Nicaragua Triunfa

El Ejército de Sandino tenía un carácter popular

Debido a sus objetivos de lucha y también a la composición de sus integrantes pertenecientes a todos los estratos sociales y entre los que había mujeres

grupo de Sandino cerca del Río Coco
Grupo de Sandino cerca del Río Coco |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Ejército Defensor de la Soberanía Nacional fundado por Augusto C. Sandino se caracterizaba por su carácter popular, tanto por sus objetivos de lucha como por la composición de sus integrantes, pertenecientes a todos los estratos sociales y entre los que había mujeres.

Al suscribir el documento oficial de fundación del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional de Nicaragua junto a sus hombres, Sandino juró ante la Historia y la Patria defender con su espada el decoro nacional y redimir a los oprimidos.

Estadísticas militares sobre la composición de las fuerzas de esa época precisan que el total de efectivos del Ejército Defensor constituido el día 2 de septiembre de 1927, varió de 2000 a 6000 soldados, en la época de mayor expansión de sus operaciones, durante el período 1930-1932.

La fuerza defensiva la integraban varias columnas que estaban bajo el mando de un general, y cada una tenía a su cargo un área territorial donde realizaba las operaciones militares, señalan las estadísticas.

También revelan que el Ejército contaba con una organización civil y paramilitar, que se dedicaba al cobro de impuestos y se ocupaba de organizar la producción agrícola en las regiones donde estaba destacada.

Aparte de sus deberes militares, el Ejército cumplía una función educativa pues en sus áreas funcionaban escuelas donde se impartían las primeras letras a los soldados, a los campesinos y a otros analfabetos de la población.

También había en los cuarteles de la montaña niños huérfanos de guerra, que se conocían como el “Coro de Angeles”, quienes cumplían una función de apoyo cuando no estaban en clases.

Esos menores asistían a las emboscadas, y su papel consistía en dar gritos, vivas y hacer muchos ruidos, para dar la impresión de que el número de sandinistas era mayor, mientras llegaban los refuerzos.

Cuando crecían, los infantes se convertían en soldados regulares y debían conquistar su propio fusil, en las contiendas militares.

La lucha del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional de Nicaragua, liderada por Sandino entre 1920 y 1930 al norte del país, motivó cuatro décadas más tarde a un grupo de jóvenes a crear el Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN.

Este movimiento, inspirado en la resistencia ofrecida por Augusto C. Sandino a la invasión estadounidense, y nutrido igualmente en la teoría marxista, fue el que en el año 1979, con las armas en la mano y el apoyo mayoritario de la población, depusiera al dictador Anastasio Somoza Debayle, último exponente de una dinastía de dictadores, para dar lugar a la segunda revolución socialista del continente, luego de la cubana.

Acerca de la importancia de esa fuerza militar Sandino expresó, “nuestro ejército es el más disciplinado, abnegado y desinteresado en todo el mundo terrestre, porque tiene conciencia de su alto papel histórico.”

también te puede interesar