Nicaragua

Rosario y Daniel Ortega en Jinotega

Como antes del 79, como en los 80, como en los 90, siempre junto al pueblo, Daniel Ortega y Rosario dijeron verdades en Jinotega

Daniel Ortega y Rosario
Daniel Ortega y Rosario saludan a los pobladores de Jinotega
|

Redacción Central |

Como antes del 79, como en los 80, como en los 90, siempre junto al pueblo, Daniel Ortega y Rosario dijeron verdades en Jinotega

Rosario: «Porque Nicaragua, nos pertenece a todos y todas, y porque, en Nicaragua, todas y todos, tenemos que trabajar juntos»

Daniel Ortega: «No podemos ser candil de la calle y oscuridad de la casa… Los nicara-güenses ¡tienen derecho a salir de la pobreza! a tener empleo, a ser empresarios, pequeños, medianos».

!VAMOS A SALIR DE LA POBREZA!

Recorrido de la Unidad
Nicaragua Triunfa por Jinotega
30 de Octubre de 2006

Palabras de Rosario

¡Que viva el pueblo de Nicaragua! ¡Que viva Jinotega! ¡Que vivan las mujeres, los jóvenes, los hombres, las familias, los campesinos, los productores! ¡Que viva el pueblo victorioso de Nicaragua!

Nicaragua está triunfando y está triunfando ¡con el corazón! porque es el corazón, vibrando con el poder del Amor, el que va a vencer en Nicaragua el 5 de noviembre; el que se está manifestando ya, como un milagro, porque el Señor ¡está obrando milagros en Nicaragua! Es el Amor, mandato de Dios; es la Reconciliación, mandato de Dios, lo que está produciendo este milagro de unidad y de victoria, porque ¡sólo Unida Nicaragua Triunfa!

Solo unidos, en Reconciliación, las y los nicaragüenses, podemos empezar a construir una Nicaragua de todos, donde nadie se excluya; donde no discriminemos a nadie; donde la cultura sea la cultura del Amor; donde la Revolución sea la Revolución del Amor, la Revolución de la conciencia, la Revolución del espíritu, que nos permita a todas y todos, compartir esta tierra.

Porque Nicaragua, nos pertenece a todos y todas, y porque, en Nicaragua, todas y todos, tenemos que trabajar juntos. Por eso nos estamos uniendo, por eso, el pueblo nicaragüense, está avanzando hacia la victoria el 5 de noviembre, en la gran Unidad Nicaragua Triunfa.

Somos un pueblo, con el corazón lleno de alegría, de cariño; somos un pueblo, que hemos entendido, que hay que cumplir con el mandato de Dios, de amarnos y reconciliarnos; de respetarnos, de entendernos; de que nuestras familias tengan tranquilidad, de que vivamos en paz y mejor. Eso sólo es posible, hermanos, con esta cultura del Amor que promueve la Unidad Nicaragua Triunfa, que promueve el Frente Sandinista de Liberación Nacional.

Nadie va a ser excluido, todos vamos a participar en la construcción del nuevo día, de la nueva historia. No importa qué color nos ha cobijado hasta ahora, no importa si hay nicaragüenses todavía en banderas rojas, en banderas anaranjadas, en banderas rojas y blancas… ¿qué es lo importante…? ¡Votar en la casilla 2! Creer en el Amor, creer en la Paz, creer en la Reconciliación ¡porque es poderosa! ¡Es poderoso el Amor! porque es Fe, es Seguridad, es Victoria.

Avanzando en Reconciliación, tenemos seguro el porvenir; tenemos segura la tranquilidad, la prosperidad, el trabajo, la educación, la salud, el financiamiento, la propiedad; la solución al conflicto de la propiedad resuelto, la tierra para trabajar, la tierra para progresar.

Hermanos y hermanas ¡que viva el Frente Sandinista de liberación Nacional! ¡Que viva la gran Unidad de toda Nicaragua, la Unidad Nicaragua Triunfa!

Hemos entendido que solo unidos, con Amor, con Reconciliación, con Paz, ¡vamos a construir el progreso! Nicaragua entera ¡quiere Paz! ¡Que vivan los niños, el futuro de Nicaragua! ¡Que vivan los jóvenes! ¡Que vivan las mujeres! ¡Que viva Jinotega!

¡Que viva el 5 de noviembre! el día que vamos a enterrar el pasado y a construir el futuro, todos juntos, votando… ¡en la casilla 2! ¡Que viva la Paz! ¡Que viva la Reconciliación! ¡Que viva la Revolución del Amor!

Palabras de Daniel

Buenas tardes, hermanos jinoteganos, ¿como están, cómo se encuentran? ¿Cómo está ese ánimo, ese espíritu?…. Y el 5…? ¡En la 2! Y el 5…? ¡En la 2! ¡Jinotega, ni se rinde, ni se entrega!

Gracias, queridos hermanos y hermanas, queridas familias de Jinotega, les voy a pedir que bajen las banderas y bajen las mantas, para que podamos observarnos un poco mejor. Ahora sí puedo ver allá, a los hermanos jinoteganos que están al fondo… nos estamos saludando, ¿dónde están esas manos? ¿En qué casilla? ¡En la 2! ¿En qué casilla? ¡En la 2! ¿En qué casilla? ¡En la 2!

Estas son las manos trabajadoras de Jinotega, las manos trabajadoras de los campesinos jinoteganos, de las mujeres jinoteganas ¡de la juventud jinotegana! ¡Estas son las manos! Y el 5… ¡en la 2! Y el 5… ¡en la 2!

Quiero agradecer, y reconocer, la fortaleza de espíritu, de este pueblo jinotegano, y de todos los municipios del Departamento de Jinotega. Nuestros saludos para nuestros hermanos de San Rafael del Norte, de Yalí, de Pantasma, de Wiwilí… ¡démosle un gran aplauso a la gente de Wiwilí que están lejos, y no pueden acompañarnos.

A nuestros hermanos de San José de Bocay, ¡otro aplauso! del Cúa, de La Concordia… para todas las familias de todos los municipios de Jinotega, nuestro reconocimiento por esa fortaleza de espíritu, por esa firmeza de mantenerse siempre luchando, con dignidad, por sus derechos; y por haber tomado ya la decisión, pues la inmensa mayoría de los jinoteganos, tomaron la decisión de depositar su voto el día 5… ¡en la casilla 2! ¡Gracias hermanos jinoteganos! por tener esa decisión, esa voluntad.

A los hermanos jinoteganos, que todavía tienen sus dudas, sus temores, sus confusiones y 8están en la pobreza, ¡y están en la pobreza! porque la mayoría está en la pobreza, igual que la mayoría de nicaragüenses… a los hermanos jinoteganos que están en la pobreza, sean liberales, conservadores… los invitamos a todos ¡a salir de la pobreza, depositando su voto el día 5… en la casilla 2! ¡en la casilla 2!

¡Fíjense bien! Nosotros les hemos dado, el pueblo le ha dado la oportunidad a tres gobiernos, de gobernar en paz ¡a tres gobiernos! y ¿qué tenemos como resultado…? Aquí, tenemos… la carretera de Jinotega a Matagalpa, ¿desde cuándo les vienen prometiendo esa carretera…? La vienen prometiendo ¡en todas las campañas! Y, es la fecha ¡y la carretera no está! más bien, ahora la carretera, se está perdiendo hasta Sébaco.

La carretera ¡la van a tener los jinoteganos con el gobierno de la Unidad Nicaragua Triunfa! Y, ya estamos en período de cosecha, empieza el corte del café, ¡esta es una zona muy rica! ¿Cómo están los caminos…? ¡Preguntémosle a los productores liberales… ¿cómo están los caminos y nos van a decir que están… ¡muy malos!

Los caminos en mal estado se vuelven intran-sitables cuando llueve, ¡ustedes lo saben perfectamente bien! Se vuelven intransitables y, ¡ni siquiera está bien la carretera central! la carretera principal… ¡si no han sido capaces de cumplir con Jinotega! donde, hay que reconocerlo, Jinotega ha sido un Departamento liberal y, ¡fíjense…! teniendo gobiernos liberales, ¡más bien han castigado a los jinoteganos!

¡Tengan la seguridad los hermanos liberales, que con el gobierno de la Unidad Nicaragua Triunfa, se va a terminar el castigo! y habrán caminos de penetración, de todo tiempo, y estará esa carretera nueva ¡que tanto estamos esperando!

Al acercarnos al 5 de noviembre, ya práctica-mente, hoy es lunes 30, queda el martes 31, el miércoles Primero, jueves 2, viernes 3, sábado 4, prácticamente, pasando el día lunes ¡quedan 5 días para la victoria! Porque, ya el pueblo decidió darle el voto a la gran Unidad Nicaragua Triunfa… ¡lo decidió el pueblo jinotegano, y lo decidió el pueblo nicaragüense!

¿Qué es lo primero que tendremos que hacer llegando al gobierno? Lo primero, con lo de la carretera, los caminos de penetración… pero, hay que desarrollar dos grandes proyectos, para que el país pueda caminar, pueda desarrollarse. Esos dos grandes proyectos son: uno, el que tiene que ver con la energía, porque, un país sin energía, sencillamente, es un país que va para atrás.

Y los apagones, están por todos lados; y cuando hay apagones, también se afecta el servicio de agua potable; se ven afectadas las actividades económicas, productivas, las de servicio. La que tiene una pulpería, se ve afectada, porque pierde; las que están en los mercados y venden carne, también se ven afectadas; el que tiene un tallercito; los muchachos que logran ir a los cibercafé a estudiar con la computadora, se ven afectados, ¡todo el mundo se ve afectado! cuando falta la energía, desde la empresa más grande hasta la más chiquita.

Entonces, lo primero que vamos a hacer llegando al gobierno, con la Unidad Nicaragua Triunfa encabezada por el Frente Sandinista, lo primero que vamos hacer es… ¡acabar con los apagones! ¡Van a desaparecer los apagones! y tendremos energía eléctrica, temporalmente con petróleo, porque, también habrá que desarrollar a lo inmediato, más plantas hidroeléctricas, como la que tenemos en el Lago de Apanás.

Tenemos una planta hidroeléctrica, que se mueve con nuestro propio petróleo, ¿cuál es nuestro propio petróleo…? ¡el agua! y agua, tenemos por todos lados. Tenemos suficiente agua, para obtener energía más barata y que no existan apagones. Pero, además, tenemos los volcanes… solamente allí, hay dos grandes fuentes de energía: las aguas y los volcanes.

La mejor prueba de que las fuentes de energía están allí, es este Lago de Apanás que, gracias a Dios, es la fuente de energía que ¡se ha logrado salvar de la privatización! porque lo demás… ¡se privatizó! Esto lo querían privatizar también, pero, ustedes se levantaron y empezaron a protestar y dijeron: ¡no se privatiza el agua, no se privatiza Apanás! Y, lograron frenar la privatización.

La otra acción que hay que desarrollar, es el financiamiento para todos los productores, tanto para los del campo, como para la gente que trabaja en las ciudades; para el que tiene un pequeño o mediano negocio; el que quiere invertir. Así como los grandes capitales nacio-nales y extranjeros tienen bancos que les prestan plata, para hacer sus negocios… ¡igual derecho tienen los nicaragüenses! de contar con bancos que les presten dinero, para hacer sus negocios.

Es decir, nosotros “no podemos ser candil de la calle y oscuridad de la casa…” Los nicara-güenses ¡tienen derecho a salir de la pobreza! a tener empleo, a ser empresarios, pequeños, medianos; ¡los nicaragüenses tienen derecho a la salud, a la educación! La juventud, sobre todo, tiene derecho al deporte, a la cultura, al cono-cimiento ¡y al trabajo! porque muchos jóvenes, con grandes sacrificios logran graduarse, y después ¡no encuentran trabajo!

Nosotros vamos a tomar acuerdos con las instituciones del Estado y con la empresa privada, para que los muchachos, las muchachas que se vayan graduando en carreras técnicas y profesionales, puedan tener ¡inmediatamente! un primer empleo y no anden deambulando, de un lado para otro. Es decir, el que se graduó, que tenga asegurado su empleo, y no tenga que ir a buscar trabajo a otras tierras lejanas, arriesgando incluso la vida, cuando se van escondidos, ilegales, a los Estados Unidos, ¡van arriesgando la vida! o cuando están ilegales en Costa Rica, también se ven afectados, perseguidos.

Tenemos más de 800 mil hermanos nicaragüenses en el exterior, y que mandan sus remesitas, porque ¡hay tanta pobreza…! aquí tenemos 4 millones 200 mil nicaragüenses en la pobreza; 1 millón 500 mil nicaragüenses pasan hambre todos los días… ¡parece mentira! y eso dicen los datos, los estudios oficiales, de los organismos especia-lizados. En un país ¡con tanta riqueza! donde se podría producir alimentos, para que no les falten los alimentos básicos a todas las familias nica-ragüenses, y se podría exportar… ¡están pasando hambre, 1 millón 500 mil nicaragüenses todos los días! ¡Eso no puede ser! y eso… ¡va a dejar de ser! el próximo 5 de noviembre, cuando el pueblo vote ¡en la casilla 2, en la casilla 2!

Hemos logrado que este himno que dice: “queremos Trabajo, queremos Paz, queremos Reconciliación,” se vaya entendiendo, se vaya comprendiendo, ¡se vaya valorando! Porque, para que un pueblo, una nación, se pueda desarrollar, pueda crecer ¡es fundamental la Reconciliación! y, desgracia-damente, los seres humanos somos, más fácilmente confrontativos, que solidarios.

Cristo no dijo, “mátense los unos a los otros,” Cristo dijo, “ámense los unos a los otros,” ¡eso es lo que dijo Cristo! Pero ¿qué ha pasado? la humanidad entera ha vivido en guerra, desde Caín y Abel empezaron las guerras, empezaron las muertes. Aquí, después de tantas guerras y de tantos servicios militares, porque, recordemos que el servicio militar, empezó aquí, desde las guerras entre liberales y conservadores, donde los conservadores formaban sus tropas con sus empleados, y los liberales, también con sus empleados, y ¡a pelear!

Y así, ¡pasamos guerreando en Nicaragua…! después, la lucha contra la dictadura de Somoza; luego, la guerra impuesta por el gobierno norte-americano, pero, al final, decidimos hacer la paz ¡y logramos hacer la paz! Le pusimos fin a la guerra y hace ya 16 años ¡enterramos la guerra para siempre! Y, al enterrar la guerra, ¡enterramos también el servicio militar! y ¡nunca jamás volverá a haber servicio militar en Nicaragua!

Ahora la juventud lo que quiere es estudiar, prepararse; los niños ¡deberían estar en la escuela! cuando se quedan cada año, más de 800 mil niños, muchachas y muchachos, sin poder ir a la escuela y, de los que logran ir, los padres a veces, tienen que retirarlos ¡pues ya no pueden mantenerlos! porque se ha venido privatizando la educación.

De igual manera, las familias necesitan salud, y que las familias pobres, liberales o sandinistas, no anden con la receta, de un lado para otro, pidiendo para los medicamentos y, si no consiguieron para los medicamentos ¡no queda más que esperar a que fallezca el familiar! Los que tienen algunos recursos, que tal vez poseen una casita, en la desesperación ¡y con toda razón! porque vale más un ser humano que toda la riqueza del mundo… empeñan la casita con los usureros, para operar al familiar y, cuando no pueden pagar, o porque se retrasaron ¡les quitan la casita! Eso no puede ser, ¡no es justo! Ni es de ley, que se le arrebate la vivienda a una familia, porque no tuvo para poder pagar una deuda que asumió, para atender a un familiar.

¡Es obligación del Estado nicaragüense garan-tizar la salud gratuita, para la gente de escasos recursos! que no tenga que estar pidiendo limosna para buscar los medicamentos, o para hacerse una operación. Y… ¡habrá educación para todos, habrá salud para todos, habrá cultura, deportes; habrá trabajo para todos, con el gobierno de la Unidad Nicaragua triunfa!

Aquí nos acompañan… en primer lugar ¡ustedes hermanos jinoteganos! Y, gracias ¡gracias! Luego, nos acompañan aquí, la querida hermana María Elena Rizo, acompañándonos, como siempre; está también, nuestro querido Alcalde, Eugenio López y su esposa Odilí ¡un aplauso para ella! Igualmente está, nuestro querido hermano, Secretario Político Departamental, Leónidas Centeno.

Ustedes saben que en estas elecciones, vamos a elegir también Diputados Departamentales, y ¡tenemos que cerrar filas! porque necesitamos una mayoría de Diputados en la Asamblea, que nos garanticen estas leyes ¡que saquen a Nicaragua de la pobreza! Los candidatos del Departamento de Jinotega son: nuestros hermanos José Ramón Villagra y Leónidas Centeno… ¿en qué casilla? ¡En la 2! La profesora Teresa Centeno y Alejandro Espinales… ¿en qué casilla? ¡En la 2! Rosa Alpina Gutiérrez y el doctor Oscar López… ¿en qué casilla? ¡En la 2! y para Diputados Nacionales… ¿en qué casilla? ¡En la 2! Para Diputados al Parlamento Centroamericano… ¿en qué casilla? ¡En la 2! Y, para el candidato a Vicepresidente y a Presidente… ¿en qué casilla? ¡En la 2!

Quedan prácticamente 5 días; ya no incluyo el día lunes, porque son las 2 de la tarde y el día va terminando… ¡faltan 5 días para la victoria! Y quiero decirles, a los hermanos que cargan, a veces, mucho enojo, porque unos andan enojados, otros no, otros están tranquilos. Me refiero a hermanos liberales, de otros partidos políticos, que a veces, se ponen enojados, porque piensan que ¡solamente ellos tienen derecho de ganar elecciones!

¡Fíjense! Ellos han ido al gobierno ¡tres veces seguidas! y ¡nosotros no nos molestamos! No les guardamos odio por eso; la gente se molesta, porque no les cumplen con lo que prometieron… ¡que ojalá hubiesen cumplido! Yo sería el primero en felicitarlos, si ellos hubieran construida esa carretera nueva… ¡los estaríamos felicitando! Si les dieran financiamiento a los productores; si ellos le dieran de comer a este pueblo, y no hubiera hambrientos… ¡yo los estaría felici-tando!

Se les ha dado el chance ¡tres veces seguidas! Entonces, ahora, se dan cuenta que el Frente y esta gran Unidad Nicaragua Triunfa, ¡ya ganó estas elecciones… ya ganamos estas elecciones! Se dan cuenta, y, en lugar de aceptarlo, y decir ¡está bien! dejemos que ahora el Frente vaya al gobierno… ¡si ellos han estado tres veces…! Pero ¡se molestan, se llenan de enojo, de rencor! y, recurren a las campañas sucias, a las calumnias, a las infamias, a las mentiras… ¡todas esas barbaridades que gastan en campos pagados en medios de comunicación, para estar hablando… sólo basura!

¡Gracias a Dios! el pueblo tiene una gran fortaleza espiritual, donde Cristo, es el mayor ejemplo de fortaleza espiritual, porque fue humillado; a Cristo lo difamaron, lo calumniaron, le dieron de latigazos, le pusieron la corona de espina y se burlaban de él, y por último, cuando lo estaban crucificando ¿qué fue lo que dijo?: “Perdónalos Padre, que no saben lo que hacen.”

Y esta gente, que carga ese rencor, y con esas campaña sucias, realmente, nosotros tenemos que perdonarlos, porque… ¡no saben el daño que ellos mismos se están haciendo en sus corazones! porque con odio, no se puede construir… ¡se construye con Amor, se construye con Solidaridad, se construye con Reconciliación! ¡Así se cons-truye! Lo demás, sólo destrucción nos trae.

Por eso… que nos den ahora la oportunidad, yo les pido, ¡que nos den la oportunidad de gobernar en Paz…! Que nos den la oportunidad de gobernar en Paz… y ¡ya verán cómo este pueblo sale de la pobreza! Que nos den la oportunidad de gobernar en Paz… y ¡ya verán cómo Nicaragua va ser un país digno! con un pueblo que no va a pasar hambre, con un pueblo que va a progresar, que va a ser ejemplo para los pueblos centro-americanos y latinoamericanos. Entonces, hermanos nicaragüenses… ¡dennos, por Dios! la oportu-nidad de gobernar en Paz y ya verán… ¡como saldrán todos de la pobreza!

Recordemos que nuestro compromiso es con el Trabajo, la Paz, el Progreso; y, a la gente pobre que todavía nos gritan improperios, y se ve que están en la pobreza más extrema… ¡ellos no tienen culpa! son víctimas del atraso, de la ignorancia, del miedo y ¡se ve que están descalzos, que los niños no van a la escuela, que pasan hambre! A esas familias hay que decirles: “tienen la puertas abiertas en esta Unidad, pero si quieren votar por otro lado ¡están en su derecho! Pero, tengan la seguridad que, cuando este gobierno asuma el poder… cuando el pueblo, la juventud, las mujeres, los nicaragüenses asuman el poder con el Gobierno de la Unidad Nicaragua Triunfa… entonces, a ustedes, fami-lias liberales, que están en la pobreza ¡las vamos a sacar de la pobreza!”

No vamos a actuar con una actitud revanchista, porque, si actuáramos con esa actitud, Nicaragua nunca saldría de este ciclo de confrontación y violencia; al contrario, a la par de la vivienda, que hay que construirle a una familia sandinista pobre, también hay que construírsela a esa familia liberal empobrecida, que tienen unas casitas ¡que no se pueden llamar viviendas! con techos de plásticos, con retazos de maderas, de latas oxidadas… ¡Eso no es vivienda!

Además… habrá trabajo para todos; es decir, aquí no se le va a negar el trabajo a nadie, por ser liberal o porque no votó en la 2… ¡no importa! Voten por quien deseen votar… de lo que estamos seguros es que, la inmensa mayoría del pueblo, ya decidió votar ¡en la casilla 2!

Los que deseen votar en otra casilla, ¡están en su derecho! y que tengan la seguridad, que van a recibir, los mismos beneficios que van a recibir las familias sandinistas… ¡los beneficios serán para todos los nicaragüenses! porque ese es el principio de la Justicia, de la Solidaridad y equidad, que practica el Frente Sandinista y la Unidad Nicaragua Triunfa.

Queridos hermanos, hermanas, en estos días que faltan, ¡no hay que confiarse! los votos ya los tenemos ¡la victoria ya la tenemos! Pero… ¡hay que asegurarla el día 5! Que nadie pierda la cédula, que a nadie se le confunda, hay que tenerla guardada y sacarla a la hora de la votación… el que la tiene perdida, que la busque, para recuperar ese voto.

Y después de votar… ¡defender el voto! de manera respetuosa, pero firme; ¡a defender el voto para que no nos vuelvan a hacer ningún fraude! ¡Aquí los fraudes se acabaron! porque la victoria ya la decidió el pueblo, y estarán allí los fiscales, vigilantes, para garantizar esa victoria.

En estos 5 días que quedan, ¡a fortalecer más que nunca el espíritu! Y, oremos todos los días, desde que amanezca hasta que anochezca, para que Dios nos de a todos, la fortaleza de ¡no rendirnos! ante las calumnias, las infamias, ante las campañas sucias que nos están lanzando todos los días. Que nadie vaya a flaquear el día 5… ¡Que nadie vaya a flaquear! ante esas campañas, que quieren sobre todo, infundirle miedo a la gente.

¡Y quiero aclarar! Porque es importante… quieren infundirles miedo de mil maneras, pero, ¡también con las remesas! Las remesas van a entrar como vienen ¡en dólares! van a entrar libremente, a como las mandan de afuera, ¡así las recibirán las familias, libremente! el Gobierno no se meterá con el negocio de las remesas.

Que sí, estamos hablando con los que se encargan de traer las remesas… ¡que no cobren tanto! que en lugar de cobrar el 12%, el 10%, el 8%, que cobren a lo más el 2%, ¡qué cobren menos! para que puedan recibir más un poco más de dinero, las familias que reciben remesas de Costa Rica, de Estados Unidos, de Europa, y otros países del mundo.

¡Esto es importante tenerlo claro! Aquellas familias que reciben remesas, las seguirán recibiendo en dólares… ¡Es una gran mentira eso que andan diciendo ellos… que la vamos a convertir en córdobas! ¡Eso es falso! Remesas vienen en dólares, remesas se reciben en dólares ¡se respeta ese principio! Y, vamos a luchar para que paguen menos los que envían las remesas y así, las familias puedan recibir un poco más.

¡A fortalecer el espíritu! con esa seguridad, con esa confianza… de que llegó la hora, llegó el día de la victoria, que será este próximo 5 de noviembre.

Hermanos jinoteganos, el día 5… ¿en qué casilla? ¡En la 2! Juventud jinotegana, el día 5… ¡En la 2! Mujeres jinoteganas… ¿en qué casilla? ¡en la 2! Toda Nicaragua, ya se decidió a votar el día 5… ¿en qué casilla? ¿en qué casilla? ¡En la 2!

Fíjense… hablando de cédulas ¡aquí tenemos una cédula perdida! No anden con la cédula, más en estos actos ¡Imagínense! ¿Cómo se llama? Roberto Martín Ruiz, ¡hay que buscarlo, para que venga a buscar su cédula! Fíjense, ¡no anden con la cédula! Solo que tengan que hacer una gestión, y les pidan la cédula… si no ¡la van a perder! Ah, te robaron la cartera! Ese es el problema, por eso… ¡hay que tener cuidado! Hay que guardar los documentos en la casa.

Hermanos, hermanas jinoteganas, a prepararnos todos estos días que faltan… a seguir hablando con toda la gente, para que el día 5, todo el pueblo de Jinotega, de todos los municipios, todo este departamento, con todo el pueblo de Nicaragua, deposite su voto en la casilla de la victoria, que ¡es la casilla número 2!

Cuando iniciamos estos actos, lo hacemos entonando las notas de nuestro Himno Nacional, y lo estamos terminando, recordando una estrofa de lo que es nuestro himno popular: “soy puro pinolero, nicaragüense por gracia de Dios.”

¡Que viva Jinotega! ¡Que viva Nicaragua! ¿Y el 5… En la 2! Gracias hermanos y, ¡hasta la victoria!

también te puede interesar