Nicaragua

¿Quién es quién en la justa electoral?

El panorama electoral en Nicaragua está conformado por cinco partidos, alianzas o movimientos, dos de origen liberal y tres de origen sandinista, a saber la Alianza Liberal Nicaragüense-Partido Conservador (ALN-PC) liderada por Eduardo Montealegre, el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) encabezado por José Rizo, Alternativa por el Cambio (AC) que lleva como presidente a Edén Pastora, el Movimiento de Renovación Sandinista (MRS) liderado por Edmundo Jarquín, la Alianza Unida, Nicaragua Triunfa encabezada por el FSLN y la Convergencia Nacional, liderada por Daniel Ortega

Redacción Centraly Redacción Central |

El panorama electoral en Nicaragua está conformado por cinco partidos, alianzas o movimientos, dos de origen liberal y tres de origen sandinista, a saber la Alianza Liberal Nicaragüense-Partido Conservador (ALN-PC) liderada por Eduardo Montealegre, el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) encabezado por José Rizo, Alternativa por el Cambio (AC) que lleva como presidente a Edén Pastora, el Movimiento de Renovación Sandinista (MRS) liderado por Edmundo Jarquín, la Alianza Unida, Nicaragua Triunfa encabezada por el FSLN y la Convergencia Nacional, liderada por Daniel Ortega

  • Montealegre: Gran capital neoliberal pro-norteamericano
  • Rizo: Burguesía prebendaria y liberal dependiente
  • Pastora: Clase media empobrecida liberal nacionalista
  • Jarquín: Clase media sin poder y socialdemócrata
  • Ortega: Capital nacional y trabajadores; nacionalismo de izquierda y antiinjerencista

¿Cómo reconocer los intereses que representan estos candidatos y partidos políticos? Sobre todo cuando todos dicen representar al pueblo nicaragüense y tomando en cuenta que en todos ellos existen empresarios, productores, profesionales, trabajadores, campesinos y pobladores.

Además, el hecho de que los campesinos o los obreros voten o no por un candidato, no significa que el programa de dicho partido sea a favor de los campesinos o de los obreros, porque si así fuera todos los gobiernos de derecha o de la oligarquía serían obreristas o campesinistas.

La tarea se complica por el hecho de que la cultura política nicaragüense nos tiene acostumbrados a las calificaciones o descalificaciones personales donde reina un maniqueísmo bastante primitivo. Hoy en día, casi nadie quiere discutir contenidos programáticos.

No nos queda, entonces, otra forma para inferir los intereses, que recurrir a las posiciones políticas que se desprenden de sus declaraciones públicas alrededor de problemas de la agenda nacional, los programas escritos, la naturaleza y las posiciones políticas de las organizaciones que los apoyan o con quienes tienen relaciones.

En algunos casos es útil conocer su trayectoria o práctica política actual, a favor o en contra de determinadas políticas, lo que podría ilustrar el grado de consecuencia en la práctica. Hasta ahora, pocos partidos -salvo el FSLN – han mostrado su programa económico.

¿Qué hay detrás de Montealegre?

Eduardo Montealegre y su alianza liberal-conservadora, representan las políticas macroeconómicas que desde el gobierno de doña Violeta, Amoldo Alemán y Enrique Bolaños, se han venido aplicando en Nicaragua. Corresponde abiertamente al modelo neoliberal que sólo ha beneficiado a los banqueros y a las empresas transnacionales.

Entre las organizaciones más cercanas a sus planteamientos destacan, en primer lugar el llamado grupo del INCAE compuesto por capitales identificados claramente con la oligarquía, en segundo lugar el Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), en tercer lugar el Movimiento Por Nicaragua de tendencia derechista y proimperialista, en cuarto lugar el diario La Prensa, verdadero partido de la derecha en Nicaragua, y en quinto lugar el Departamento de Estado del gobierno norteamericano, a través del embajador Trivelli.

Representa, pues, claramente, los intereses del gran capital en sus expresiones nacional, regional y transnacional, y su programa es nítidamente neoliberal. Sus principales dirigentes han pertenecido a las filas del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y han trabajado en los gobiernos de los últimos 16 años, identificados con la corrupción y el empobrecimiento del país.

El candidato a vicepresidente de Eduardo Montealegre, el señor Fabricio Mejía, es un empresario agropecuario, escogido precisamente para disputarle al Partido Liberal Constitucionalista (PLC) su clientela entre la burguesía local de reciente acumulación.

En las últimas elecciones tanto nacionales como municipales las fuerzas políticas de la derecha han quedado en franca minoría.

División desgasta a liberales

José Rizo y el Partido Liberal Constitucionalista representan, tanto los intereses de los grandes productores (José Rizo en particular), como los intereses de nuevos empresarios en proceso de acumulación reciente, una acumulación ligada a las prebendas del Estado (el grupo de Amoldo Alemán). Además del propio partido, lo acompaña una parte del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP). Su discurso es un discurso típicamente liberal, y, a pesar de sus contradicciones con el gobierno norteamericano y de sus resentimientos antiinjerencistas y antioligárquicas, mantienen una posición ideológica subordinada al mercado internacional.

El candidato a vicepresidente de José Rizo, el señor José Antonio Alvarado, es, al igual que Rizo, un liberal creyente en la economía de mercado, en la necesariedad de la hegemonía norteamericana en la región, así como en la necesidad que tienen los empresarios y los profesionales de vincularse al Estado para poder acumular.

En las últimas elecciones perdió gran parte de las alcaldías departamentales que hasta entonces había mantenido. En esta campaña electoral, estos dos partidos liberales, pasan por una de sus crisis más grandes en los últimos años, desgastándose en una fuerte división.

Edén: Clase media empobrecida

Edén Pastora y el partido de Alternativa por el Cambio (AC), representa los intereses de una clase media en proceso de empobrecimiento e ilusionada por razones institucionales o de la moral política cotidiana, casi siempre connotada por el perfil personal de los candidatos. Enarbolan elementos programáticos conceptualmente relacionados con la democracia liberal, pero con una connotación más independiente del injerencismo norteamericano. Su candidata a vicepresidente, la señora Mercedes Tenorio, pertenece a la clase media.

En las últimas elecciones, Edén Pastora no ha podido sobrepasar el 1% de votos.

MRS: Huyen de izquierda y buscan la derecha

Edmundo Jarquín y el Movimiento de Renovación Sandinista (MRS), representan los intereses de una clase media que independientemente de su situación económica, muestra un desempoderamiento político que debilita sus expectativas económicas. Su candidato a presidente, Edmundo Jarquín, ha sido, hasta antes de jubilarse, un funcionario del Banco Interamericano de Desarrollo (BID): El mismo proviene de una clase de funcionarios habituados a influir en las instituciones a través de la presencia en los medios de comunicación o gracias a la capacidad intelectual y profesional. Es yerno de doña Violeta Barrios de Chamorro.

Pesa en este candidato, así como en los principales cuadros que lo acompañan, una gran animadversión ideológica contra el danielismo del FSLN, lo que los ha llevado a acercarse a las posiciones de Eduardo Montealegre, Enrique Bolaños y a las del propio gobierno norteamericano, a la vez que toman distancia de lo que ellos llaman la izquierda irresponsable (Fidel Castro, Hugo Chávez, Evo Morales y Daniel Ortega). La mayor evidencia de esta posición son las declaraciones del difunto y primer candidato de este movimiento, Herty Lewites, en la convención que los candidatos de la derecha nicaragüense tuvieron recientemente en Miami. Hasta ahora, el principal eje del discurso público ha sido el desconocimiento de lo que llaman el Pacto Institucional, entre las fuerzas políticas mayoritarias del país, el FSLN y el PLC, en la que coinciden con la derecha. Al igual que las declaraciones de Edén Pastora, ponen sus esperanzas en personas o reformas institucionales, más que en el cambio del sistema.

Las organizaciones más cercanas a este movimiento son grupos connotados de la sociedad civil, tales como el Movimiento de Mujeres Autónomas, incluyendo algunos intelectuales de la Coordinadora Civil Nicaragüense.

El candidato a vicepresidente, el cantautor y compañero Carlos Mejía Godoy, es una de las personas más queridas en el sandinismo y comparte con el resto de líderes del movimiento una gran animadversión con el líder del FSLN.

La posición política de este movimiento, bien podría corresponder a las mismas posiciones de lo que se conoce como la nueva socialdemocracia latinoamericana, es decir, no una socialdemocracia laboral como la antigua que se proponía reformar el capitalismo a través de la vía pacífica y democrática, sino una socialdemocracia que cree que reformando las instituciones del sistema democrático-burgués puede resolver las contradicciones de dicho sistema.

En las últimas elecciones este movimiento no ha sobrepasado el 1 % de votos.

FSLN: nacionalismo de izquierda

Daniel Ortega y la Alianza: Unida, Nicaragua Triunfa, representa, por un lado, los intereses de lo que podríamos calificar el capital nacional, compuesto por pequeños, medianos y grandes productores, por otro lado los intereses de los trabajadores y pobladores en general. El texto del programa económico tiene un enfoque nacionalista. Sus posiciones políticas de reconciliación denotan una práctica de alianzas conducentes a evitar la polarización de la vida política nacional, única posibilidad de apostar a un proyecto de unidad nacional.

En esta práctica despolarizadora, el FSLN ha tejido un puente significativo con la contrarrevolución de los años 80, líderes y partidos de la extinta Unión Nacional Opositora (UNO), la iglesia católica y algunas iglesias evangélicas, líderes y funcionarios liberales en el seno de los poderes del Estado, el movimiento indigenista de la costa del Caribe, incluidos algunos acuerdos políticos con el propio gobierno en aras de una gobernabilidad que lo legitime como fuerza democrática opositora, de lucha contra la corrupción y de gobernabilidad.

Su candidato a vicepresidente, el señor Jaime Morales Carazo, se inserta en esta misma práctica de despolarización y fomento de una posición antiinjerencista que beneficie a los sectores económicos nacionales. El señor Morales, proviene precisamente, no solamente de la clase empresarial, sino de las filas liberales de la contrarrevolución antisandinista.

Por otro lado, el FSLN, es el partido que más enlaces tiene con las organizaciones sociales, gremios de pequeños y medianos productores (UNAG), asociaciones cooperativas (FENACOOP), asociaciones de trabajadores del campo (ATC), asociaciones sindicales de trabajadores industriales (CST), asociaciones de trabajadores por cuenta propia, asociaciones de pequeños comerciantes, particularmente de los mercados, asociaciones de médicos y enfermeras (FETSALUD), asociaciones estudiantiles (UNEN), asociaciones de maestros (ANDEN), asociaciones comunales (MCN), asociaciones de mujeres (AMLAE), la Coordinadora Social Nicaragüense (CSN), otros.
A nivel internacional el FSLN mantiene relaciones solidarias con los gobiernos de izquierda de todo el mundo, particularmente de América Latina (incluyendo Fidel Castro, Hugo Chávez, Evo Morales), así como con asociaciones internacionales, como la Internacional Socialista, la Internacional Demócrata Cristiana, el Foro de Sao Paulo, entre otras.

Podemos decir que la posición del FSLN y de la Alianza Unida, Nicaragua Triunfa, corresponde a una posición nacionalista de izquierda. A continuación presentamos un esquema donde se sintetizan los candidatos, las alianzas, los intereses y los programas.

En las últimas elecciones municipales, el FSLN ganó las principales alcaldías del país. Hoy por hoy, el 75% de la población nicaragüense vive bajo alcaldías sandinistas.

CANDIDATOSALIANZASINTERESESPROGRAMA
MONTEALEGREALN-PCGran CapitalNeoliberal
RIZOPLCBurguesía-PrebendariaLiberal-Dependiente
PASTORAA.C.Clase Media EmpobrecidaLiberal-Nacionalista
JARQUINM.R.S.Clase Media DesempoderadaSocial Demócrata
ORTEGAFSLN-UNTCapital Nacional-TrabajadoresNacionalismo de Izquierda y antiinjerencista

también te puede interesar