Nicaragua

Recorrido de Daniel por Managua

Si Nicaragua tiene tanta riqueza, tantos recursos naturales, tanta gente con capacidad para trabajar; con inteligencia, con cultura, ¡con preparación! Hay muchos graduados que ahí andan desempleados, técnicos, profesionales, que no tienen trabajo o que ganan salarios miserables… ¿por qué razón?

En las calles de Managua
Foto - AP
| AP

Redacción Central |

«Si Nicaragua tiene tanta riqueza, tantos recursos naturales, tanta gente con capacidad para trabajar; con inteligencia, con cultura, ¡con preparación! Hay muchos graduados que ahí andan desempleados, técnicos, profesionales, que no tienen trabajo o que ganan salarios miserables… ¿por qué razón?»

¿Cómo esté ese espíritu? ¿Cómo están los niños, las niñas? ¿Cómo esté la juventud, las mujeres y los hombres?

Queridos hermanos de Managua, queridas familias nicaragüenses, ya estamos acercándonos al día 5 de noviembre… este será el día, en el que se pondrá a prueba la conciencia, la inteligencia del pueblo; de los pobres, que son la inmensa mayoría de los habitantes de nuestro país.

Esta tarde, esta noche, hemos recorrido los siguientes barrios: el Mercado Oriental… un aplauso para todas las compañeras y compañeros que trabajan en el Mercado Oriental, y para sus pobladores; recorrimos también el Barrio 19 de julio; Santo Domingo, el Patrono de los managuas; el Rubén Darío, nuestro gran poeta; el barrio Los Angeles, la Quinta Nina, el 21 de Febrero, la Tenderí, San José.

También del Carlos Reina y del Hilario Sánchez, llegaron a recibirnos en el recorrido, y San Luis Sur, Larreynaga, el Paraisito, el María Auxiliadora… este Distrito es grande ¿verdad? Tiene muchos barrios, ¡es enorme! Un Distrito de Managua, siempre es muy grande, algunos son más grandes que un departamento, tienen mucha población. Cuando iniciamos el recorrido había energía, aquí tenemos energía, pero creo que son plantas… ya después, en el recorrido, en la medida que venimos avanzando, nos encontramos con la oscurana… ¡esa oscurana se va a ser claridad…! ¿qué día? ¡El 5 de noviembre!

Aquí las calles están bastante en buen estado, por lo menos, lo que recorrimos, lo que sí se observa, son muchas viviendas en condiciones bastante malas, deterioradas, y ¡como siempre! en las puertas están las familias, que nos saludan y nos hacen… ¡en la 2! Son la mayoría, luego, están otras familias que nos dicen la 1… ¡Están en su derecho! de decir la 1 y votar por la 1, el día 5; otras familias que nos hacen la 9, es lo que más noté en el recorrido.

Lo que noto es bastante agresividad en algunos de ellos, otros no, dicen tranquilamente la 1, ¡está bien! Están en su derecho, nosotros no nos molestamos, y ellos, no tienen porqué molestarse que nosotros digamos la 2.

Somos nicaragüenses, hermanos, hijos de un mismo Dios, y ¡debemos respetarnos! eso es lo importante.

El que quiere ir con la 1 va con la 1, el que va con la 9 va con la 9, el que va con la 14 va con la 14, el que va con la 12 va con la 12, y, ¡el que va con la 2 va con la 2!… todos tenemos iguales derechos. Me dice aquí Rosario, que hay lugares donde, en la misma casa, unos hacen 2 y otros hacen 1… ¡Eso pasa, es normal! en la misma familia, unos están con la 2 y otros con la 1.

Pero lo que a mí siempre me resulta doloroso, pero lo comprendo, lo entiendo, es cuando me encuentro familias que se ve que están en un estado de pobreza ¡terrible! que se ven las casitas en que habitan ¡totalmente deterioradas! que ni siquiera se puede llamar vivienda; se les ve en harapos, que tienen grandes necesidades, ¡no tienen ni para comprar ropa! y, no tienen para comer… pero, la mayoría de las casas pobres que encontramos, la gente tiene conciencia, está venciendo el miedo y dicen: ¡en la dos!

Pero, todavía hay unas cuantas casitas pobres, humildes, donde la gente dice ¡En la 1! y yo les digo… ¡pero si están en la pobreza! y quisiera llevar un micrófono con un parlante, cuando paso por donde ellos, para decirles: “hermanos, pero si están en la pobreza! yo les entendería que ustedes me digan en la 1, si estuviesen bien.”

Si estuviesen bien, les entiendo ¡perfectamente! que me digan en la 1; pero ¡si están en la pobreza, en harapos, los muchachos ahí se ven descalzos, en la miseria total! ¿Por qué tenemos gente empobrecida que dicen la 1 todavía? Y lo dicen, a veces, muy molestos con nosotros, ¡como indignados! cuando ven tanto pueblo, tanta gente diciendo en la 2, y pierden de vista, como resultado de la ignorancia… el problema es la ignorancia.

Pierden de vista que, han estado votando en la 1, votaron en el 96, en el 2001; es decir, han confiado en los que llevan la casilla 1, que han estado gobernando durante dos períodos, y todavía no se dan cuenta, que lo que les prometieron… ¡no les han cumplido! Porque, si se hubiera cumplido, ellos tendrían una casita digna, decente.

Si lo que les prometieron se hubiera cumplido… ¡tendrían trabajo, andarían bien vestidos, no estarían en harapos, no pasarían hambre! Estoy seguro que esas familias no tienen para comprar los medicamentos, ni tienen facilidades para mandar a sus muchachos a la escuela primaria, secundaria o a la universidad.

¿Qué les decimos a los hermanos nicaragüenses que, estando en la pobreza, en la miseria, todavía no cobran conciencia? Porque es un problema de no cobrar conciencia, y es que ¡no es fácil cobrar conciencia! ¡No es fácil! A veces puede más la mentira, la calumnia y, confunden a la gente… ¿Cuánto lodo no han lanzado en contra nuestra? ¿Cuánto lodo siguen lanzando todos los días en contra nuestra? ¿Y cuánto lodo más, seguirán lanzando…? ¡Cuántas mentiras, cuanta infamia, cuánta calumnia!

Y hay gente que, desgraciadamente, por la ignorancia, se dejan confundir, se dejan atemorizar y, pierden de vista, que la única opción que tienen los pobres es Nicaragua… es la Unidad Nicaragua Triunfa, es el Frente Sandinista de Liberación Nacional… es ¡la única opción que tienen los pobres en Nicaragua!

Pero bueno, ahora que pasaba por unas casitas en mal estado, deterioradas, y la pobre gente en las puertas, estaban en grupo, toda la familia, niños, adultos, todos, haciéndonos la 1, y yo les decía: pero si están en la pobreza, en la miseria… ¡como es posible que digan, en la 1! Es decir, están diciendo: ¡los ricos! ¡los ricos! ¡Qué absurdo! que un pobre diga… los ricos, cuando un pobre, debe votar, a favor del único movimiento social que, en la historia de Nicaragua ha estado a favor de los pobres y… ¡ya lo demostró! que es el Frente Sandinista de Liberación Nacional.

Y que ahora, estamos en Reconciliación, porque ahora en esta Unidad Nicaragua Triunfa, estamos los sandinistas, pero también están hermanos liberales, conservadores, de la Resistencia, socialcristianos. Es decir, tenemos hermanos con diferentes pensamientos políticos, pero que todos estamos convencidos, que tenemos que reconciliarnos, unirnos, para poder sacar de la pobreza al pueblo nicaragüense.

Para que las riquezas que están en manos de unos pocos, pueda estar en manos de todos, como dice este muchacho. ¿Cómo va a llegar esa riqueza a manos de todos los nicaragüenses? con la Unidad Nicaragua Triunfa, ¿de qué manera? Con trabajo ¿Y, como vamos a lograr el trabajo rápidamente? ¡Dándoles financiamiento! a los productores del campo, de la ciudad, a los campesinos, a los pequeños, medianos productores del campo, que están en la ganadería de carne o de leche; los agricultores que producen los frijolitos que tanta falta nos hace en las ciudades y en estos barrios de Managua; el maíz, de donde sale la tortilla ¡que tanta falta nos hace también en estos barrios! Todo viene del campo, los frijoles, la cuajada, el queso, la leche, el arroz, las frutas…

¡Tenemos riquezas! y ¿por qué hay tanta pobreza? Simplemente porque tenemos un gobierno, y hemos tenido otro gobierno, y otro gobierno… ¡tres gobiernos que están, nada más, para hacer más ricos a los ricos y más pobres a los pobres! Para poner en práctica, ese modelo económico que se conoce como neoliberalismo, y que Su Santidad el Papa Juan Pablo II llamó capitalismo… ¿cómo lo llamó? ¡Capitalismo salvaje! Y, ese capitalismo salvaje ¿qué día lo vamos a enterrar, hermanos nicaragüenses… ¿qué día hermanos? ¡El 5 lo vamos a enterrar!

Y vamos a tener, entonces, una economía humana, solidaria, donde, respetando al sector privado; respetando a todos los que tienen su finquita, su negocio pequeño, mediano o grande… ¿Qué es lo que vamos hacer? Al que tiene tierra, al que tiene un pequeño negocio, el que trabaja en la artesanía, en una cooperativa, en la pequeña industria, la que tiene un negocito para vender tajadas y sacarlo todas las tardes, una fritanga… a todos esos pequeños negocios, a los productores del campo y de la ciudad ¿Cómo vamos a lograr que se genere empleos? ¡Entregándoles financiamiento con intereses justos! entonces ¡se pondrá a trabajar todo el mundo! y habrá empleo para todos los nicaragüenses.

Ya nadie tendrá que estar pensando en irse a otros países a trabajar, porque no encuentra trabajo en su propia tierra. ¡Claro! tenemos más de 800 mil hermanos nicaragüenses en el extranjero en Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Estados Unidos, España, Italia… ¡por todos lados! En Europa hay muchos nicaragüenses ahora, trabajando, y todos estos hermanos mandan divisas, lo que pueden recoger, después de trabajar duro.

Unos se los mandan a su madre, a sus hijos, a la esposa; o madres que se han ido y les mandan a sus hijos. Es decir, una forma de ayudar, con su trabajo, ganado de manera honrada, en esos países, a que puedan cubrir demandas básicas que no pueden cubrir con lo que aquí se tiene; porque, lo que se tiene aquí para los pobres… ¡es más pobreza! la riqueza va para arriba nada más, para unos cuatro.

Por eso es tan importante decirles a esos 800 mil hermanos que se encuentran en el extranjero, que sigan enviando remesas; que sus remesas seguirán entrando libremente, ¡no habrá ningún control sobre ellas! y continuarán viniendo a través de las empresas, de los bancos, que las han manejado. El Gobierno de la Unidad Nicaragua Triunfa, lo que les pides a las empresas, a los bancos que las traen, es que… ¡bajen los costos! que en vez de cobrar el 12%, que cobren el 2%, el 1%… que no cobren el 10%, el 8% ¡que cobren menos! porque cuesta sangre y sudor esa remesas.

Estos gobiernos, han tenido en la pobreza, como les decía, a miles de nicaragüenses. Nosotros tenemos una población que se está aproximando a los 6 millones de habitantes y, de estos, ¡4 millones, 200 mil nicaragüenses están en la pobreza! según los estudios hechos por todos los expertos. Estos estudios no los hace el Frente Sandinista porque si lo hiciéramos nosotros, dirían que son inventos nuestros; estos estudios los hacen los organismos especializados a nivel mundial, que hacen estudios en todos los países del mundo.

Aquí, en América Latina y El Caribe, se han encontrado con que, el país que se encuentra en el mayor grado de pobreza y miseria es Haití, y después… el país con mayor grado de pobreza y miseria ¡es Nicaragua! ¡Nicaragua…! ¡Qué cosa más increíble, siendo un país con tanta riqueza, con tantos recursos naturales, y tantos recursos humanos! ¡No hay razón, no hay derecho, para que el pueblo nicaragüense se encuentre en la pobreza! 4 millones, 200 mil nicaragüenses en la pobreza y de ellos, 2 millones, 200 mil están en la extrema pobreza… el que anda pidiendo limosna, o el que cae en la delincuencia para buscar de qué vivir.

Eso es lo que le han dado a Nicaragua, durante estos 16 años… pobreza, pobreza y más pobreza! Desempleo, desempleo y más desempleo! ¿La salud…? ahora, cuesta un ojo de la cara operarse, o ¡los dos ojos de la cara! y el que tiene una casita le cuesta empeñarla para operarse, y después pierden la casita en manos de los usureros. Y ¡lo que cuestan los medicamentos para los pobres! se hace un montón de plata porque la gente no tiene trabajo, empleo. ¿Y cómo comprar esos medicamentos sin tener trabajo? No le queda nada más que andar pidiendo; algunos logran conseguir un alma piadosa, caritativa, que le da para comprar el medicamento; otros, no logran conseguir y no les queda más que esperar la muerte del familiar.

¡Y la escuela! Cada año se quedan más de 800 mil muchachos, sin ir a la escuela, fuera de las aulas, y, el analfabetismo creciendo todos los días, ya tenemos el 35%… ¡a eso le llaman progreso! Pero, mientras tanto, los organismos internacionales desde Naciones Unidas, dicen que Nicaragua se encuentra entre los países más empobrecidos del planeta Tierra y, en el penúltimo lugar, en América Latina y El Caribe.

Si Nicaragua tiene tanta riqueza, tantos recursos naturales, tanta gente con capacidad para trabajar; con inteligencia, con cultura, ¡con preparación! Hay muchos graduados que ahí andan desempleados, técnicos, profesionales, que no tienen trabajo o que ganan salarios miserables… ¿por qué razón?

¡Ah! el problema es el tipo de política económica que se le ha impuesto a Nicaragua, desde el año 1990. Empezaron por dejar a los productores sin banco, se privatizó toda la banca… ¡está bien! Pero hubieran dejado un banco, trabajando con los productores, prestándole a los comerciantes de los mercados; a la que tiene su negocito de fritanga, a las que tienen una panadería, a las que hacen rosquillas, las que echan tortillas; prestándole a los artesanos, a los que siembran maíz en el campo, a los agricultores, a los que siembran los frijoles, a los que desarrollan la ganadería; prestándole a los transportistas… ¡a toda la gente que quiera trabajar! Y, entonces, Nicaragua tendría otras condiciones… ¡todos estaríamos progresando!

¡Pero no…! A ellos lo que les ha interesado es que progresen, nada más, los grandes capitales nacionales e internacionales, y que el pueblo nicaragüense ¡que vea cómo hace, para sobrevivir!

Eso no es democracia, ¡eso no es justicia! Un pueblo, en esas condiciones, no vive en libertad, ni vive en paz.

Por eso es que es ¡tan importante! que reconciliándonos los nicaragüenses, logremos unidos, sacar a Nicaragua de la pobreza. Es relativamente fácil sacar a Nicaragua de la pobreza; es relativamente fácil lograr que todos los nicaragüenses tengan educación; que todos los jóvenes tengan cultura, deporte, que puedan ir a las universidades, incluyendo las privadas… haciendo una política hacia la juventud, facilitándoles crédito, préstamos a los jóvenes, para que paguen sus estudios y que, cuando se gradúen y empiecen a trabajar, paguen poco a poco el préstamo que recibieron… ¡sin cobrarles intereses, lógicamente!

Tenemos las condiciones para que Nicaragua pueda levantarse rápidamente… ¿qué es lo que hace falta? Hace falta un gobierno que esté convencido que para sacar a Nicaragua hacia el progreso y desarrollo, hay que decirle a los que más tienen, a los ricos… “Señores, ¡aquí alcanzamos todos en Nicaragua! Pero, en primer lugar, unámonos para repartir la riqueza y sacar a los pobres de la pobreza, y que tengan trabajo, salud, educación.

Entonces, habrá más seguridad para todos, porque ahora la inseguridad ¡es tremenda! el que tiene algunos recursos, pone verjas en sus casas, para poder protegerse de la inseguridad, porque las condiciones de pobreza generan delincuencia; los que viven en repartos, fuera de Managua, tienen que hacer grandes protecciones: muros y vigilantes por todos lados y ,entradas particulares, porque, alrededor de un reparto de gente de recursos, acomodada, de mucho dinero, donde tal vez hay 200, 500 familias… alrededor están ¡10 mil familias empobrecidas y hambrientas! Entonces, tienen que estarse cuidando.

¿Dónde está la seguridad para los ciudadanos que, en los barrios, tienen algún negocito, poseen una casa que les ha costado levantarla y la tienen en mejores condiciones…? pero ¡deben estarse cuidando, porque tienen temor que les roben. La seguridad no se logra enrejando las casas… ¡la seguridad se logra, erradicando la pobreza, la miseria! Porque sin pobreza, sin miseria ¡no hay delincuencia! Y todo el mundo podrá vivir tranquilo, vivir seguro, en esta Patria, que es de todos los nicaragüenses.

Ahora que caminábamos, me enviaban algunos papelitos, no son las cartas, porque nos entregan muchas durante en los recorridos, y, sobre las cartas quiero explicar lo siguiente: con las cartas, lo que hacemos de inmediato… ¡como llegan de todo el país! No solamente en los actos, sino que están llegando cartas de todo el país… entonces le damos prioridad a la salud, es lo primero, lo más urgente.

Buscamos cómo ayudarle a la gente que tiene problemas, que no tienen para los medicamentos, que tienen una situación grave, que deben operarse y no tienen para los exámenes; que hay que hacer una tomografía, una resonancia magnética, porque no tienen cómo pagar; o para la hospitalización. Ahí, vamos ayudando, y también logramos el apoyo de los hermanos cubanos, en algunos casos más complicados, porque Cuba tiene una medicina muy avanzada.

También atendemos muchos casos, que tienen que ver con educación, porque están sacando a los muchachos de la escuela, porque se retrasaron en el pago, ¡a ver cómo se les ayuda! Los otros casos, que son otro tipo de demandas, vamos viendo qué se puede hacer… hay muchos casos de familias que están perdiendo la casa en manos de los usureros… ahí los apoyamos con abogados, para que no les quiten la casa ¡y ganar tiempo, y que lleguemos al 5 de noviembre…! que lleguemos al 10 de enero con el Gobierno de la Unidad Nicaragua Triunfa y entonces… ¡a nadie le van a quitar su casa los usureros!

Otro papelito, me hablaba de los ancianos, y de las pensiones que demandan ¡con toda justicia! porque han venido siendo abandonados y, tenemos el compromiso de reivindicar a esos hombres y mujeres, que han entregado toda su vida trabajando y que luego… cuando ya están en la ancianidad, los quieren tirar como un trapo viejo, allá en un rincón… ¡eso no puede ser! Ellos merecen una pensión digna, un trato justo, un trato digno como seres humanos que le han aportado a la familia, a la sociedad, a la comunidad.

En otro papelito, me decían de los lisiados, porque tenemos muchos, y muchos niños con diferentes capacidades, con poliomielitis, porque nosotros ¡la habíamos erradicado! Pero en estos tiempos…! Y otros tipos de enfermedades, síndromes que padecen muchos niños por mal nutrición de la madre, del niño.

Sobre esto, nosotros ya tuvimos un encuentro, con los representantes de las personas con diferentes capacidades, y ya tenemos el compromiso con el Gobierno de la Unidad Nicaragua Triunfa, de encontrarle un apoyo permanente, a esos hermanos para que se incorporen… ¡ellos no quieren limosna! Ellos quieren ser tratados como seres humanos, como ciudadanos, porque quieren trabajar y ¡que se les respete! ¡Gente con mucho valor! ¡Con mucho orgullo! Son más de 500 mil nicaragüenses, los que están en esas condiciones.

También, nos han planteado, algunas calles, en los diferentes barrios que recorremos, aquí nos hablan por ejemplo del barrio San Luis, dicen: los habitantes del barrio San Luis le pedimos de corazón, que nos ayuden con la pavimentación del callejón donde habitamos, es pequeño, pero de tierra, y cada vez que llueve se nos llena de mucho lodo. ¿Aquí nomás es el callejón? ¿Cuánto tiene de largo tiene el callejón? 100 metros… Aquí está, dice, del Edificio Armando Guido 3 cuadras abajo, 1 cuadra al sur, 20 varas abajo a mano derecha… correcto.

Las Alcaldías tienen limitaciones, por eso es importante tener el Gobierno Nacional, pues con este las Alcaldías tendrían ¡todo el respaldo! para más presupuesto, más maquinaria y equipo, para no estar esperando a que venga el Ministerio del Transporte… ¡no! que la misma Alcaldía tenga los equipos en cada Distrito y, que se encarguen no solamente de de reparar las calles que están en mal estado, sino también adoquinar, las calles que no lo están.

Mientras tanto, vamos a ver qué se puede hacer, voy a hablar con el Alcalde, pero, lo que podemos asegurar es que, con el Gobierno de la Unidad Nicaragua Triunfa vamos a tener calles en buen estado, y viviendas dignas… ¡van a desaparecer esos mamarrachos que tenemos por todos lados! donde la pobre gente aguanta polvo, insalubridad, lluvia. ¡Hay que ver lo que es, cuando cae un aguacero, estar bajo esa champas de plásticos y esos pedazos de zinc! Ahí, toda la familia junta ¡qué cosa más terrible! Eso no se puede llamar vivienda… ¡eso es una vergüenza para este país!

Este país, ¡se va a sentir orgulloso! el día que no tengamos gente con hambre, gente desempleada, que toda el mundo tenga empleo; el día que no tengamos ese tipo de mamarrachos, y tengamos viviendas dignas, para todos los nicaragüenses, ¡el día que todo mundo, tenga asegurado los alimentos, tenga salud y educación!

Queridos hermanos de Managua, hermanos y hermanas nicaragüenses… ¡gracias por confiar en esta gran Unidad Nicaragua triunfa! ¡Gracias por votar el próximo 5 de noviembre ¡en la casilla 2! Gracias por la oportunidad, que estoy seguro, nos van a dar… de gobernar en paz y, ¡les vamos a demostrar cómo se hacen bien las cosas! a favor de los pobres, a favor del pueblo ¡en tiempos de paz!

Y de esa manera, vamos a tener todos, ¡estabilidad! Todos, desde el que, con gran sacrificio tiene una cuenterita de ahorro, porque hay gente esforzada, trabajadora, que tiene su cuentecita de ahorro en un banco; los que tienen las famosas tarjetas de crédito, ¡lo que cuesta! Pero, hay miles de nicaragüenses que han ido adquiriendo su tarjeta, se empeñan, se desempeñan y ven cómo le hacen… bueno, hay que respetar todo eso.

Nosotros estamos por respetar las instituciones que están establecidas en nuestro país, no tenemos nada en contra de los bancos, pero… ¡hay que regularlos! De lo que estamos en contra, es que tengamos gobiernos que sirvan para hacer ricos solamente a los bancos, y se olviden de los pobres y del pueblo. Nosotros necesitamos un gobierno que regule a los banco, ¡que privilegie a los pobres! y les de su lugar, para sacarlos de la pobreza, de la miseria.

Aquí, tiene que haber seguridad para todos, para los empresarios, para el pequeño, mediano y gran empresario, ¡para todos! Y les damos la bienvenida a las inversiones, a los que están en la zona franca, pero que, en aquellos lugares donde todavía hay muchas demandas, por cuestiones laborales que no se respetan… ¡hay que respetar!

Estas inversiones que vienen, tienen que respetar las leyes del país, las regulaciones laborales, las regulaciones medio ambientales, y que ¡nadie crea ese cuento, que andan en las zonas francas, diciendo: que si gana el Frente, si gana esta Unidad, la zona franca se va…! ¡Eso es una gran mentira! ¡Otra calumnia más!

Y, saben ¿por qué no se va a ir la zona franca de Nicaragua? Primero, porque el Gobierno de la Unidad Nicaragua Triunfa no está para sacar a ninguna empresa… ¡más bien queremos que vengan inversiones! Anteayer, salí para México, la tierra de Pedro Infante y del gran Cantinflas… Pedro Infante ese gran cantante mexicano ¡extraordinario! Y la tierra que acogió a Sandino, porque Sandino estuvo en México trabajando en la Huasteco Petrolium Company,

México ha sido un pueblo muy solidario con Nicaragua, fui allá y conversé con muchos amigos que tenemos y, también con el mayor empresario mexicano, se llama Carlos Elims… es uno de los más grandes empresarios del mundo, son los dueños de Enitel aquí. Es el tercer empresario en el mundo, y ellos, están dispuestos a continuar invirtiendo, no se van a detener en las inversiones, porque gane la Unidad Nicaragua Triunfa… ¡van a continuar, gane quien gane! Si gana la Unidad Nicaragua triunfa, como estamos seguros, Dios ha de querer que así sea… aquí vendrán mas inversiones.

Pero, tenemos que tenderle la mano, primero, a nuestros propios productores, y, hablamos con los inversionistas extranjeros, para que les ayuden a levantar la capacidad productiva que tenemos en el país, porque tenemos muchas riquezas, ¡riqueza de sobra! No hay razón para que tengamos estos apagones, no hay razón para depender del petróleo para la energía… ¡deberíamos depender del petróleo, solamente para el transporte público y privado! Pero, para lo que es la energía, no deberíamos de importar ¡una solo gota de petróleo! Porque, tenemos agua, y esta se convierte en una fuente de energía hidroeléctrica, y nosotros ¡tenemos la mayor reservas de agua en Centroamérica! Tenemos suficiente agua, como para producir energía para toda Nicaragua, y para exportar a todo Centroamérica y hasta México.

Pero, en estos 16 años de gobiernos al servicio de los grandes capitales… ¿Qué es lo que han hecho? No han invertido en programas hidro-eléctricos, ¡no han construido una sola planta hidroeléctrica! Y, tenemos otra gran fuente de energía… que es la geotermia ¡los volcanes! Nicaragua está llena de volcanes, el Momotombo, el Casita, el Cerro Negro… San Jacinto-Tizate, toda esa zona… ¡por todos lados hay volcanes!

¿Pero qué ha pasado? No han desarrollado una mayor obra geotérmica… Nosotros, en los años 80, en condiciones de guerra, con el país bloqueado, ¡logramos construir dos plantas geotérmicas en Momotombo! de 35 megawatts cada una; es decir, logramos incorporarle al sistema, 70 megawatts… ¡en tiempos de guerra, con bloqueo!

Y, esta gente, sin guerra, sin bloqueo, con el Frente ayudándoles, porque nosotros, le ayudamos al gobierno de la señora Chamorro, al de Alemán, al de Bolaños, ¡a pesar de eso… no han construido una sola planta geotérmica! Hay unas que son cuestionadas y no producen nada… más bien, ahí se habla de malversaciones y de estafa.

Tenemos la fuente de energía, nuestro petróleo… ¡que es el agua, la geotermia, la biomasa, los vientos! Pero es que, con sólo construir plantas hidroeléctricas, con nuestras agua… ¡ese lago inmenso de Granada! Tiene suficiente agua para darnos en el corto o mediano plazo, adicionarle rápidamente a Nicaragua 100, 200 megawatts, e incluso mucho más.

¿Por qué razón estos apagones? ¡Ah! porque convirtieron el servicio de la energía, ¡en un negocio privado! Esto era del Estado, y ¡debe ser manejado por el Estado! O, en todo caso, el Estado debe hacer conversión, teniendo mayoría. Es decir, invitar a inversionista extranjero y nacional, donde el Estado tenga el 51% y el extranjero el 49%.

Por otro lado, contamos con la disposición que tiene nuestra hermana República de Venezuela, la disposición que tiene el Presidente Chávez… ellos están listos para suministrarnos los 10 millones de barriles de petróleo que consume Nicaragua anualmente, tanto para la energía como para el transporte público, privado y para la misma aviación. Están dispuestos a eso, y pagaríamos el 60% ¡con productos nicaragüenses! y el otro 40%, se pagaría a un crédito de 25 años plazo, con dos años de gracia y 1% de interés.

Es decir, ¡una actitud solidaria del pueblo venezolano! Y, ya quisiéremos que lo hicieran así, que actuaran de la misma manera, otros países que tienen petróleo…¡que los Estados Unidos hicieran lo mismo! Estados Unidos tiene mucho petróleo y, posee grandes reservas… yo me pondría muy contento y sería el primero en felicitarlos, si le suministraran ahorita, el petróleo a Nicaragua, ¡en las mismas condiciones que lo está ofreciendo Venezuela!

Pero ¿qué pasa? le han puesto obstáculo a este acuerdo, y, por lo tanto, la única manera de contar con ese petróleo y que desaparezcan los apagones de este país… ¡es votando el dia 5, en la casilla que va terminar con los apagones en Nicaragua! Y, ¡vamos a terminar con los apagones para siempre! Porque, a la par de esa cooperación venezolana, vamos a empezar a construir las plantas hidroeléctricas, pequeñas, medianas, grandes y, las plantas geotérmicas.

Y si es necesario, también con la biomasa, y con los vientos, y tendremos entonces ¡suficiente energía! y llegará el momento en que no necesitaríamos el petróleo ¡que tanto le agradecemos a los hermanos venezolanos! Pues ya tendríamos nuestra energía con recursos propios; aunque, siempre demandaríamos del petróleo para el transporte público, urbano, interurbano, privado; pero, claro, en otras condiciones, no en las que hoy se encuentran.

Hermanos nicaragüenses, hermanos de Managua… ¡dénnos la oportunidad de gobernar en paz…! porque, si en aquellos tiempos duros, construimos dos plantas geotérmicas en este país; si en aquellos tiempos duros ¡nunca le faltó el alimento a los nicaragüenses! y nadie pasó hambre en este país. Si en aquellos tiempos duros ¡a nadie le faltó la salud, y no les costaba un centavo! ¡A nadie le faltó la educación, la cultura y el deporte! ¡A nadie le faltó el financiamiento para producir…! Entonces, en tiempos de paz, en tiempos de Reconciliación, con este pueblo iluminado por Dios, el Padre Eterno… estoy seguro ¡que vamos a sacar adelante a Nicaragua!

¡Que viva el pueblo de Managua!

¡Que viva la Reconciliación!

¡Unida Nicaragua Triunfa!

¡Y que viva Nicaragua, bendita y siempre libre!

Buenas noches, hermanos.

también te puede interesar