Nicaragua

Se desbordan 700 barriles de residuos de combustible en Nicaragua

Cerca de 700 barriles de residuos de combustible, que habían sido depositados en un pozo natural cercano a las costas del Océano Pacífico de Nicaragua, se derramaron, aparentemente por las lluvias, causando daños aún sin evaluar al medio ambiente informó este lunes una fuente oficial

Redacción Central |

Cerca de 700 barriles de residuos de combustible, que habían sido depositados en un pozo natural cercano a las costas del Océano Pacífico de Nicaragua, se derramaron, aparentemente por las lluvias, causando daños aún sin evaluar al medio ambiente informó este lunes una fuente oficial

Jorge Arbizú, portavoz del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (Marena), declaró que el desastre ocurrió durante la madrugada del sábado en una de las pozas que la firma Stanley Spence, contratada por la Compañía Esso Nicaragua, construyó artesanalmente a 250 metros de una quebrada, para depositar los residuos de petróleo.

Informes preliminares de Marena: las pozas, contenían 1.500 barriles de «una sustancia negra y pegajosa compuesta por alquitrán y residuos de refinación del petróleo». Se calcula que 700 de estos recipientes se han desbordado hacia el desfiladero. Los trabajadores de la mencionada compañía, trataban este lunes de detener el avance de las aguas negras, que los expertos estiman se encuentra a unos 25 kms tierra adentro de las costas del mar.

Por su parte, una comisión del Marena se encuentra en la zona con el propósito de determinar el alcance y gravedad de la contaminación, que ya destruyó el ecosistema en la quebrada y provocó, además, la muerte de animales domésticos propiedad de los campesinos que habitan el lugar.

Las autoridades de Marena y del Instituto Nicaragüense de Energía (INE) informaron que la compañía hizo las excavaciones ilegalmente y sin cumplir las normas establecidas para la construcción de almacenes de desechos tóxicos. Por eso, pondrán una demanda tanto por la vía administrativa como por la judicial contra ambas compañías, que Según la prensa local ,no quieren hacerse responsables del desastre.

Esta es la décima ocasión en que se produce un derrame de hidrocarburos en Nicaragua en menos de tres años, de parte de las trasnacionales que comercializan el combustible.

también te puede interesar