Nicaragua

Daniel en Managua: capitalismo salvaje nos ha hecho mucho mas pobres

Y, si queremos resumir cuales son los éxitos del capitalismo salvaje… sus principales éxitos son: hacer más ricos a los ricos y más pobres a los pobres y, haber colocado a Nicaragua, entre los países que se encuentran en los últimos lugares del mundo…¡VENDRA LA NUEVA SOCIEDAD!

Daniel Ortega junto rosario
|

Redacción Central |

«Y, si queremos resumir cuales son «los éxitos» del capitalismo salvaje… sus principales éxitos son: hacer más ricos a los ricos y más pobres a los pobres y, haber colocado a Nicaragua, entre los países que se encuentran en los últimos lugares del mundo…»
¡VENDRA LA NUEVA SOCIEDAD!

Palabras de Rosario

Hermanas y hermanos, dicen que la música y el sonido tienen el poder de cambiar el mundo, de cambiar las cosas. Esta música llena de Amor, tiene el poder de cambiar Nicaragua, porque es la música que nace de los corazones, llenos de júbilo del pueblo nicaragüense, que el 5 de noviembre va a empezar una nueva historia.

Estamos haciendo una Revolución… la Revolución del Amor, que crece cada día, en cada calle, en cada cuadra, en cada casa de Nicaragua; esta Revolución que dice: ¡Queremos Trabajo y Paz! ¡Queremos Reconciliación! ¡Queremos unirnos!

Este es un país, donde tenemos que estar juntos, en comunión, para poder hacer esa nueva historia de prosperidad, de progreso; esa nueva historia, donde vayamos uno y otro entendiéndonos, respetándonos, comunicándonos, ¡haciendo esta nueva Nicaragua!

Para poder construir esa nueva Nicaragua, tenemos que estar inspirados, eso quiere decir, tener nuestro espíritu fuerte, lleno de Amor; eso quiere decir: ¡estar en Reconciliación! Cumplir con la voluntad de Dios, con la Ley de Dios que nos dice: Amémonos, hermanos, ¡Amemos al prójimo como a nosotros mismos! Y entonces, vamos a establecer en Nicaragua, la justicia y la solidaridad. ¡Eso es lo que estamos haciendo!

Eso es lo que está haciendo el Frente Sandinista de Liberación Nacional… ¡eso es lo que queremos los sandinistas para Nicaragua! Eso es lo que quieren los aliados del Frente Sandinista, que hemos conformado esta Gran Unidad Nicaragua Triunfa. La unidad para el Amor, la esperanza, la fe, para la seguridad del cambio, para la victoria.

Cuando Daniel nos dice que en Nicaragua, tenemos que darle una oportunidad a la Paz; que tenemos que confiar y estar seguros de que, gobernando en Paz, el Frente Sandinista y sus Aliados… ¡vamos a cambiar Nicaragua y a traer trabajo y progreso! Sepamos, confiemos hermanos, que esta es la voluntad de Nicaragua entera, que hemos sabido recoger. Y… ¡démosle una oportunidad a la Paz! ¡Démosle una oportunidad al Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, para que Nicaragua triunfe!

Para que Nicaragua sea de victoria; para que en Nicaragua hagamos realidad los sueños de las mujeres, de los jóvenes, de los desempleados, de los empobrecidos; los sueños de los campesinos, de los productores, de los artesanos, de los pequeños industriales… ¡Para que en Nicaragua ganen los pobres! ¿En qué casilla? ¡En la 2! ¿En que casilla las mujeres, los jóvenes? ¡En la 2! ¿Cuál es la casilla del Amor, de la Esperanza? ¿Cuál es la casilla de la revolución del Amor; de la revolución espiritual; de la nueva conciencia? ¿Cuál es la casilla de la Nueva Nicaragua?

¿Y con quién va a triunfar Nicaragua? ¡Con Daniel…! ¡Con Daniel… que le va a dar el poder a los jóvenes, a las mujeres, para que cambiemos este país! Para que, de verdad, seamos felices; para que Nicaragua triunfe. ¡Viva Nicaragua! ¡Vivan las mujeres! ¡Vivan los jóvenes! ¡Vivan los pobres! ¡Unida Nicaragua Triunfa!

Palabras de Daniel

Les voy a pedir que bajemos las banderas, y así nos podamos ver a los ojos. Cuando uno se ve a los ojos, está leyendo el corazón, la conciencia.

Buenas noches queridas familias del Distrito VI; nuestro agradecimiento a todos ustedes, hermanos, que están aquí reunidos, llenos de esperanza, de alegría. Nuestro agradecimiento a las miles de personas, de familias, que encontramos a lo largo de este recorrido ¡de varios kilómetros! que ha sido uno de los más largos, porque este Distrito, es el más grande de Managua.

Quiero agradecerles a esas familias, que estaban esperando en las puertas de sus casas; los que salían a las bocacalles, los que en la distancia, también, nos saludaban; los que salían con las ancianitas, para que pudiesen darnos la bendición, porque… ¡cuántas bendiciones de las ancianitas, hemos recibido en estos recorridos!

A esa juventud, a esas niñas y niños, a esas mujeres y hombres, a todos ellos… ¡Gracias hermanos, gracias familias! por darnos ese recibimiento tan caluroso, ¡tan lleno de esperanzas! en este Distrito VI.

También, quiero decirles, a todos los hermanos nicaragüenses que nos escuchan en todo el país, que, lo que les estamos pidiendo, a los que todavía tienen dudas, porque la inmensa mayoría, sandinistas, liberales, de Yatama, de la Resistencia, del partido Conservador… la inmensa mayoría de las familias ¡ya tomaron la decisión de votar el día 5 de noviembre… en la casilla de la victoria!

Pero, todavía están muchos hermanos en la pobreza más extrema, y que por diferentes razones, tienen dudas, confusiones… están en la miseria, pero ¡tienen miedo! y no se atreven a vencerlo; otros tienen dudas, y nosotros entendemos que tengan dudas; entendemos también, a los que tienen miedo, ¡no podemos culparlos! porque… ¡tanto lodo que se ha lanzado en contra del Frente Sandinista y de sus dirigentes, por tanto tiempo, tantos años, todos los días! y entonces, mucha gente… ¡llega a confundirse, llega a dudar!

Pero… ¡tienen 16 años de haberle dado la oportunidad a los que han estado gobernando, para que cumplieran con lo que les prometieron! Les prometieron trabajo; les prometieron salud; les prometieron educación, cultura, deporte; les prometieron financiamiento a los productores; les prometieron que no habría hambre en Nicaragua, y ¡no les han cumplido!

Entonces… yo les pido a todos mis hermanos nicaragüenses… ¡fíjense bien lo que yo les pido! Y se los pido en nombre de Dios… ¡que en nombre de Dios, nos den la oportunidad de gobernar en paz y sacarlos de la pobreza! ¡Sacar a este país de la pobreza, de la miseria!

Este modelo económico que se estableció en Nicaragua en 1990, que se presentó como neoliberalismo… los que lo presentaron, aseguraban, afirmaban, que con el neoliberalismo, Nicaragua iba a prosperar, y que iba a desaparecer la pobreza. Su Santidad el Papa Juan Pablo II, le llamó por su verdadero nombre: «capitalismo salvaje». Y, agregó Su Santidad Juan Pablo II: «los pobres no pueden esperar», y los pobres aquí, han tenido la paciencia de Job; tienen 16 años de estar esperando que estos gobiernos, que han puesto en práctica el capitalismo salvaje… ¡Les cumplan!

Pero es que, no está en la naturaleza de los que gobiernan, poner en práctica un régimen de justicia, de solidaridad; porque el capitalismo salvaje está programado… ¡para hacer más ricos a los ricos y más pobres a los pobres! Ese es el principio de ellos. Es lo que ha venido a sumir al pueblo nicaragüense, en una situación ¡totalmente desesperante!

¿Cuáles son los resultados de estas políticas del capitalismo salvaje, después de 16 años? ¡Vamos a ver los resultados!

Mucha riqueza tiene el país; mucha riqueza ha producido; crecimiento económico ha tenido el país… ¿Pero quién se queda con esa riqueza? Con la riqueza se quedan los grandes capitales nacionales y extranjeros, ¡ellos se quedan con esa riqueza! y, al pueblo, ¡le distribuyen hambre y desempleo!

Lo que estoy afirmando, está documentado por los organismos internacionales de Naciones Unidas, que tienen sus instrumentos especializados, para tratar estos temas, hacer todos estos estudios en el mundo… el estudio de la pobreza, del hambre, la situación de la salud.

Y aquí, en Nicaragua, esos estudios indican que el capitalismo salvaje la ha colocado con 4 millones, 200 mil en estado de pobreza; de esos, 2 millones, 200 mil en la extrema pobreza… que es aquella familia que tiene que andar pidiendo para comprar los medicamentos; o manda a los muchachos a los semáforos; o caen en la delincuencia. ¡No es culpa de ellos! Es culpa del sistema, es culpa del capitalismo salvaje.

Este capitalismo salvaje, en 16 años ha provocado en Nicaragua, de acuerdo a los últimos estudios de la FAO, que es el organismo especializado en Naciones Unidas en la lucha contra el hambre. En sus estudios, indican que 1 millón, 500 mil nicaragüenses, ¡pasan hambre todos los días!

Habiendo en Nicaragua, ¡tanta riqueza, tantos recursos naturales, tanta gente dispuesta a trabajar! No hay razón algún, para que una sola familia nicaragüense pase hambre. Si tenemos tierras fértiles suficientes, como para que tengamos en abundancia, el frijol, el maíz, el arroz y que lo puedan adquirir todas las familias, a un precio justo.

Tenemos tierras en abundancia, para que se desarrolle la ganadería de carne y de leche, para que en la familia no falte la carne, el queso, la cuajada, la crema. Es decir, este es un país con inmensos recursos ¡gracias a Dios! pero… ¿qué pasa? El capitalismo salvaje lo que ha hecho, es empobrecer a la inmensa mayoría de los nicaragüenses y, ha obligado a 800 mil nicaragüenses a salir de Nicaragua… ¡al exilio económico! porque ¡no quieren quedarse pidiendo limosna en Nicaragua! Y se van a buscar trabajo a Costa Rica, Estados Unidos, Europa y, mandar las remesas… ¡remesas que seguirán entrando libremente a nuestro país! ¡El Gobierno de la Unidad Nicaragua Triunfa, no tocará un centavo de las remesas!

Lo que el Gobierno de la Unidad Nicaragua Triunfa, les está pidiendo a las empresas, a los bancos que se encargan de traer esas remesas, es que no cobren tantos intereses… ¡que no cobren intereses! Porque, de todas maneras ¡ellos hacen negocio al traer esas remesas! Eso es lo que nosotros les pedimos a ellos y, esperamos que sean receptivos a este planteamiento que estamos haciendo, para que así los nicaragüenses reciban un poco más, de lo que reciben actualmente.

¡Estén totalmente convencidos! que seguirán ingresando libremente las remesas que vienen en dólares de Europa, Estados Unidos, Costa Rica… entraran en dólares, directamente, a las familias que las reciben y, el Gobierno de la Unidad Nicaragua Triunfa, ¡no tocará un centavo! ¡Eso le corresponde a cada familia!

El capitalismo salvaje, en estos 16 años, ¿qué ha hecho en materia de educación? Deja a más de 800 mil muchachos sin estudiar, cada año; pero, además, ha crecido el analfabetismo y tenemos un 35% de nicaragüenses que no saben leer y escribir.

Y, si queremos resumir cuales son «los éxitos» del capitalismo salvaje… sus principales éxitos son: hacer más ricos a los ricos y más pobres a los pobres y, haber colocado a Nicaragua, entre los países que se encuentran en los últimos lugares del mundo… ¡entre los países más empobrecidos! Aquí mismo, en América Latina, en El Caribe, en toda esta Región… Nicaragua se encuentra en el penúltimo lugar de la pobreza y solamente el hermano pueblo haitiano nos supera en esa triste situación. Es decir ¡Haití es el país más empobrecido de América Latina y El Caribe, y después sigue Nicaragua!

Entonces… ¿de que éxito nos pueden hablar, si más bien, de lo que tendríamos que hablar es del fracaso del capitalismo salvaje, del fracaso del neoliberalismo…? que prometió trabajo y dio desempleo; prometió salud y le quitó la salud a la gente; prometió educación y le quitó la educación al pueblo.

Prometió financiamiento a los productores y se los ha quitado; prometió alimentos para el pueblo y tiene a 1 millón, 500 mil nicaragüenses pasando hambre todos los días; prometió el progreso para Nicaragua y la tiene… ¡en los últimos lugares de la pobreza en el mundo!

¡Esto no puede seguir! ¡Los pobres no pueden esperar! y por eso, este próximo 5 de noviembre, ¡depositando el voto en la casilla de la victoria, en la casilla 2, le vamos a poner fin al capitalismo salvaje! y vendrá una nueva sociedad, con cambios profundos, donde impere la Reconciliación, la justicia, la solidaridad; donde invitemos a los que más tienen para que, juntos, con el Gobierno, y con los que invierten desde el exterior ¡nos juntemos todos! para que la riqueza no se quede en manos de unos pocos, que le llegue a los pobres, con trabajo, con financiamiento… que los pobres salgan de la pobreza y puedan vivir dignamente.

Lo que les puedo asegurar es que ¡los apagones se van a ir para siempre, con el Gobierno de la Unidad Nicaragua Triunfa! ¡Eso les puedo asegurar! Y, vamos a desarrollar nuestras propias fuentes energéticas, ¡porque las tenemos!

En estos 16 años, no han hecho inversiones en plantas hidroeléctricas ni geotérmicas, cuando nosotros, ¡tenemos suficiente potencial para generar energía! y que llegue al último hogar de los nicaragüenses.

Una energía mucho más barata, porque la energía que se mueve con diesel, con búnker ¡es mucho más costosa! La que se mueve con el agua, con los volcanes ¡es mucho mas barata! Sólo en hidroeléctrica y en geotermia, tenemos suficiente energía como para que llegue al último hogar en la montaña, en el campo, en los barrios de Nicaragua, una energía más barata y, se estarían desapareciendo para siempre, los apagones de Nicaragua. Tendríamos energía suficiente para exportar, es decir, seríamos autosuficientes en energía… ¡vamos a ser autosuficientes en energía, con el Gobierno de la Unidad Nicaragua Triunfa!

A estas empresas como Unión Fenosa, ¡hay que ponerlas en su lugar! como dice el compañero… ¿cómo te llamás? Juan Ortiz… aquí Juan dice: ¡Hay que poner en su lugar a Unión Mañosa! Eso dice… ¡a Unión Mañosa! Esa es la voz del pueblo que dice: ¡muchas mañas hay en todo ese asunto de las privatizaciones, de las empresas generadoras de energía y, de la distribución de la energía, porque allí… ¡hay un montón de mañas, de trampas!

La mejor prueba de que son ineficientes… ellos, ¡que dicen que son muy eficientes! Es que, en 16 años no han instalado plantas hidroeléctricas ni geotérmicas y, seguimos dependiendo del búnker, del diesel, del petróleo, cuando ¡perfectamente podríamos depender de nuestros propios recursos! con una energía más barata y, además, ¡podríamos exportar a Centroamérica y hasta a México! Y eso… ¡lo vamos a hacer con el Gobierno de la Unidad Nicaragua Triunfa!

Faltan 14 días para la victoria… aunque son las 10 de la noche, dentro de dos horas van a faltar 13 días para la victoria… ¿en qué casilla? ¡En la 2! ¡Fíjense y escuchen bien, por favor…! Prestemos mucha atención, esto hay que estarlo repitiendo todos los días… estamos prácticamente a 13 días de la victoria, pero ¡no hay que confiarse! Tenemos los votos, tenemos una inmensa mayoría de nicaragüenses que están dispuestos a votar en la casilla de la victoria, pero, para el día 5 de noviembre, tenemos que asegurarnos que todos esos nicaragüenses tengan la cédula lista, ¡que no la hayan perdido! Si la han perdido, que la recuperen, ahí están saliendo listas de cédulas perdidas.

Hay que ir a sacar a las ancianitas y ancianitos, a los enfermos que puedan estar en condiciones de ir a votar, ¡que no estén muy graves! Con cuidado, llevarlos a votar, ¡que nadie falte a votar, el día 5 de noviembre! Y, asegurarnos en todas las mesas, ¡la presencia de los fiscales! porque los votos, ¡son imprescindibles! todos a votar el día 5… ¿En la casilla? Y todos, a defender ese voto en cada junta receptora de votos.

A garantizar los alimentos, la logística, la atención, para que los compañeros y compañeras, los hermanos que estén en esas Juntas Receptoras de Votos, ¡no se muevan ni un segundo! porque tienen que garantizarnos, que esos votos sean bien contados… ¡que no se nos escamotee un solo voto! Y, de esa manera, se de esa gran victoria de esta gran Unidad Nicaragua Triunfa, el próximo 5 de noviembre.

A la par de esas tareas, que son de orden organizativo, logístico, los fiscales, los jefes de rutas, todo el trabajo que ustedes saben que hay que desarrollar que es muy importante, ¡no podemos descuidarnos! Hay que tener listos compañeros y compañeras, para ocupar el lugar de alguien que se ausentó por enfermedad, o por un accidente, cualquier cosa puede pasar y, tiene que estar listo el relevo para ocupar el lugar.

Lo otro es que, hoy más que nunca tenemos que fortalecer la Paz. Así decía Rubén Darío: «¡Yo voy gritando Pace, Pace… ¡así clamaba el italiano! así lo digo yo ahora, alma en el alma, a los países de la aurora!» Eso lo dijo Rubén Darío en un viaje a Nueva York, cuando andaba clamando por la Paz… ¡desde aquellos tiempos, Darío clamando por la paz! Y hoy, este pueblo sigue clamando por la Paz, por el trabajo, por la Reconciliación, y… ¡vamos a conquistar la Paz, este próximo 5 de noviembre!

Les decía que tenemos que fortalecer, hoy más que nunca la conciencia, el espíritu, el alma, y la mejor manera de fortalecerlos… ¡es orando! Oremos todos los días, elevemos nuestras plegarias al Creador, este pueblo cristiano… porque todos somos cristianos, unos católicos, otros evangélicos, pero, tenemos un solo Dios, y ¡amamos a Cristo! entonces, elevemos todos los días nuestras plegarias, ¡para que nadie vaya a flaquear! en estos días que faltan para la victoria.

¡Que nadie se vaya dejar confundir! Que nadie se vaya a dejar desmoralizar, porque las campañas sucias que ellos están y continuarán lanzando, son campañas que producen tristeza… porque ¡da tristeza! que existan hermanos nicaragüenses que recurran a ese tipo de campañas sucias, en unas elecciones que deberían ser, de respeto, con propuestas constructivas, con programas.

Pero, ellos están allí con sus infamias, inventando mentiras, tramas ¡todos los días! Buscando gente que venga aquí a meter el miedo, los traen del extranjero; o los hacen dar declaraciones, para que traten de sembrar el miedo entre el pueblo… ¡como si este pueblo no ha madurado! ¡Como que este pueblo no tiene un alto grado de conciencia y de inteligencia!

Hoy más nunca tenemos que pedirle a Dios fortaleza; llenarnos de una gran paciencia para ser consecuentes con el principio de la Reconciliación. He empezado a notar en estos recorridos, hermanos de otras fuerzas políticas, familias que están con otros partidos, que incluso, están dividas, porque en la misma familia, unos hacen la 1, otros hacen 2.

Pero también he notado algunas familias o grupos de personas, como las que observamos ahora en este recorrido, que en lugar de limitarse a decir ¡la 1; la 9, o el número que ellos quieran… ¡están en su derecho de decirlo! Pero lo hacen de una forma agresiva, insultando, difamando, calumniando. No les respondamos al insulto con el insulto; a la calumnia con la calumnia; a la mentira con la mentira; no les respondamos a la agresión con la agresión; no les respondamos al odio con el odio.

Respondámosles como lo hizo Cristo en aquellos momentos, cuando se burlaban de Él; cuando le colocaban la corona de espina, en medio de escarnios; cuando lo insultaban, lo difamaban, lo calumniaban, lo latigaban y, finalmente cuando lo crucificaban… ¿qué fue lo que dijo Cristo, Nuestro Señor? ¡Perdónalos Padre, que no saben lo que hacen!

Y es que realmente, estos hermanos nicaragüenses que actúan de esa manera, ¡realmente no saben lo que hacen! el daño que se hacen a ellos mismos, a sus familias, a la sociedad; porque, el que siembra rencor, odio, luego, ¡cosecha tempestades! Y, este pueblo, ya no está para seguir con odios, rencores y tempestades… ¡estamos cansados de confrontaciones! ¡Este pueblo quiere Paz, Trabajo y Reconciliación!

Cristo nunca dijo: ¡Mataos los unos a los otros!; nunca dijo: ¡Que se hagan ricos unos pocos, y que el resto del pueblo y de la humanidad esté en la pobreza y en la miseria! Cristo dijo: ¡Amaos los unos a los otros! Y ¡tratá a tu prójimo como te tratás a vos mismo!

Ese es el principio de la Solidaridad, el principio del Amor y, un pueblo reconciliado, practicando la solidaridad, es un pueblo que ¡va a salir de la pobreza! Es un pueblo ¡que va a vivir dignamente! con salud, trabajo, educación; con deporte, cultura; con financiamiento para todas las familias.

Un pueblo lleno de solidaridad, es un pueblo lleno de Amor, por eso es muy importante que en estos días que faltan, nos llenemos de esa fortaleza de espíritu, que solamente Dios, solamente Cristo, nos puede dar a los seres humanos, porque siempre buscamos a Cristo, en los momentos difíciles. Cuando tenemos un pariente en un estado de enfermedad grave, entonces pensamos en Cristo… mientras tanto, a veces, nos olvidamos de Cristo.

Tenemos que construir una sociedad diferente, por eso que la Revolución que encabeza el Frente Sandinista y esta gran Unidad Nicaragua Triunfa, es la ¡Revolución del Amor! Una Revolución espiritual, donde todos nos vamos a ver y, a tratar como hermanos, y entonces, ¡Nicaragua podrá salir de la pobreza y de la miseria!

Vamos a llegar ¡Dios lo ha de querer! Vamos a llegar al gobierno; y llegando al gobierno le vamos a entregar el poder a los pobres, para que puedan salir de la pobreza. Le vamos a entregar el poder a los jóvenes, porque ellos, son los que tendrán la enorme responsabilidad de llevar adelante, los grandes cambios que está demandando Nicaragua. ¡Es la juventud la encargada de continuar esa gran tarea, luego que alcancemos el Gobierno, al ganar las elecciones, el próximo 5 de noviembre!

Y las mujeres nicaragüenses, trabajadoras, honestas, buenas administradoras, que son el 52% de la población de Nicaragua… van a ocupar desde los más altos cargos en el Gobierno de la Unidad Nicaragua Triunfa; ocuparán cargos de Ministros, de Vice Ministros, Embajadoras, Directoras de Entes Autónomos, etc… ¡50% de esos cargos, serán para las mujeres y el otro 50% para los hombres!

Y veremos ¡cómo va a mejorar la administración en el Estado! Veremos un Estado verdaderamente honesto, incorruptible, donde no habrá ¡ni pizca de corrupción! porque será un Estado gobernado por mujeres y hombres honestos, inteligentes y trabajadores.

Esta noche hemos recorrido los siguientes barrios: Villa Revolución, la 9 de Junio, Villa Japón, Villa Fraternidad, Villa San Jacinto, Laureano Mairena, Ayapal, Rafaela Herrera, Rubén Darío, Villa Progreso, Georgino Andrade, Rubenia, Villa Austria, Pedro Araúz Palacios, Las Américas, Sol de Libertad, América 1.

No nos olvidemos que el 5 de noviembre, y esto hay que irlo repitiendo a toda la gente… para Diputados Nacionales y Departamentales… ¿En cuál casilla? ¡En la 2! ¿Para los Diputados al Parlamento Centroamericano? ¡En la 2! ¿Y para el Presidente y Vicepresidente? ¡En la 2! ¡Tenemos que votar en cascada en la casilla 2!

Gracias, hermanos y hermanas por acompañarnos en este recorrido. ¡Que viva Sandino! ¡Que viva Rubén Darío! Son nuestras dos grandes glorias inmortales, y digamos ese himno popular que dice en una de su estrofas: «¡Soy puro pinolero, nicaragüense por gracia de Dios!»

también te puede interesar