Nicaragua

Managua convertida en policroma vitrina electoral

Managua, La proliferación de pasquines electorales, más que engalanar la ciudad, convierten hoy a Managua en una gigantesca vitrina de colores, donde los candidatos exhiben su mejor cara para tratar de conquistar a los electores

Redacción Central |

Managua, La proliferación de pasquines electorales, más que engalanar la ciudad, convierten hoy a Managua en una gigantesca vitrina de colores, donde los candidatos exhiben su mejor cara para tratar de conquistar a los electores

Cualquier lugar es bueno para colocar la propaganda, y la cantidad y calidad de las vallas y fotos que cuelgan de los postes del alumbrado público dicen mucho del poder económico de cada partido y de la importancia que otorgan al proselitismo gráfico.

El candidato presidencial de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), el banquero Eduardo Montealegre, por ejemplo, hizo una fuerte inversión monetaria para desplegar enormes y policromados carteles en toda Managua.

Desde lo alto de las vallas colocadas en lugares estratégicos de la ciudad, un Montealegre sonriente ofrece «más y mejores empleos» a un país donde el 80 por ciento de la población vive en la pobreza, y el 27 por ciento sufre de desnutrición.

Disidente liberal al fin y al cabo, el político escogió el rojo como símbolo del ALN, aunque su bandera lleva impreso una especie de «checkmark» blanco, que tiende a confundirse con el conocido bastoncito de la firma deportiva Nike.

La Gran Unidad Nicaragua Triunfa, alianza liderada por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), también inundó calles y carreteras con vistosos y costosos carteles donde pregona su plataforma de «paz y reconciliación».

La propaganda sandinista, de predominante color rosado en lugar del rojinegro de antaño, incluye fotos del líder sandinista Daniel Ortega Saavedra, e invita a votar en la casilla «DOS», en un ingenioso juego de palabras con las iniciales del ex presidente nicaragüense.

El Partido Liberal Constitucionalista (PLC), por su parte, pagó para desplegar su bandera roja «sin manchas» en cada uno de los postes del alumbrado público de Managua.

A la proliferación de banderas se suman las vallas que muestran al aspirante presidencial José Rizo con el dedo índice levantado para exhortar a sus seguidores a votar en la «uno».

El naranja identifica la campaña del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), que pintó de ese color la base de los postes en cuya parte superior ondea la bandera del PLC.

«MRS 14» es el slogan de la alianza integrada en su mayoría por ex miembros del FSLN, y cuyo candidato, Edmundo Jarquín, se presenta como «el feo que quiere una Nicaragua linda».

A juzgar por la escasa presencia en las calles capitalinas, la Alternativa por el Cambio (AC) es el partido de menos recursos en cuanto a propaganda electoral se refiere, lo cual parece estar acorde con su raquítica militancia y el último lugar que ocupa en los sondeos.

Solo unos pocos retratos con fondo azul del ex guerrillero Edén Pastora han sido desplegados en Managua por la agrupación evangélica que lo lleva como candidato a los comicios del 5 de noviembre.

El único alarde hasta ahora del comandante Cero ha sido utilizar una avioneta de su propiedad para sobrevolar la ciudad arrastrando una enorme tela con su nombre, con lo cual se convirtió en el pionero de la propaganda electoral aérea en el país.

también te puede interesar