Nicaragua

Candidato Jarquin denunciará a Daniel ante Consejo Supremo Electoral

MANAGUA. Pensar primero que nada en el pueblo no es bueno; al menos para el candidato presidencial Edmundo Jarquín, quien pretende denunciar a Daniel ante el Consejo Supremo Electoral(CSE) por recibir el petróleo de Venezuela, de acuerdo a los convenios del ALBANIC

Redacción Central |

MANAGUA. Pensar primero que nada en el pueblo no es bueno; al menos para el candidato presidencial Edmundo Jarquín, quien pretende denunciar a Daniel ante el Consejo Supremo Electoral(CSE) por recibir el petróleo de Venezuela, de acuerdo a los convenios del ALBANIC

Acostumbrado a los cabildeos, acuerdos y negociaciones, acordes con su cargo en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Jarquín no conoce la palabra pueblo. Le suena rara. Vacía.

No es lo mismo hacerle genuflexiones a Trivelli, Bolton y demás funcionarios norteamericanos , para agradarles, desde siempre, que pensar en los pobres de nuestra tierra, que son mas del 70% de la población.

Nadie, por mas que quiera, como él, darse un «baño de pueblo» «acelerado», puede hacerlo. Y se confunde. Atacando al pueblo.

No existe peor fealdad que la interior. Y por dentro, de corazón y de alma, Jarquín es feo con ganas.
Aquí toda la información, que reprodujo rápidamente la prensa de Miami, para que saquen sus propias conclusiones

Denuncian la injerencia de Chávez en Nicaragua

Associated Press

MANAGUA

El candidato presidencial Edmundo Jarquín informó ayer que envió una carta al mandatario venezolano Hugo Chávez en la que le advierte que el envío de petróleo de ese país a un organismo controlado por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) coadyuva a la comisión de un delito electoral y es una intromisión en los asuntos internos del país.

En la misiva dice que los 84,000 galones de diesel enviados el sábado por Venezuela a una empresa mixta venezolana-nicaragüense, controlada por el FSLN, «es percibida como una operación de propaganda política electoral» a favor de ese partido.

Agrega que «es percibida además como una inaceptable intromisión de su gobierno en el proceso electoral nicaragüense» a efectuarse el próximo cinco de noviembre para elegir al presidente de la república y legisladores.

Jarquín dice que al ser utilizada la colaboración venezolana «como propaganda electoral, se podría estar coadyuvando a la comisión de un delito electoral de conformidad con la legislación nicaragüense».

«Tome conciencia de lo mucho que ha sufrido el pueblo nicaragüense en el pasado a causa de injerencias extranjeras…», dijo Jarquín quien dijo que Estados Unidos lo hizo en el pasado.

«Tampoco podemos tolerar que gobiernos como el de Venezuela intervenga en nuestro proceso electoral, favoreciendo con dádivas millonarias a un partido. Eso es parte de la corrupción», enfatiza Jarquín.

Jarquín se refiere a un contrato firmado entre funcionarios de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y la Asociación de Municipios de Nicaragua controlada por una mayoría de alcaldías sandinistas y presidida por el alcalde de Managua, Dionisio Marenco, afiliado al FSLN, para el envío de 10 millones de barriles de petróleo anuales.

Venezuela envió el sábado a Nicaragua un pequeño barco con 84,000 galones de diesel, pero Amunic no tiene compradores porque los transportistas locales no mostraron interés, y las generadoras de energía estatales y privadas, que funcionan con diesel, aún no se deciden a adquirirlo hasta conocer su calidad.

El petróleo fue traspasado el lunes a 11 camiones cisternas que llegaron a esta capital desde el puerto fluvial de El Rama, 222 kilómetros al oriente de esta capital, donde fue recibido con pompa por Marenco y el candidato presidencial sandinista Daniel Ortega.

Jarquín acusa a Ortega de populista

El candidato presidencial del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), Edmundo Jarquín, acusó ayer a su homólogo del Frente Sandinista (FSLN), Daniel Ortega, de mantener un discurso populista y lo retó a entregar a la juventud nicaragüense las propiedades que éste posee en la zona del Memorial Sandino.

Prometió que en caso de que Ortega acepte el reto, él estaría dispuesto a gestionar la construcción de viviendas con organismos internacionales. «Me comprometo a hacer las gestiones. Tiene doble discurso, si se reúne con los pobres ataca al FMI, pero si va con los empresarios, dice que se va a entender con el FMI», señaló.

Por otra parte, Jarquín adelantó que el MRS podría acusar a Ortega por delito electoral, porque estaría haciendo uso del petróleo venezolano para realizar proselitismo político, delito por el que señaló de co-responsable al presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez

Operación propaganda

«El gobierno de Venezuela está interviniendo en el proceso electoral nicaragüense. Esa venta es una operación de propaganda electoral a favor del FSLN», señaló el aspirante presidencial, quien ayer dio a conocer una carta que envió a Chávez el pasado cuatro de octubre, advirtiéndole de ello.

Jarquín se refería a los 80 mil galones de combustible que a precio módico recibió el pasado sábado Ortega y un grupo de alcaldes del FSLN.

«Resulta preocupante que esta iniciativa, originalmente solidaria con el pueblo de Nicaragua, esté siendo desnaturalizada en el mes final del proceso electoral. La venta de diesel venezolano, a precios de descuento, es percibida como una operación de propaganda política electoral a favor del FSLN», anotó.

Dijo que en caso de alcanzar la Presidencia de la República, el cinco de noviembre próximo, estaría anuente a sostener una política de cooperación con Venezuela, siempre que sea de respeto al proceso político interno del país, para que la transacción favorezca a todos los nicaragüenses.

Recordó que en mayo pasado, al aceptar la nominación del MRS, señaló a Estados Unidos de arrogarse el derecho de intervenir en los asuntos internos de Nicaragua, conducta que reiteró, no es tolerable de otros gobiernos.

«No podemos tolerar que países como Venezuela intervengan en nuestro proceso electoral, favoreciendo con dádivas millonarias a un partido. Esto es parte de la corrupción. No podemos tolerar que el proceso electoral sea corrompido desde fuera. Para nosotros, sencillamente no hay injerencias buenas o malas», subrayó Jarquín.

también te puede interesar