nuestro llamado a todos los nicaragüenses que están en la pobreza y que, todavía, por ignorancia, por temor, por la campaña sucia que en algunos de ellos tiene sus efectos, y todavía actúan con rencor, resentimiento… ¡y están en la miseria, que es lo más terrible! Están en una casuchitas hechas de retazos de madera, de zinc oxidado, de pedazos de plásticos. Los niños descalzos, se ve que no van a la escuela, se ve que pasan hambre…

Son familias que están en la pobreza y todavía están en el atraso y actúan con mucho rencor, porque se lo han alimentado; les han alimentado el odio y no siguen ese precepto bíblico… aquí todos somos cristianos en Nicaragua, la inmensa mayoría; unos católicos, otros evangélicos… y, ¿qué es lo que manda Dios? Cristo no dijo: «mátense los unos a los otros», lo que Cristo dijo fue: «amaos los unos a los otros». Pero ¡qué difícil es que le hagamos caso a Cristo!

Este país, con tantas guerras… desde hace más de 150 años, Nicaragua vive en guerras ¡y con servicio militar! Porque, cuando la guerra entre conservadores y liberales, cada uno hacía su servicio militar con sus propios trabajadores. Al final, le hicimos caso a Cristo… le pusimos fin a la guerra ¡la enterramos para siempre! Y ¡enterramos para siempre el servicio militar! Y ¡nunca jamás volverá a haber servicio militar en nuestra Patria!

Ahora tenemos que seguir luchando contra esos odios, esos rencores, esas infamias; contra esas campañas…! En la desesperación no se dan cuenta que el daño se lo hacen a ellos mismos; en la desesperación, por no aceptar que ya el Frente, con esta gran Unidad Nicaragua Triunfa ¡ya ganó estas elecciones! Y entonces ¡se ponen peor! Se ponen enloquecidos…!

Nosotros, con calma, con paciencia… ¡no les respondamos a sus actitudes agresivas, a sus insultos, a sus mentiras! No les respondamos de la misma manera… ¡respondamos diciéndoles a todos esos que están en la pobreza y la miseria y que todavía no tienen conciencia…! Hay que decirles: «¡está bien! ¿qué se va a hacer? Vos decís que vas a votar del otro lado y ¡mirá cómo te tienen en el hambre, en la pobreza! Pero, el Gobierno de la Unidad Nicaragua Triunfa… te lo aseguro que ¡no vamos a hacer diferencias y, a vos, te vamos a hacer tu casita digna y tendrás trabajo, alimentación! Que es un derecho para todas las familias nicaragüenses.»

Es decir, no vamos a discriminar a nadie, por mucho que nos hayan insultado… no vamos a decir ¡ah! que porque aquél me insultó y está en una casita desbaratada, no le vamos a hacer su casa? ¡No! También hay que hacerle su casa, porque es una familia, son seres humanos y, al final de cuentas, ¡son víctimas de la siembra de odio, rencor, de calumnias, mentiras, infamias, que ha vivido este pueblo durante décadas! ¡Porque, han sido décadas sistemáticas…!

Pero… ¡qué grande es este pueblo! Y grande porque tenemos una fe puesta en Dios. Cuando el ser humano tiene esa fe puesta en Dios ¡puede enfrentar las mayores dificultades y no rendirse! Puede enfrentar los mayores problemas ¡y no rendirse! Puede pasar hambre, desempleo ¡y no rendirse! Puede verse obligado a pedir para comprar los medicamentos ¡y no rendirse!

Este es un pueblo que no se ha rendido, gracias a Dios, que mantiene una fortaleza de espíritu cada día más grande, más poderosa y, oremos todos los días, desde el amanecer hasta el anochecer, para que Dios el Supremo Creador, nos de cada vez, una mayor fortaleza para que el día 5 ¡se ilumine Nicaragua con el voto en la casilla 2!

Yo les digo a los hermanos que tienen sus dudas y que no tienen tanta carga de odio, porque el que tiene mucha carga de odio ¡es difícil ahorita! Y, ojalá Dios pudiera liberarlo de esa carga de odio; pero, hay hermanos nicaragüenses que tienen dudas ¡no tienen odio! pero tienen temor: “si ganan los sandinistas dicen que va a pasar esto y lo otro…” ¡todas las historias, todos los inventos que cuentan!

¡Y fíjense que tienen problemas…! Porque aquí ha pasado lo siguiente, el que estaba bien, viene para abajo; el que estaba regular, va para abajo; el que estaba más abajo, va más para abajo. Es decir, ¡todo mundo viene de mal en peor! Esa es la verdad; todo mundo se viene empobreciendo, desde el que más tenía, hasta el que menos tenía.

Gente que tenía muchos recursos, ha quebrado en estos años, por esas políticas económicas. Por eso, Su Santidad el Papa decía que estas políticas económicas provocaban pobrezas, miserias y que “los pobres no podían esperar.” Yo les pido, a todos esos hermanos nicaragüenses que tienen sus dudas… les digo: ¡Por amor a Dios! Dennos la oportunidad de gobernar en paz y los vamos a sacar de la pobreza… ¡los vamos a sacar de la miseria! Porque los pobres, como decía Su Santidad el Papa Juan Pablo II ¡ya no pueden esperar!

Han esperado 16 años, han tenido una paciencia tan grande como la de Job y, por eso es que, este próximo 5 de noviembre… ¿en qué casilla? ¡En la 2! ¿En qué casilla? ¡En la 2! ¿En qué casilla? ¡En la 2!

Esta es una Revolución espiritual. Esta elección no es una simple elección, de cambio de gobierno para que suba otro y seguir en las mismas… ¡no tendría sentido! Esta es una Revolución espiritual, donde el principio fundamental es: Respetarnos, querernos, y tratarnos como hermanos todos los nicaragüenses, sin hacer diferencias políticas, ideológicas, ni religiosas.

Por eso, esta Revolución es Solidaria, y tiene ese himno tan lindo que dice: «Queremos Trabajo, queremos Paz, queremos Reconciliación…!» y, todo lo demás ¡vendrá por añadidura!

¡Que viva el pueblo de Carazo! ¡Viva el pueblo de Nicaragua!

Cada vez que iniciamos estos actos, lo hacemos con las notas sagradas del Himno Nacional; los culminamos con un párrafo de nuestro himno popular… «¡Soy puro pinolero, nicaragüense por gracia de Dios!»

¡Que viva Nicaragua bendita y siempre libre!

también te puede interesar