Nicaragua

Crisis eléctrica amenaza elecciones en Nicaragua

Managua, (dpa) – El candidato presidencial del Movimiento Renovador Sandinista (MRS, centroizquierda) de Nicaragua, Edmundo Jarquín, pidió hoy al mandatario Enrique Bolaños que garantice el suministro de electricidad el próximo 5 de noviembre, cuando más de tres millones de personas acudirán a votar

Redacción Central |

Managua, (dpa) – El candidato presidencial del Movimiento Renovador Sandinista (MRS, centroizquierda) de Nicaragua, Edmundo Jarquín, pidió hoy al mandatario Enrique Bolaños que garantice el suministro de electricidad el próximo 5 de noviembre, cuando más de tres millones de personas acudirán a votar

«El gobierno y todos los agentes del sector eléctrico tienen que hacer un compromiso firme de que ese día no va a haber interrupción del suministro de energía», dijo Jarquín en conferencia de prensa.

El político calificó de «demagogia» la oferta del Frente Sandinista (izquierda) de venderle a una empresa eléctrica local unos 320.000 litros de diesel enviados por Venezuela, porque -dijo- eso apenas representa un día de consumo eléctrico en una de las plantas generadoras de energía del país.

Para evitar un apagón el día de las votaciones «tendríamos que tener funcionando en Nicaragua un total de 480 megavatios hora de capacidad instalada, y no 10 o 20 mevagatios, sería ridículo», comentó.

La inquietud de Jarquín es compartida por los candidatos que se disputarán la Presidencia y por las autoridades del Consejo Supremo Electoral (CSE), quienes temen que un apagón afecte el trabajo en las 12.000 juntas receptoras de votos a nivel nacional.

Ayer lunes, Costa Rica, Honduras, El Salvador y Nicaragua resultaron afectados por una falla en el sistema de transmisión de electricidad de Centroamérica. El país más perjudicado fue Nicaragua, donde unos 375.000 usuarios quedaron sin luz.

El director del estatal Instituto Nicaragüense de Energía (INE), David Castillo, dijo no poder garantizar un suministro eléctrico estable, y recomendó al CSE tomar sus propias previsiones.

Castillo reaccionó a declaraciones del presidente del CSE, Roberto Rivas, quien advirtió que un apagón durante las elecciones podría provocar un caos en el país.

«Después nos van a decir que las elecciones no fueron limpias, que no hubo transparencia» en el proceso de transmisión y conteo de los votos, comentó Rivas, visiblemente preocupado.

Los cargos directivos del CSE están ocupados por magistrados vinculados al Partido Liberal (derecha) y al Frente Sandinista (izquierda), ambos en la oposición.

La crisis del sistema eléctrico de Nicaragua se agudizó a mediados de este año, cuando la distribuidora española Unión Fenosa comenzó a aplicar un severo plan de racionamiento, con cortes de luz de hasta 12 horas continuas en todo el país.

Unión Fenosa atribuye la crisis a fallas técnicas en el sistema de generación de energía y a problemas financieros que les impide comprar electricidad en el mercado regional.

Los nicaragüenses acudirán a las urnas para elegir un presidente, un vicepresidente, 90 diputados ante la Asamblea Nacional (Congreso) y 20 representantes ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen).

también te puede interesar