Nicaragua

Daniel en Managua: ¡Crece la Gran Unidad!

Faltan pocos días, y esta Gran Unidad Nicaragua Triunfa, encabezada por el Frente Sandinista va creciendo día a día… más familias liberales, más familias conservadoras, más familias de la Resistencia, todas ellas se vienen uniendo porque ¡son 16 años…!¡LA VICTORIA EN LA CASILLA DEL PUEBLO!

Daniel Ortega
Foto: AFP
| AFP

Redacción Central |

Faltan pocos días, y esta Gran Unidad Nicaragua Triunfa, encabezada por el Frente Sandinista va creciendo día a día… más familias liberales, más familias conservadoras, más familias de la Resistencia, todas ellas se vienen uniendo porque ¡son 16 años…!
¡LA VICTORIA EN LA CASILLA DEL PUEBLO!

Palabras de Rosario

Estamos a poquísimos días, momentos, de cambiar la historia; de que cambie Nicaragua con el poder del Amor, de la Fe, con el poder de la Esperanza; con la confianza, con la seguridad que brota de todos los corazones de hombres y mujeres; de las familias, de los jóvenes, que quieren vivir en Reconciliación, en paz, con trabajo, con dignidad, con seguridad.

Que quieren vivir con garantía, de que sus derechos serán respetados; con garantía de salud, de educación; con garantía de futuro, de bienestar, de prosperidad… Y, todo esto lo vamos a lograr con ese Amor que es invencible, el Amor que el 5 de noviembre, en la casilla 2 ¡va a llevar al pueblo de Nicaragua a la victoria! El Amor del Frente Sandinista de Liberación Nacional a Nicaragua; el amor de los nicaragüenses que, en la Unidad Nicaragua Triunfa, estamos forjando esta nueva cultura, esta nueva conciencia. Vivimos en un país que se está llenando, repetimos, de Amor.

Hemos venido haciendo una campaña que significa comprensión, tolerancia, respeto, pero, sobre todo de ¡luz y verdad! Una campaña donde el insulto, de parte nuestra, no se ha dado para nadie; donde el respeto ha prevalecido y, donde, sólo nos ocupan las propuestas para el pueblo de Nicaragua. Que cada nicaragüense sepa que en la UNIDAD NICARAGUA TRIUNFA, estamos comprometidos a trabajar, verdaderamente, por la solución de todos los problemas.

Por eso es que la confianza, ha ido creciendo en cada hogar nicaragüense y, por eso es que tenemos que ¡darle las gracias a Nicaragua entera! porque se está abriendo a esta gran oportunidad que tenemos los nicaragüenses… de vivir ¡en paz y mejor!

Gracias Nicaragua, gracias mujeres, gracias jóvenes, gracias familias. El compromiso nuestro es trabajar incansablemente, para que Nicaragua entera cambie; para que los pobres vivan mejor, para que los empobrecidos progresen, para que sea esta Patria, ¡de verdad libre, de verdad digna, de verdad próspera!

¿En qué casilla vamos a votar las mujeres…? Para que nuestros derechos prevalezcan, para que mandemos, para que tengamos el poder… ¿en qué casilla? Y, los jóvenes, para que asuman el destino de Nicaragua… ¿en qué casilla? Para trabajar ¿en qué casilla? para progresar ¿en qué casilla?

¡Que viva el Frente Sandinista de Liberación Nacional! ¡Que viva el Frente Sandinista!

¡Vivan nuestros aliados en la Unidad Nicaragua Triunfa! ¡Que viva Daniel! ¡Con el Frente… con Daniel a la victoria! ¿En qué casilla hermanos…? ¡el 5 en la 2!

Palabras de Daniel

Ya faltan 10 minutos para las 9 de la noche; hoy estuvimos en Bluefields, con el hermano pueblo bluefileño ¡que se desbordó! Y, le dimos las gracias al pueblo de Bluefields, porque van a votar ¡gracias a Dios que los está iluminando! van a votar… ¡en la casilla 2!

Y ahora, le damos las gracias, en primer lugar, a todos ustedes hermanos, aquí reunidos, de algunos de los pocos barrios del Distrito II. Porque cada distrito es inmenso, tienen una cantidad de barrios que ¡no es fácil recorrerlos! Darle las gracias, a las miles de familias que han salido a las puertas de sus casas a recibirnos; a las ancianitas, los ancianitos que han salido a recibirnos; a los hombres y mujeres mayores, adultos, que nos están acompañando en estos momentos, aquí en esta plaza, donde estamos concluyendo el recorrido.

Quiero darle las gracias a Dios, que nos da la oportunidad de estar librando estas luchas, por la paz, por el trabajo, por la Reconciliación; darle las gracias, a todas las familias, a toda esa juventud, a todas esas mujeres, a esos campesinos, a todo ese pueblo pobre… ¡que ya decidió dar su voto el día 5 en la casilla 2!

Y pedirle a mis hermanos nicaragüenses, que todavía no se deciden, porque tienen temor, les da miedo, hay mucha ignorancia, mucha pobreza… cuánto más ignorancia, cuanto más pobreza, ¡más fácilmente se le infunde el miedo a la gente! aunque estén en al miseria. Porque nos encontramos en los recorridos, con gente que está en la miseria más completa, en esas casuchitas con retazos de madera, de zinc oxidado, con pedazos de plástico como techo y que, ¡todavía tienen miedo! o cargan rencor, porque les han inoculado el rencor…

¡Y están en la pobreza más extrema! Sus niños no van a la escuela y, ¡están allí, descalcitos! Se ve que están hambrientos, que los padres no tienen trabajo… a todos ellos, a todos los pobres de Nicaragua, a todas las familias que están empobrecidas, familias sandinistas, liberales, de la Resistencia, familias de las diferentes fuerzas políticas, les digo… ¡por amor a Dios! dennos la oportunidad de gobernar en paz, porque, somos los únicos que podemos y ¡vamos a sacarlos de la pobreza!

Esta noche hemos recorrido el barrio Héroes y Mártires de Batahola… ¡un aplauso para nuestros hermanos, para todas las familias! Batahola Sur… ¡otro aplauso para Batahola Sur! el Barrio Dinamarca; el Juan Emilio Menocal; el Miraflores y Batahola Norte… ¡cómo se ve que estamos en Batahola Norte, verdad!

Faltan 11 días… ya mañana faltarán 10 días para la victoria. Porque ya el pueblo decidió, los campesinos ya decidieron, los productores ya decidieron, las mujeres ya decidieron, los jóvenes ya decidieron… ¡los nicaragüenses ya decidieron! y faltan, como les decía, 10 días prácticamente, para el día 5 de noviembre, que se va a convertir en una fecha histórica, porque se va a producir en Nicaragua una Revolución espiritual… La Revolución de la Solidaridad, la Revolución del Amor, la Revolución que va acabar con lo que Su Santidad el Papa llamó capitalismo salvaje. La Revolución que con sus votos, va enterrar la pobreza y ¡va sacar al pueblo de la miseria, del hambre, del desempleo!

Faltan pocos días, y esta Gran Unidad Nicaragua Triunfa, encabezada por el Frente Sandinista va creciendo día a día… más familias liberales, más familias conservadoras, más familias de la Resistencia, todas ellas se vienen uniendo porque ¡son 16 años…! Han pasado 16 años, les han dado la oportunidad durante 16 años a los que impusieron ese sistema, que los economistas llaman neoliberalismo, pero que Su Santidad el Papa Juan Pablo II llamó, capitalismo salvaje.

Ellos dijeron, que con el neoliberalismo iba a haber empleo, salud, educación, financiamiento; que con el neoliberalismo iba a acabar la pobreza, iba ¡a desaparecer la pobreza de Nicaragua! Porque, cuando ellos tomaron el gobierno en 1990, finalmente los nicaragüenses… ¡ya habíamos enterrado la guerra para siempre!

Porque Nicaragua, por desgracia, desde que llegaron los españoles, vivió en guerra permanente entre liberales y conservadores; después, la guerra de liberación contra la dictadura; después la guerra de resistencia contra la agresión extranjera y, finalmente, ¿que dijimos los nicaragüenses…? ¡Hagámosle caso a Dios, hagámosle caso a Cristo, porque Cristo nunca dijo: mátense los unos a los otros. Cristo dijo “amaos los unos a los otros,” ¡le hicimos caso y le pusimos fin a la guerra!

Y ellos llevan ¡16 años gobernando! Y, en 16 años ¿cuáles han sido los resultados de lo que Su Santidad llamó capitalismo salvaje…? ¿Cuáles han sido…? Dijeron que habría empleo, y yo pregunto… ¿hay empleo? Dijeron que habría salud, y yo pregunto… ¿hay salud? Dijeron que habría educación, y yo pregunto… ¿hay educación?

Dijeron que acabarían con la pobreza, y yo pregunto… ¿ha acabado la pobreza? Dijeron que les entregarían financiamiento con intereses bajos, a todos los productores de la ciudad y el campo y yo pregunto… ¿hay financiamiento para los productores de la ciudad y el campo? Dijeron que la salud ¡sería gratuita! y, que se seguiría entregando la salud, de la mima manera que se venía entregando en los años 80… Pero ¿que ha pasado con la salud…? ¿Hay salud para el pueblo, hay salud para los pobres?

Han tenido la oportunidad durante 16 años y ¿cuáles son los resultados? Los resultados, lo dicen los mismos organismos especializados de Naciones Unidas, que hacen estudios en todo el mundo y, el mismo gobierno no puede ocultarlos tampoco… ¿qué es lo que dicen estos resultados…? Que, como fruto podrido, porque el capitalismo salvaje solamente puede dar frutas podridas, ¡no puede dar frutas sanas! el capitalismo salvaje solo da frutas engusanadas, envenenadas… ¡no puede dar frutas sanas!

Como resultado del capitalismo salvaje, en estos momentos, según los datos de los organismos… 4 millones 200 mil nicaragüenses están en la pobreza; de ellos, 2 millones 200 mil ¡en la extrema pobreza! que es aquella persona que tiene que andar pidiendo limosna para comprar los medicamentos, o para poder medio comer. Un millón 500 mil nicaragüenses ¡pasan hambre todos los días! habiendo en este país, tantas tierras fértiles para producir alimentos, como para que ¡nadie padeciera de hambre en Nicaragua!

El 35% de la población se encuentra en el analfabetismo; 800 mil hermanos nicaragüenses se han visto obligados a emigrar, a buscar fortuna, a rodar fortunas a otras tierras, a Costa Rica, a Guatemala, al Salvador, a los Estados Unido, a España, a Italia a otros países Europeos,

¿Donde no andan los nicaragüenses buscando trabajo? ¡Porque quieren trabajar! el nicaragüense no quiere vivir de la limosna; el nicaragüense ¡tiene dignidad! Y lo que quiere es trabajar y… ¡eso es lo que le va a dar la Unidad Nicaragua Triunfa!

Y ante esos resultados del capitalismo salvaje… ¿por qué los gobiernos que han puesto en práctica el capitalismo salvaje, desde 1990 hasta la fecha, por qué se jactan que el país está progresando? Ellos dicen que el país está progresando… ¿saben por qué? Porque los ricos se hacen cada día más ricos, y los pobres se hacen cada día más pobres. Y, éstos, son gobiernos que están al servicio de los ricos.

Mientras los ricos sean cada vez más ricos, para ellos el país está prosperando; porque ¡les importa poco la suerte de los pobres! Les importa poco que se queden 800 mil niños sin ir a la escuela todos los años! Les importa poco que se mueran diariamente, niños, jóvenes, adultos, ancianos, porque no tienen para pagar una operación, no tienen para pagar los medicamentos, o los exámenes ¡que son costosísimos!

Mueren todos los días, miles de nicaragüenses de los más variados colores políticos, pero que tienen un común denominador: el capitalismo salvaje los ha llevado a la pobreza, y a la extrema pobreza. Esos son los resultados del capitalismo salvaje y por eso Su Santidad el Papa decía, los pobres no pueden esperar, y aquí en Nicaragua, a decir verdad, ¡los pobres han tenido una paciencias tan grande como la Job! porque han esperado durante 16 años… ¡fíjense bien!

Les voy a pedir que bajen las banderas, para poder ver los ojos de mis hermanos que están allí, en la distancia. Bajen las banderas, por favor, porque hay tanto público aquí, que no se logra ver el final; bajando las banderas, nos vemos a los ojos y nos comunicamos con el corazón, nos comunicamos con la conciencia.

Y les decía, que los pobres han tenido una paciencia tan grande como la Job, aquí en Nicaragua… ¡16 años esperando! pero, los pobres ya le dieron la oportunidad al neoliberalismo, a lo que Su Santidad llamó por su nombre capitalismo salvaje… ¡ya le dieron la oportunidad! ¡A quien se le puede ocurrir que le van a dar de nuevo, otra oportunidad… para que los terminen de exterminar? ¿Para que terminen, desintegrando, exterminando, pulverizando al pueblo nicaragüense?

Los pobres ya se cansaron de esperar, les dieron la oportunidad durante 16 años y este próximo 5 de noviembre con su voto, los pobres ¡van a enterrar al capitalismo salvaje! Y, un nuevo reino de justicia, de economía con solidaridad, es la que va a crecer aquí en Nicaragua y, no se trata de que vamos a ir a perseguir a los ricos para volarle las cabezas… ¡no se trata de eso! Cristo decía, que era más fácil que un camello entrara por el ojo de una aguja, antes que un rico entrara al reino de los Cielos.”

Nosotros los vamos a invitar, a esos grandes capitales nacionales y extranjeros, que son los que concentran la riqueza, los vamos a invitar a que participen en este esfuerzo y que pongan ¡para sacar a Nicaragua de la pobreza! que no se queden ellos con el dinero, que no se queden Porque han pensado que la riqueza es exclusiva de unos pocos; Dios no dijo que las riquezas de nuestro Planeta, que la riqueza del mundo, eran para unos pocos y, que el resto de la humanidad debía vivir en la miseria, ¡nunca dijo eso Dios! ¡Nunca dijo eso Cristo! Pero además… ¡hay tanta riqueza en nuestro Planeta! Que, si se distribuyera de manera equitativa y justa, ¡no habría un solo ciudadano en el Planeta Tierra sin trabajo! todos tendrían trabajo; no habría un solo ciudadano padeciendo hambre, ni por falta de medicamentos; ni padeciendo por no tener una vivienda digna…

Todo el mundo tendría condiciones humanas de vivienda, de trabajo, de salud, si en el mundo, la riqueza no estuviera en manso de unos pocos; si la riqueza se invirtiera para generar trabajo; si hubiera financiamiento para la gente que quiere trabajar… ¡no habría pobreza! Pero, el financiamiento va, nada más, para los grandes… ¡no va para los pequeños! Está bien que los grandes tengan su banco, que tengan su financiamiento, lo que no está bien es que los pobres no tengan banco que les otorgue financiamiento… ¡y eso es lo que vamos a hacer con la Unidad Nicaragua Triunfa!

Los pobres, los campesinos, los trabajadores los artesanos, los que quieren poner su negocio pequeño, mediano o grande; los jóvenes que quieren poner un cibercafé, o las jóvenes que quieren poner un salón de belleza; los jóvenes que se gradúan y no tienen trabajo… ¡todos tienen derecho de trabajar! y para eso, ¡se necesita el financiamiento! Que es un elemento vital para que se mueva la economía.

Desde los capitales más grandes, recurren a los banco para hacer su negocio y, el mismo derecho tiene un trabajador, una familia humilde, para montar su negocio. Si quieren montar un negocio en su casa, una comidería, una panadería, una pulpería, ¡que tengan la posibilidad de conseguir un crédito con intereses bajos! y luego, irlo pagando poco a poco.

Los campesinos que quieren sembrar fríjol en mejores condiciones, para que no les falten los alimentos a los nicaragüenses; que quieren desarrollar la ganadería; o sembrar maíz y ¡han estado sin financiamiento! Teniendo financiamiento, generarían trabajo y una mayor producción para el país.

¿Qué es lo que necesitamos en Nicaragua? Que las políticas económicas, que actualmente han servido nada más, para favorecer a una minoría… ¡que favorezca a la inmensa mayoría de los nicaragüenses! Porque, también los pobres tienen derecho a la riqueza, tienen derecho a salir de la pobreza, tienen derecho a progresar, a desarrollarse. Eso es lo más importante.

Tenemos más de 800 mil hermanos nicaragüenses en el extranjero, y estamos con la preocupación… ¿Cómo lograr que el envío de la remesa sea más barato? Esa es nuestra preocupación. ¡Claro! siempre nuestros adversarios tratan de distorsionar lo que decimos… pero, lo que hemos dicho y lo mantenemos, es que las remesas que se depositan en dólares en Europa, en Costa Rica, en el Salvador, en Guatemala, en Estados Unidos, van a seguir llegando en dólares ¡libremente!

El gobierno no se va a meter en eso, a como las mandan allá, aquí las van a recibir las familias nicaragüenses; las seguirán recibiendo, libremente, en dólares. El Gobierno, lo que va a buscar es convenio con otro gobierno, con los gobiernos de donde vienen esas remesas ¿para qué? Para que el costo sea menor y, no se pague tanto por traer las remesas. Ya Estados Unidos con México firmaron un acuerdo, recientemente, el 11 de octubre, para que, en lugar de pagar el 42% que pagaban, que ahora paguen el 2.50% ¡fíjense que diferencia!

Eso es lo que queremos; que ese dinero ¡que tanto le cuesta producirlo a nuestros hermanos nicaragüenses en el extranjero! que no pague tanto a los intermediarios; que pague poco, para que así las familias nicaragüenses, que son beneficiadas por las remesas, reciban más. Por lo tanto, las remesas seguirán entrando a Nicaragua libremente, sin ningún tipo de restricción y, seguirán entrando en dólares… ¡es una gran mentira eso que andan diciendo de que las vamos a convertir en córdobas! Eso no son ¡más que falsedades!

Faltan 11 días, ya mañana faltarán 10 días, y nosotros, como les decía, invitamos a todos los nicaragüenses de buena voluntad… la opción preferencial del Frente Sandinista son los pobres; la opción preferencial de la Unidad Nicaragua Triunfa son los pobres; pero, no por eso, le vamos a declarar la guerra a los ricos.

Simplemente, a ellos les decimos, participen, cooperen, colaboren, ¡ayuden! Porque, nosotros conversamos con los dueños de los bancos y con los empresarios, que pertenecen a otra afiliación política. Es normal que ellos pertenezcan a otra afiliación política ¡es normal! Pero, les decimos lo siguiente… ustedes deberían de contribuir a que Nicaragua salga de la pobreza, porque entonces, ustedes mismos van a estar más seguros.

Porque, un país cuanto más empobrecido… ¡más inseguro! más violencia, más delincuencia y la gente ¡ya no haya ni cómo cuidarse! Si logró construir una casita, viene y busca cómo ponerle rejas por todos lados; y, luego, a la hora de un temblor ¡no puede salir! o a la hora de un incendio ¡terminan incineradas! Pero… ¡es por la inseguridad!

No hay ningún barrio de ricos ahora, en Nicaragua, que pueda sentirse tranquilo… ¿por qué? Porque están rodeados de los barrios pobres; por mucho que los ricos quieran aislarse ¡es imposible! porque han llenado a Nicaragua de pobres y los pobres… ¡están por todos lados! Vienen y construyen una colonia, pensando ellos que van a quedar en un lugar aislado y que, en varios kilómetros a la redonda, no habrá ni un pobre… ¡cuando se den cuenta, están rodeados de las casitas de plástico, de las champas! porque la pobre gente ¿qué va a hacer? Y entonces, ellos se sienten inseguros también.

Para que todos los nicaragüenses nos sintamos seguros, desde el que más tiene, hasta el que menos tiene; para que, el que recorre estos barrios en horas de la noche, pueda hacerlo tranquilamente… ¡porque antes se recorrían tranquilamente, pero, ahora, es cada día más difícil recorrer estos barrios con tranquilidad! A la gente le da temor salir de noche, ¡ya no digamos de madrugada!

Se necesita que la gente tenga trabajo. Los jóvenes, para que no caigan en la drogadicción, en andar oliendo pega, en la delincuencia, en la prostitución… se necesita que tengan educación, cultura, deporte. Pero, hay una premisa fundamental… ¡se necesita que la familia de ese joven tenga trabajo! Porque, si no hay trabajo ¡ningún país puede prosperar!

El trabajo es fundamental para que el país pueda prosperar; por eso, el trabajo lo vamos a generar inmediatamente, con una política de ¡financiamiento masivo! Y, vamos invitar también, a los dueños de los bancos, para que busquen cómo mover parte de su dinero, del dinero de los cuentahabientes, colocándolo en créditos, en préstamos con intereses justos; pero independientemente, de que ellos tomen o no, esa decisión, porque son libres de tomar su decisión… ya dijimos que ¡vamos a crear el banco de la producción!

El banco de la producción ¡hace falta! Aquí desaparecieron todos los bancos en el 90, los privatizaron todititos, ¡no quedó un solo banco! para trabajar con los productores, con los comerciantes, con los artesanos, con la pequeña industria. Con el banco de la producción entregándoles préstamos, créditos con intereses justos a todos a los agricultores, a los pequeños y medianos productores, a los comerciantes, a toda aquella familia que quiera poner su propio negocio aquí en los barrios de Managua y en cualquier lugar de nuestro país… entonces ¡se estará dinamizando al economía, se estará generando el empleo! Estará creciendo la producción y ¡entonces sí, va a desaparecer el desempleo! va a desaparecer la pobreza, ¡vamos a prosperar todos los nicaragüenses! y habrá seguridad para todos los nicaragüenses.

Faltan 10 días y seguramente, que las campañas sucias que mantienen nuestros adversarios, en lugar de atenuarse ¡van a arreciar! Así actúan ellos desgraciadamente… ¡qué diferente sería que en Nicaragua tuviéramos otro tipo de comportamiento! Pero ¡bueno! yo creo que hay que tener paciencia y llegará el momento, en que ellos mismos, se van a dar cuenta que es un gran error caer en ese tipo de campaña; de estar sembrando mentiras, infamias, calumnias, odio, resentimiento, violencia… ¡así no se construye un país!

Como ellos están con su campaña, y tienen campos pagados en los medios de comunicación, para lanzar todas sus calumnias y sus infamias; y todos los días ¡están inventando, inventando! y lo hacen, para tratar de desmoralizar, para tratar de confundir… Hoy más que nunca tenemos que llenarnos de una gran fortaleza espiritual, de una gran fortaleza moral. Tenemos que levantar nuestras oraciones al Creador, todos los días, para decirle ¡que nos de fuerza de espíritu para no flaquear! ¡Que nos de fuerza de espíritu para no dejarnos vencer por el miedo! ¡Que nos de fuerza de espíritu para estar listos el 5 de noviembre a depositar nuestro voto… ¡en la casilla 2! ¡En La casilla 2! ¡En la casilla 2!

Gracias hermanos, gracias hermanas, gracias familias, por acompañarnos hasta estas altas horas de la noche. Estos actos los iniciamos con nuestro Himno Nacional, lo acompañamos con el Himno de la Reconciliación, y lo concluimos con esa estrofa de nuestro himno popular que dice; «¡soy puro pinolero, nicaragüense por gracia de Dios!»

¡Que viva Managua!

¡Que viva Nicaragua!

¡El 5 en la 2! ¡El 5 en la 2!

también te puede interesar

Bandera del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN)

CIRCULAR / JEFATURA NACIONAL DE CAMPAÑA

Como [email protected], como Gran Familia, como Familia Sandinista, Vamos Adelante, EN AMORANICARAGUA, y Siempre Más Allá!