Nicaragua

Daniel en Distrito V de Managua: Lo que queremos para el pueblo

Daniel, junto a Rosario, expuso lo que quiere el Frente Sandinista para su pueblo

daniel distrito v
|

Redacción Central |

Daniel, junto a Rosario, expuso lo que quiere el Frente Sandinista para su pueblo

«Son puntos básicos: el Trabajo, la Paz, la Reconciliación… pero, todavía tenemos hermanos y hermanas, familias nicaragüenses ¡muy empobrecidas! tanto en estos barrios de Managua como en el campo»¡EN RECONCILIACIÓN, VENCEREMOS!

Palabras de Rosario

Un saludo muy especial para nuestro querido Padre Theo que nos acompaña, esta noche. Gracias Padre por estar aquí.

Hermanas y hermanos del Distrito V y particularmente de la Colonia Nicarao, donde estamos en este momento, la histórica Colonia Nicarao, de raíz sandinista, heroica. Gracias Managua, gracias Nicaragua.

El pueblo nicaragüense está eligiendo el camino del Amor, la Revolución del Amor que va a cambiar profundamente este país, cuando todos, el 5 de noviembre votemos en la casilla 2 para trabajar y progresar. Muchos se preguntan ¿de qué revolución están hablando cuando dicen Revolución del Amor? Estamos hablando de ese poder que tenemos todos los seres humanos para construir nuevas historias, para cambiar la vida y no seguirnos destruyendo; para que deje de haber odio en los corazones; para que pasemos a una sociedad donde el Amor, que es la justicia y la solidaridad, rija las relaciones económicas, políticas, sociales, culturales y, de verdad, tengamos todos nuestros derechos.

La Revolución del Amor es lo único que puede salvar a la humanidad, porque es lo único que puede crear sociedades justas, donde nos comuniquemos, nos entendamos, nos respetemos y convivamos, con sabiduría. La Revolución del Amor, es la Revolución de la sabiduría, es el mandato de Dios.

En Nicaragua, la Revolución del Amor es la Reconciliación, es la Paz, és lo que nos va a permitir vencer la pobreza, porque donde hay Amor, hay justicia, hay sentido de solidaridad y es lo que vamos a hacer en Nicaragua, desde el 5 de noviembre, para que las familias tengamos tranquilidad y vivamos mejor; para que haya trabajo; para que los jóvenes puedan estudiar y asuman el poder del futuro, de transformar este país para que todos progresemos; para que el campo florezca; para que toda Nicaragua sienta, de verdad, esa luz, esa fuerza, esa nueva historia.

Y, para todo eso, hermanas y hermanos, Nicaragua entera se ha venido apuntando en este camino de fuerza, de fe, de valentía, de Amor… el camino de la victoria, que ha venido iluminando el Frente Sandinista de Liberación Nacional y la Unidad Nicaragua Triunfa, donde estamos, de verdad comprometidos en servir a este pueblo, con todas nuestras fuerzas.

El 5 de noviembre va a ganar el Amor y vamos a votar todos juntos en esta casilla, en la casilla del futuro; en la casilla de los jóvenes, de las mujeres, de las familias, de los hombres; en la casilla de los empobrecidos… Nicaragua entera se ha venido empobreciendo, pero pronto va a ser próspera, con ese voto ¡que va a cambiar la vida!

Hermanas y hermanos, gracias por la fe y la confianza, la fuerza, la alegría con que nos estamos encaminando a la victoria. Ese es el espíritu de este pueblo, ese espíritu alegre, lleno de vitalidad, lleno de fe, con el que vamos, el 5 de noviembre, a votar todos juntos… ¿en qué casilla? ¿en qué casilla?

¡Que viva el Frente Sandinista! ¡Vivan nuestros aliados en la Unidad Nicaragua Triunfa! ¡Vivan las mujeres, los jóvenes! ¡Vivan los pobres de Nicaragua que van a ser redimidos! ¡Que viva Daniel! ¡Que viva Daniel!

Palabras de Daniel

Buenas noches ¿cómo están, cómo se encuentran? A ver si bajan las banderas, para que nos podamos ver hasta donde la distancia nos permita… allá estoy viendo unas manos que se están alzando ¿dónde están esas manos? ¿en qué casilla? ¡En la 2, que es la victoria!

Nuestro saludo, nuestro cariño, nuestro amor para todas las familias; para todas las niñas, los niños, los jóvenes, las mujeres, las ancianas y ancianos, para los hombres. Nuestro agradecimiento para todo ese pueblo que ya decidió… ¡gracias a Dios…! Vencer el miedo, la ignorancia, las mentiras, las calumnias y ¡ya decidió votar el 5 de noviembre en la casilla 2!

Ya la victoria está… ¡claro que ya ganamos! Ya ganamos porque tenemos una inmensa mayoría de nicaragüenses, encabezados por el Frente Sandinista en esta Gran Unidad Nicaragua que cada día crece más. Nicaragüenses de los más variados signos políticos, familias de los más variados signos ideológicos se van sumando a esta gran Unidad Nicaragua Triunfa, que lleva un himno que dice: «Todos queremos Trabajo y Paz; todos queremos Reconciliación.»

Son puntos básicos: el Trabajo, la Paz, la Reconciliación… pero, todavía tenemos hermanos y hermanas, familias nicaragüenses ¡muy empobrecidas! tanto en estos barrios de Managua como en el campo, que están en la miseria más absoluta, en casuchitas miserables de techos de plástico. Los niños están descalcitos, visten en harapos, no van a la escuela, pasan hambre, no tienen para comprar medicamentos cuando se enferman, pero ¡por la ignorancia, por las campañas sucias que se repiten todos los días! ¡por las mentiras, las infamias, las calumnias…! algo de eso queda en esas personas, esas familias.

Les han sembrado mucho odio a algunas de ellas; otros no… otros, han logrado extirpar el odio de su corazón y nos dicen, cuando nos saludan, que van a votar en la 1… ¡Está bien, están en su derecho! Pero hay otros, que se les sale el resentimiento, el odio y lo peor ¡es que están en la pobreza!

En Nicaragua, y esto hay que repetirlo todos los días… ¡hay 4 millones 200 mil nicaragüenses en la pobreza! ¡Un millón 500 mil nicaragüenses pasan hambre todos los días! Más de 800 mil muchachos y muchachas se quedan sin ir a la escuela, cada año; y los que logran ir, a lo largo de los meses, sus padres los tienen que ir retirando de la escuela porque no les pueden mantener los estudios. En Nicaragua… el 35% de la población está en el analfabetismo; son miles las personas que no tienen para comprar los medicamentos y tienen que andar con la receta, pidiendo limosna para comprarlos.

Todavía, hay alguna gente muy empobrecida, que por miedo, por temor, por confusión, porque les han sembrado muchas mentiras… ¡no se deciden! Saben que en el Frente, en la Unidad Nicaragua Triunfa, en la Reconciliación… está el futuro de los pobres; saben que la esperanza de los pobres para salir de la pobreza ¡solamente está en el Frente Sandinista de Liberación Nacional y en la Unidad Nicaragua Triunfa!

Lo demás, es seguir en lo mismo… que más nicaragüenses, por falta de empleo, se tengan que ir a trabajar a otras tierras; porque, más de 800 mil hermanos nicaragüenses están trabajando en países centroamericanos, latinoamericanos, en Estados Unidos, Europa, Asia… por todos lados hay nicaragüenses buscando por la vida, porque no encuentran trabajo en su propia tierra.

¿Qué les decimos a esas familias que están en la pobreza y que no tienen conciencia, por ignorancia, porque están cargados de resentimiento…? Les decimos que tienen las puertas abiertas, pero, si ustedes deciden el 5 de noviembre darle el voto a las otras fuerzas políticas… ¡está bien! Pero, tengan la seguridad los que están en la pobreza, en esas casuchitas miserables y están votando del otro lado y dicen que, a pesar de estar en esas casuchitas, van a votar del otro lado… ¡tengan la seguridad! que el Gobierno del Frente y la Unidad Nicaragua Triunfa ¡les va a construir las viviendas dignas, que no les han construido aquellos a los cuales, ustedes les han estado dando el voto, durante estos años!

Y no habrán entonces, niños descalzos, pidiendo limosna, o cayendo en la delincuencia, formando pandillas para agredirse unos a otros; no habrán niños oliendo pegas, sino que los niños estarán en la escuela ¡que es donde deben estar! Los niños estarán en la escuela, preparándose intelectual, culturalmente y, estarán también haciendo deporte, desarrollando las artes, porque la juventud debe desarrollarse integralmente.

La juventud debe formarse en la primaria, la secundaria, en carreras técnicas, en la universidad y también debe formarse en el deporte, en las artes. Porque, en cada nicaragüense, en cada joven, hay un atleta, un deportista, un poeta, un pintor, un médico, un ingeniero, un técnico, un profesional… eso está en las capacidades intelectuales de todos los jóvenes nicaragüenses.

Lo que pasa es que los pobres han sido marginados y por eso, Su Santidad el Papa Juan Pablo II condenaba este sistema que tenemos en Nicaragua ¡lo condenaba! Y decía el Papa «los pobres no pueden esperar» y los pobres, han esperado aquí en Nicaragua ¡16 años! porque tenemos 16 años en paz. Antes vivimos en guerra, desde hace más de 150 años, cuando vino William Walker, vivíamos en guerra y había servicio militar porque los conservadores formaban su ejército con los trabajadores de sus fincas y, los liberales también, con los trabajadores de las fincas… ¡esa era la historia de Nicaragua! Una historia de guerras.

Cristo nunca dijo: «mátense los unos a los otros;» al contrario, Cristo dijo: «ámense los unos a los otros.» Pero ¡bueno! la humanidad, cuesta que entienda y la humanidad vive en guerra; Nicaragua vivió en guerra, pero finalmente… ¡le pusimos fin a la guerra! Finalmente le hicimos caso a Dios, y, al ponerle fin a la guerra… ¡enterramos la guerra, enterramos el servicio militar! Y nunca más habrá servicio militar en Nicaragua.

Ahora, de lo que se trata es de avanzar, en estas próximas elecciones, no para cambiar gobierno y seguir en lo mismo, porque eso ¡no tiene gracia! Sino para llevar a cabo una Revolución espiritual… que es una Revolución que está llena de Cristo, porque Él es el mejor ejemplo de la espiritualidad, la solidaridad y el Amor.

Para que un pueblo pueda desarrollarse, tiene que haber un sentido de solidaridad, de respeto, de Amor, de Reconciliación y, por eso es que insistimos tanto en la Reconciliación, porque no es un tema de campaña… ¡es un tema que va mucho más allá, a la profundidad de la conciencia de cada nicaragüense! Porque, en la medida que nos reconciliemos, vamos a tener la capacidad de sacar a Nicaragua de la pobreza, de la miseria en que se encuentra.

Tendremos como Gobierno, dos grandes tareas inmediatas: una, tiene que ver con el trabajo, la salud, la educación, las viviendas… todos los aspectos sociales. Para eso, es necesario que la economía de Nicaragua se ponga en movimiento, que no siga paralizada; y para ello, se necesita ¡del financiamiento! No existe ninguna economía en el mundo que funcione sin financiamiento; incluso, los grandes capitales, las grandes empresas en el mundo, trabajan con financiamiento, o sea, prestan dinero para desarrollar sus proyectos.

Cualquier proyecto que se desarrolla en el mundo… en los mismos Estados Unidos, si van a construir un edificio de 100 pisos, buscan el financiamiento y, si no lo encuentran ¡no hay edificio! Si en Europa quieren desarrollar una zona turística, buscan el financiamiento; si en la India quieren desarrollar programas agrícolas o agroindustriales, se busca el financiamiento. Es decir, ¡sin financiamiento no se mueve ninguna economía!

¿Qué es lo que pasa en Nicaragua? En Nicaragua, el financiamiento no existe para los pobres, no existe para los comerciantes, no existe para los productores; no existe para la gente que trabaja por cuenta propia… tienen que andarle prestando a los usureros y ¡ya sabemos los intereses que ellos cobran!

Cuando se tiene a un familiar enfermo y tal vez alguien tiene una casita, porque el que no tiene casita, no le queda más que esperar a que se muera el familiar. El que tiene la casita, la empeña para poder operar al familiar y, después, cuando se atrasó en el pago, como los intereses son tan elevados, tal vez ha abonado lo que prestó, pero todavía ¡sigue debiendo! Y entonces, ¡les quitan la casita! Esa es la política de la usura.

Los organismos no gubernamentales que prestan dinero, también les aplican intereses muy altos… no es culpa de ellos. Ellos pueden prestar un buen servicio, con el Gobierno de la Unidad Nicaragua Triunfa, colocando el dinero con intereses más bajos… dinero que gestionaría el Gobierno de la Unidad Nicaragua Triunfa, para que los intereses disminuyan.

Si hay financiamiento para las grandes inversiones extranjeras o nacionales… ¡está bien! que sigan con su inversión, pero… «no podemos ser candil de la calle y oscuridad de la casa;» es decir, los nicaragüenses también tienen derecho a ser empresarios; a tener financiamiento para convertirse en empresarios… no solamente los extranjeros. ¡Bienvenidos los extranjeros! Pero, los nicaragüenses tienen derecho a recibir financiamiento para ser empresarios ¡y lo van a recibir con el Gobierno de la Unidad Nicaragua Triunfa!

Si los nicaragüenses reciben financiamiento para desarrollar la agricultura, la ganadería, la pequeña industria, el comercio, la artesanía; los negocios familiares, una comidería, una pulpería, un salón de belleza; talleres de mecánica, o para reparar televisores, computadoras, radios; o el cibercafé, porque muchos jóvenes quieren montar negocios de ese tipo, pero ¿con qué, si no hay financiamiento? Y si van a prestar ¡les cobran unos intereses imposibles!

Si hay financiamiento, toda la economía se pone en movimiento y se empieza a generar empleo, porque el que recibe el financiamiento, invierte e inmediatamente, tiene que emplear a la gente, y, al hacerlo… la gente tiene capacidad de compra. No que ahora, como no hay empleo, la capacidad de compra de la gente es muy limitada y, al de la pulpería le da miedo fiar, porque dice… si no está trabajando, no me va a pagar y, lo mismo te dice el de la comidería.

Todo mundo se beneficia si hay financiamiento, porque la economía se mueve, crece la producción de alimentos ¡para que nadie pase hambre en este país! y también se puede exportar, para traer divisas a Nicaragua. Pero, con todo esto, lo más importante es que habrá suficientes recursos para la salud, y que nadie ande con su receta, pidiendo limosna; habrá suficientes recursos para la educación, para el deporte, la cultura. Habrá suficiente recursos para que los niños puedan ir a la escuela, para que nadie pase hambre en este país… por eso ¡es fundamental el financiamiento!

Otro punto que es crucial y tenemos que resolver con el Gobierno de la Unidad Nicaragua Triunfa… ¡inmediatamente! porque, sin este punto que voy a mencionar, lo demás ¡no funciona! ¡A ver… a qué creen que me refiero? ¡La luz, correcto, la luz! Allí pasamos por unos barrios que están a oscuras… ¡los apagones famosos!

Un país sin energía, sencillamente, va a regresar a la época de la edad de piedra ¡va para atrás! ¿Qué inversionista podrá invertir si se da cuenta que aquí, hay apagones a cada rato? El que tiene el negocio de la rueda Chicago, los caballitos, los juegos… debe estar ¡haciendo cruces para que no se vaya la luz! porque si se va ¡se fregó!

Las mujeres trabajadores de los mercados, que venden mariscos, carnes; o si tienen una pulpería en su casa, en el barrio, donde hay mantenedoras con carnes, pollo… se va la luz ¡se perdió todo!

Es decir, la luz afecta desde la empresa más grande, hasta la más chiquita… si no hay luz ¡todo queda paralizado! Los mismos muchachos y muchachas que quieren usar la computadora… ¿de qué les sirvió tener la computadora que tanto les costó conseguirla? ¿de qué sirvió si no hay energía y, no puede ocupar la computadora? Si quieren estudiar ¡a gastar en candelas, el que pueda comprarlas! Porque hay gente, que no puede ni comprar la candelita.

El que tiene un poco más de recursos, a gastar en una lámpara, que es más costosa y hay que estar pendiente, porque la batería se gasta rápidamente ¡y es más costo! Imagínense, una muchacha, un muchacho, estudiando con candelas, con lámpara… se elevan los costos y se le daña la vista, porque está forzándola. Esto de la energía es crucial.

Tenemos ese problema en Nicaragua, no vamos a hacer la historia de lo que pasó, ni de quién es la culpa. Lo importante es que podemos asegurar… que con el Gobierno de la Unidad Nicaragua Triunfa ¡los apagones van a desaparecer! ¡Cero apagones! Y esto, tiene que ir acompañado de un programa de inversiones, de plantas hidroeléctricas y geotérmicas, ¡que eso es nuestro petróleo! Nosotros tenemos aguas y fuentes energéticas en los volcanes ¡de sobra! para generar energía a costos más baratos, porque es mucho más costoso el diesel, el petróleo…

Tenemos que hacer un plan de inversiones de corto plazo, para construir pequeñas y medianas plantas hidroeléctricas por todo el país, para que, con el paso del tiempo, Nicaragua sea autosuficiente con recursos propios… es decir, con plantas hidroeléctricas, plantas geotérmicas y que, además, podamos exportar energía a Centroamérica y otros países hermanos, porque ¡tenemos la riqueza!

Es que es ¡increíble! que en un país ¡con tanta riqueza! Tengamos tantos problemas… ¡es inconcebible! Porque si un país no tiene agua, no tiene volcanes, es explicable que tenga dificultades, tendrán que buscar inversión de plantas eólicas, que se mueven con el viento. Pero, Nicaragua… tiene riquezas inmensas, aquí ¡nadie debería pasar hambre! con tantas tierras fértiles que poseemos, donde se puede producir el frijol, el maíz, el arroz; se puede desarrollar la ganadería de carne y de leche; las hortalizas, los vegetales… ¡todo lo podemos producir en Nicaragua! Pero ¿por qué a la hora del almuerzo, del desayuno, de la cena, le hace falta el alimento a la familia nicaragüense? Porque está en la pobreza y porque ¡no hay inversión para el sector productivo!

La solución la tenemos los propios nicaragüenses y por eso es que ¡es tan importante y tan decisivo! que este próximo 5 de noviembre, el pueblo nicaragüense, deposite su voto ¡en la casilla 2…! Todo el pueblo ¡unido! para que tengamos energía, para que tengamos trabajo, paz, salud, educación, cultura, deporte… todo eso va a ser posible, gracias a Dios, que sabrá iluminar a este pueblo para que el 5 de noviembre, deposite su voto ¡en la casilla 2!

Esta noche hemos recorrido los siguientes barrios de este Distrito V: el Barrio Edmundo Matamoros, Pablo Úbeda, el Macaralí, el Ángel Valentino Barrios, el Francisco Salazar, el Augusto César Sandino, La Praderas, el Ariel Darce, el Reparto Cuadra, y la Colonia Nicarao.

Quiero pedirles a todos mis hermanos nicaragüenses, porque todos somos hermanos, aunque algunos digan que no… hay unos que son tan enojados, están tan rencorosos y cargan tanto rencor en su corazón que dicen, ¡yo no puedo ser hermano de ese! Y hablan barbaridades. Pero, la verdad es que somos hermanos; todos somos hijos de un mismo Dios, de una misma Patria, Nicaragua.

¿Qué tenemos diferentes ideas? Es cierto, y tenemos que respetar eso; que uno va a votar en la casilla 2, donde vota la inmensa mayoría del pueblo; pero que otros hermanos nicaragüenses van a decidir votar en otras casillas… están en su derecho y se lo respetamos; no hay ningún problema ¡ese es su derecho!

Pero que no se pongan bravos, que no se enojen porque simplemente, se ponen cada vez más enojados, porque ya ven el triunfo del Frente y de la Unidad Nicaragua Triunfa… ¡se ponen cada día más enojados, más violentos, más agresivos! Se ponen cada día más mentirosos… nos insultan en los programas que ellos tienen, en su famosa guerra sucia ¡que barbaridades no hablan! ¡que barbaridades no inventan!

Pero es que ¿por qué no entienden, no aprenden que así como ellos han tenido la oportunidad de gobernar en paz, durante 16 años…? el Frente Sandinista, la Unidad Nicaragua triunfa, tiene también el derecho de que ¡nos den la oportunidad de gobernar en paz! Y ¡ya verán cómo este país sale de la pobreza! Sale de la situación de injusticia en que se encuentra viviendo.

Al ganar el pueblo nicaragüense, las elecciones del 5 de noviembre con la Unidad Nicaragua Triunfa, esta victoria va a ser el primer paso para entregarle el poder a la juventud, porque es a la que le va a corresponder ¡hacer los grandes cambios que está demandando Nicaragua!

Buenas noches queridos hermanos, queridas hermanas, queridas familias. Gracias por estar a estas horas, 9 y 15 de la noche, del día sábado, que podrían andar paseando ¡y están aquí! Ratificando esa gran fortaleza espiritual. Hoy más que nunca, cuando faltan 8 días para la victoria, pidámosle al Señor que nos de más fortaleza… esa fortaleza que siempre nos da para enfrentar las dificultades, los obstáculos, para sobrevivir a pesar de la pobreza y la miseria.

Esa fortaleza que ha tenido este pueblo, con esa paciencia, durante 16 años, esperando, pero ¡los pobres ya no pueden esperar! Y los pobres, este 5 de noviembre, van a votar ¡en la casilla 2!

Nuestros adversarios, en su desesperación, porque saben que ya esta elección, la ganó el Frente Sandinista y la Unidad Nicaragua Triunfa, seguirán tratando de sembrar el temor, sobre todo, sembrar el miedo; buscarán como confundir, cómo hacer que la gente, a última hora, por miedo, por confusión, por temor… se le baje la moral. Pero, este pueblo tiene una moral, una fuerza espiritual ¡a toda prueba!

Son 16 años donde el Frente Sandinista ha demostrado una gran paciencia, una gran prudencia, una gran sabiduría y donde, el pueblo ha demostrado tener una paciencia tan grande como la de Job, por haber aguantado hambre, pobreza, desempleo.

Hoy más que nunca tenemos que orar, desde el amanecer hasta el anochecer, para pedirle a Dios que ¡nadie flaquee el día 5 de noviembre y que los votos vayan ¡a la casilla 2!

Les decía que los artistas, con el gobierno de la Unidad Nicaragua Triunfa, van a gozar de sus derechos; los artistas que ya son profesionales, y ¡la juventud! Porque, en cada joven hay un artista, hay un poeta, hay un pintor. La juventud tendrá que florecer nuevamente… no se puede entender una Revolución espiritual, sin la cultura, sin el arte, sin los artistas.

Les decía que estos actos los iniciamos siempre entonando las notas sagradas de nuestro Himno Nacional y los concluimos con una estrofa de nuestro himno popular: «soy puro pinolero, nicaragüense por gracia de Dios.»

Buenas noches, hermanos.

también te puede interesar