Nicaragua Triunfa

Entrevista a Orlando Núñez Asesor Social de la Presidencia

Revista En Vivo con Alberto Mora, Multinoticias, Canal 4

Redacción Central |

Revista En Vivo con Alberto Mora, Multinoticias, Canal 4

Periodista Alberto Mora

Orlando, gracias por estar con nosotros, hablábamos un poco acerca de la crisis económica mundial, sabemos dónde se origina, sabemos las causas, y sobre todo, sabemos que es un modelo que está fracasando, que es un modelo que ha ratificado él mismo: no somos la solución a los problemas de la equidad, a los problemas de la justicia social y mucho menos al asunto de la distribución de la riqueza. En nuestros países tendremos unos efectos también negativos.

Orlando ¿cuál es el análisis que hace usted, desde su perspectiva de Economista y sobre todo también, si puede explicar un poco a nuestros amigos televidentes en qué condiciones nos agarra a nosotros los nicaragüenses?

Palabras de Orlando Núñez

Muchas gracias por la invitación, Alberto. Es necesario siempre hablar de la crisis porque es el sistema en que estamos viviendo todos los días. La última noticia de la crisis en Estados Unidos es que en los últimos dos meses, la crisis le quita el empleo, manda a la calle, desemplea a 20 mil personas cada día. O sea, el 1º de enero, 20 mil personas a la calle; el 2 de enero, otras 20 mil personas a la calle; el 3 de enero, otras 20 mil personas a la calle, y llevamos ya varios meses.

El año pasado en el 2008, mandaron a la calle a 7 mil personas por día, de enero a diciembre, pero sobre todo este último mes del año 2009, pareciera que la crisis es una fábrica de desempleados, donde cada día pierden el empleo 20 mil cabezas de familias. Estamos hablando que si hay unas 4 personas por familia, estamos hablando de 80 mil personas diario, que se encuentran en el desempleo.

De la crisis se puede hablar de los bancos, se puede hablar de la Bolsa de Valores, se puede hablar de la contracción del mercado, pero, desde el punto de vista humano, la crisis significa en los Estados Unidos, para la población, una generación de desempleo permanente, y estos desempleados pierden su salario, entonces la crisis se profundiza.

Los efectos de la crisis profundizan la crisis, porque estas 20 mil personas diarias, que van a la calle, que ya no tienen empleo, ya no tienen salario, ya no van a poder comprar los servicios y los bienes que compraban antes. Entonces las empresas siguen quebrando, porque si no hay gente que les compre, ellos no pueden vender y cuando no pueden vender, estas empresas quiebran.

En la crisis están, la gente, los desempleados, están las empresas y por supuesto, también están los gobiernos, pero, la propaganda del sistema capitalista neoliberal, siempre les echa la culpa a los gobiernos. En Nicaragua, cuando hay una crisis económica, la derecha, la gente que hace propaganda del mercado y del capitalismo, dice, bueno, hay una crisis que hace el Gobierno. Eso es lo primero, como si la crisis fuera generada por los Gobiernos.

Yo siempre decía antes, cuando estaba don Enrique Bolaños en el Gobierno, siempre preguntaba ¿qué tiene que ver don Enrique Bolaños con los precios del café? Nada. ¿Qué tenía que ver Arnoldo Alemán con los precios del azúcar? Nada. ¿Qué tenía que ver doña Violeta con los precios del algodón? Nada.

Periodista Alberto Mora

Con el azúcar de adentro, sí, ¿verdad? con el subsidio que tiene el azúcar, y que usted siempre lo ha señalado, que nosotros pagamos mucho más.

Palabras de Orlando Núñez

Pero ese es el comercio y la fluctuación, pero el primero que tiene que ver con el azúcar son los empresarios que venden el azúcar. Lo mismo diríamos ahora, ¿qué tiene que ver Obama con las quiebras bancarias? Siempre hay alguna responsa-bilidad de los gobiernos, pero tenemos que empezar a acostumbrarnos que cuando hablemos de economía, no hablemos solamente del Gobierno, sino que hablemos del Gobierno, del sector privado, los empresarios privados y, la población, los trabajadores, los pequeños produc-tores, las amas de casa.

Porque si no, pareciera que cuando hablamos de crisis económica todo tiene que ver con el Gobierno, con el Parlamento o con los Poderes del Estado. Entonces, se le esconde a la población el lugar de la crisis, los responsables de la crisis.

Y es que en este sistema de mercado, en este sistema capitalista en el que vivimos, la propaganda juega un gran papel, porque describe las cosas para salvar a las grandes empresas, a las grandes corporaciones y, para culpar a los Gobiernos; entonces, la gente se engaña y cree que cambiando al Presidente, cambia todo. Puede cambiar una parte, pero no todo, si no cambiás el sistema la cosa va a seguir igual.

El sistema del que tanto se habla, Alberto, y que abría que empezar a describirlo, porque la gente dice… ¿quién es ese sistema? Dame el teléfono, ¿dónde vive, para ir a buscarlo? ¿Dónde está? Realmente no es fácil, no es como hablar de un diputado, como hablar de un Presidente o como hablar de un Alcalde.

Pero el sistema, es el sistema de comercio, el sistema de intercambio, que siempre concentra y excluye. En el mercado, donde todos los días compramos y vendemos, el resultado es que unos ganan mucho y otros no ganan nada. Este sistema, este mercado, siempre es acompañado de una cosa que se llama el crédito. En el mercado todo se compra y se vende, se venden los tomates, se vende la gente, pero lo más importante para entender esto, es que se vende el dinero, se compra y se vende el dinero, es lo que se llama el crédito.

Y ¿cómo funciona el crédito? yo soy un banco, te presto o te vendo 100 dólares a un precio de 150 dólares, puede ser 130, 150, 200. Si yo te doy un billete de 100 dólares, vos me tenés que regresar 150 dólares. Ese es el crédito y ese es el comercio, yo compro una mercancía que vale 100 dólares, y te la vendo a vos a 150.

Periodista Alberto Mora

Quisiera que no perdiera el hilo, doctor, sólo me quiero referir a un par de informaciones, son cifras escandalosas: Recorte significativo de personal en empresas para enfrentar crisis, causan miedo en el mundo. La tasa de desempleo en las principales economías del planeta como China hasta Estados Unidos, no frena su espiral ascendente. China, considerada como la fábrica del mundo, fue la última de las grandes economías en dar una mala noticia para el mercado laboral… Más de medio millón de trabajadores perdieron sus empleos en el último trimestre del 2008, debido a la crisis económica.

Según anunció el Ministro de Recursos Humanos, Yin Chengji, a finales de diciembre, 8.86 millones de ciudadanos de la que ahora es la tercera economía del planeta, estaban oficial-mente sin empleo, es decir, 560 mil más que tres meses antes. Pero las malas noticias no son exclusivas de China, ni de algún sector en particular. También se habla que el estudio de cine y televisión, Warner Bros, indicó que suprimirá 800 puestos de trabajo.

Si nos vamos a otras informaciones, en verdad el asunto es escandaloso, hablan de millones, hablan de 15 mil empleos. Aquí tenemos otra, la Panasonic suprimirá 15 mil empleos y pondrá fin a la producción de 27 plantas. La fábrica sueca Electrolux, eliminará 4 mil trabajos más pérdidas en los balances empresariales. Y había otra todavía, que daba cuenta de la gran cantidad de desempleados.

El sector bancario es uno de los más afectados por la crisis, el Citi Group, notificó que recortó 52 mil empleos y que aún quedan unos 23 mil despidos por hacer efectivos. Y ahí las cifras son alarmantes, después siguen con 10 mil, después 20 mil. Lo que usted decía doctor ¡es impresionante!

Palabras de Orlando Núñez

Las empresas generan desempleo, pero, algunos analistas le echan la culpa al Gobierno; vos hablás de la Panasonic, de la Peugeot, de una fábrica de carne, es decir, las empresas están generando desempleo todos los días. Esas cifras que vos dabas de China, el año pasado, ya significan 8 mil personas diarias que van al desempleo.

Hace 2 ó 3 días, yo miraba un analista en televisión que decía: y el Gobierno ¿cuántos empleos va a generar? Las fábricas generan desempleo, las corporaciones generan millones de desempleos; y la derecha se pregunta ¿y el Gobierno cuántos empleos va a generar? El Gobierno no es un generador de empleos, porque no es un productor.

Periodista Alberto Mora

Pero mire cómo es el asunto, antes, con Bolaños, ese argumento que ahora está esgrimiendo usted se lo aplicaban a Bolaños: “no, si los que tenemos que generar empleo somos el sector privado, Bolaños no debe.” Porque Bolaños era un representante de ellos, pero ahora el asunto es… ¿cuánto va a generar el Gobierno?

Palabras de Orlando Núñez

Normalmente, se dice que el sector privado es el motor de la economía, y es el que genera empleos y por lo tanto, hay que ayudarlo. Pero cuando hay desempleo, ya no aparece este motor de la economía, sino que la propaganda de derecha dice: ¿qué pasa con el desempleo? Le pregunta al Gobierno y, quiere que los Diputados sean los que generen empleos. Si el neoliberalismo lo que plantea es que el Estado no se meta a la producción, que deje la producción a mano de los empresarios.

Periodista Alberto Mora

O que le regale todo, como el caso de aquel hotel que vino a Nicaragua, ¿se acuerda doctor, que lo estuvimos viendo? que no iban a pagar nada, una cadena de hoteles, de todos los impuestos que no iban a pagar, ¡una barbaridad!

Palabras de Orlando Núñez

Cuando hay crédito es porque la gente ya no tiene dinero, y no tiene dinero para comprar bienes, entonces, cuando no hay dinero para comprar bienes, las empresas quiebran. El primer invento del mercado ante el empobrecimiento de la gente, es una cosa que se llama el crédito, que como yo te decía, es vender dinero más caro de lo que vale. Es vender, te presto mil córdobas y me pagás 1.500 córdobas, 50% de intereses.

El comercio de bienes se convierte en un comercio de billetes, de dinero, pero, si la gente no puede pagar sin ese excedente, te imaginás… si yo no puedo pagar 100 dólares, menos que pueda pagar 150 dólares, o sea que el crédito profundiza la crisis, tarde o temprano. Como la gente no tiene dinero quiere crédito y lo quiere barato, a 5%, a 10%, que es como el Gobierno está buscando dinero para prestarle a la gente. Pero normalmente, las tarjetas de créditos, 50%, 60%, 70%, las microfinancieras 30%, 40%, 50%, 60%, ya no digamos la usura.

El crédito más bien te hunde, la gente lo sabe; la gente busca dinero y pone sus casas de garantía y termina perdiéndolas, porque por cada 100 dólares que le dan tiene que pagar 150 dólares. Detrás de la crisis del sistema de mercado, el sistema capitalista, está eso que se llama el crédito.

¿Qué es lo que pasa? En el neoliberalismo, cuando un banco quiebra, cuando una empresa quiebra, en vez de echarle la culpa al mercado, al sistema capitalista, a las corporaciones, le echa la culpa al Gobierno. Es como que en Estados Unidos todos los bancos quebraron, le robaron a la gente y entonces, se diga que Obama es el responsable.

Periodista Alberto Mora

Pero ahí sí buscan al Estado, de salvataje, dame millones y unos hasta cayeron presos, porque inclusive, construyeron mejor sus oficinas, otros gastaron en pachanga y todo. Cuando hay más ganancias no hay una distribución entre la gente y ahora sí, utilizan y piden que salga el dinero público para financiarlos y ayudarles.

Palabras de Orlando Núñez

En el neoliberalismo, la quiebra de los bancos, la quiebra de las empresas, ha generado un nuevo negocio, y es que, cuando quiebra una empresa o un banco, se le pide al Estado que se haga cargo de las deudas, que se haga cargo de la quiebra de estas empresas, eso es un sistema nuevo.

El neoliberalismo es un modelo nuevo de querer arreglar las cosas, como las empresas no ganan, se le pide al Estado que le venda todas las empresas a las corporaciones, que les venda la electricidad, la luz, el agua; que les venda el departamento de carreteras de un Ministerio de Transporte, pero cuando quiebran, quieren que el Gobierno se haga a cargo de las deudas, de la quiebra.

Esto es importante, porque si vos vas a ver hoy en día los periódicos, cuando se habla de crisis, los periódicos de la derecha o los analistas de la derecha, siempre hablan de echarles la culpa a los Gobiernos, nadie habla del mercado. Si querés conocer a un demócrata, mirá la televisión, que cuando le preguntan de la crisis siempre habla del Gobierno; si querés conocer a un analista de derecha, mirá la televisión y cuando habla de la crisis, siempre habla del Gobierno. Le echa la culpa al Gobierno y además, quiere que el Gobierno resuelva todo.

El Gobierno puede aportar a la solución, puede definir políticas de ahorro, puede definir que los créditos que consigue el Gobierno vayan a los pequeños, porque siempre, la crisis la ha pagado la población, la gente pobre.

Periodista Alberto Mora

Ahí quería entrar, porque usted hablaba justa-mente de los Presidentes. Algunos creemos y no somos pocos, que las condiciones actuales de Nicaragua tienen alguna ventaja. El Presidente Ortega, este Gobierno, tiene una vocación con el palmado, por decirlo de alguna manera, con el hombre de a pie, con el hombre excluido, con los trabajadores.

Una de las cosas primarias que hicieron con el asunto de la crisis, es el cuido del empleo, garantizar el crecimiento económico, también garantizar la producción, pero sobre todo, el gesto también que a los empleados estatales hasta 20 mil córdobas, no tocarles esos ingresos, esos ajustes que estaban estipulados en el Presupuesto General de la República.

Palabras de Orlando Núñez

Hay medidas de política económica que pueden ayudarle a la población más pobre. Por ejemplo, si el Gobierno consigue dinero para créditos, que el crédito genere empleo, en vez de prestarlo al 50%, lo presta al 8%, pero hay que saber que en Nicaragua, el 70% del crédito lo da el sector privado.

Muchas veces nosotros, para hablar de las medidas de política económica, damos la impresión que esas medidas de política económica van a resolver el problema de la crisis en Nicaragua; el Gobierno puede contribuir a enfrentar la crisis, consiguiendo dinero barato; el Gobierno puede contribuir a que la crisis no golpee tanto a los pobres, mejorando el presupuesto de educación y salud para la población; el Gobierno puede contribuir a la crisis buscando nuevos mercados, mercados en el Sur. Pero, no hay que creer, Alberto, que el Gobierno puede resolver toda la crisis.

¿Y el sector privado…? ¿No se dice que el sector privado es el motor de la economía, que es el responsable del mercado? ¿No se dice que hay que darle toda la ayuda a las empresas para resolver los problemas? Hay que preguntarle también al COSEP, hay que preguntarle a las Cámaras, qué van a hacer ante la crisis. ¿Van a bajar las tasas de interés, van a comenzar a invertir en actividades que generen mercado, van a generar empleos? Hay que preguntarles a los empresarios qué van a hacer. No es fácil.

Periodista Alberto Mora

Lo que he visto es más bien una restricción del crédito.

Palabras de Orlando Núñez

Te quiero decir Alberto, que en Nicaragua todavía hay liquidez, más que en Estados Unidos, imaginate, relativamente hablando. Todavía en Nicaragua, este año, va a haber más créditos que el año pasado. Aquí en Nicaragua, tanto el sector privado que controla el 70% del crédito, como el Gobierno que ya controla el 30% del crédito, y juntos van a entregar 8 mil millones de córdobas en crédito, un 12% más que el año pasado.

Pero, hay que decirlo, que no sólo es el Gobierno, también aquí el sector privado está diciendo, bueno, yo aporto 70%, 5 mil 700 millones de córdobas, para inyectarle dinero a la economía.

El punto que yo te quiero insistir, Alberto, porque no se entiende fácilmente, y quizás, desde el Gobierno, a veces algunos funcionarios por ayudarle a la población a que entiendan las medidas de política económica, cree que todo lo va a resolver el Gobierno. Ni el Gobierno es responsable de todos los problemas, ni puede resolver todos los problemas; para eso está el principal sujeto de la economía, que es el sector privado y, por supuesto también la población.

Por eso es que en algunos países, la televisión, la prensa, la radio, están aconsejando cómo enfrentar la crisis a la población, cómo ahorrar agua, cómo ahorrar electricidad, cómo orientar sus pocos ingresos hacia productos de primera necesidad; es decir, ¿cómo enfrentar el derroche?

Periodista Alberto Mora

Claro, disminuir gastos, cortar tarjetas, un sinnúmero de cosas.

Palabras de Orlando Núñez

Sí, como las medidas de política económica que han hecho aquí, que a los funcionarios en Nicaragua, se les dice que el vehículo que usa para el trabajo, sólo lo usen para el trabajo, y que a las 5 de la tarde dejen el vehículo. Algunos funcionarios se quejan y dicen, no es mucho lo que vamos ahorrar. Pero es bueno dar el ejemplo. Cuando un ministro, un director, deja su vehículo a las 5 de la tarde en el trabajo, el trabajador siente que todo mundo está, pareja-mente, enfrentando la crisis. Es decir, tiene un efecto multiplicador desde el punto de vista de la justicia social.

Pero, yo insisto que en esta agenda de hoy, cuando hablemos de la crisis, hablemos de la empresa privada, hablemos de la población y hablemos del Gobierno. Un Gobierno de izquierda, lo primero que hace es evitar que el golpe de la crisis le caiga a los más pobres; un Gobierno de derecha lo que hace es que el golpe de la crisis no afecte a los empresarios, y que le caiga a los pobres.

Por ejemplo, en Estados Unidos, cada 4, 5 meses se está pidiendo 800 mil millones de dólares para salvar a los bancos, 800 mil millones de dólares para salvar a las empresas, y ese dinero, es un dinero de los contribuyentes. Ahí vemos claramente que la crisis golpea a los contri-buyentes, a los pobres, y estos Gobiernos, con dinero de los contribuyentes, salvan a las empresas, salva a los bancos. Como pasó en Nicaragua hace varios años, que cuando quebraron los bancos, el Gobierno sacó dinero de los contribuyentes, para pagarles a esos bancos y todavía le sigue pagando.

El primer peligro en el análisis, es creer que la crisis la pueden resolver con una Ley, el Parlamento. Si así fuera, sería fácil, que el Parlamento con una Ley eliminara la crisis por Decreto y generar empleos por Decreto ¡pero eso es una ilusión! Aquí todo mundo sabe que los empleos se generan en la producción. Por eso es que hay que orientar todo el crédito a la producción, que es lo que está haciendo el Gobierno de Nicaragua con su 30%, e invita a los empresarios, a los banqueros, a que destinen el dinero del crédito, a la producción, y que bajen las tasas de interés.

Periodista Alberto Mora

Este va a ser un año difícil, Orlando, pero también habría que mencionar que esa colocación del crédito, a la que usted se refería, que está en manos del Estado, si bien es cierto no es suficiente porque todavía hay mucha necesidad y mucha gente que requiere también de un préstamo de este tipo, debe destacarse sí, que con los programas sociales, que tienen que ver con Usura Cero, el Bono Productivo, se ha generado alguna cantidad de empleo, Orlando, que llega a cifras que pueden ser 70 mil, con los 30 mil del bono, y los indirectos que tienen que ver con la familia, con la muchacha que presta para palmear las tortillas, para poner una venta de ropa y que emplea también a la vecina.

Es decir, hay todo un esfuerzo también, en el sentido de apropiación de la gente de consolidar capacidades y de restituir derechos, y en ese campo, que usted lo decía, el Gobierno no es generador de empleos, pero ahí hay un esfuerzo encaminado a insertar a la gente en la vida económica del país.

Palabras de Orlando Núñez

Yo digo que los Gobiernos tienen que contribuir a resolver la crisis y, pueden contribuir con el dinero que consigan para créditos, bajando los intereses y dándole créditos a los más pequeños, pero no es suficiente, porque el Gobierno sólo controla el 30% del crédito. Entonces, invitamos, a los que controlan el 70% del crédito, que es la banca comercial, a que también bajen la tasa de interés y coloque el crédito en las actividades productivas.

Lo que quiero decir, es que el origen de la crisis está en el mercado especulativo, en ese mercado que presta un billete de 100 dólares y recupera 150 dólares cada mes, cada año. Ahí también está la fuente de la solución.

Periodista Alberto Mora

Claro, pero es una tarea difícil, hay un reto terrible a propósito de los banqueros, yo no soy especialista en bancos ni mucho menos, pero, si bien es cierto que todo el mundo sabía en este país que los bancos no prestaban a los procesos productivos, muy poco; es decir, sus créditos estaban encaminados al consumo… vení, llévate un carro y toma el real; vení comprate una casa y toma el real; pero voy a ir a sembrar o a ser ganadero, no, no, esperate, ahí no te presto.

Ahora, va a ser también mucho más difícil que arriesguen más plata. Cuando yo le decía que estaban más bien restringiendo el crédito, lo que yo escucho en la calle, es que los bancos están también cerrando puertas, incrementando las trabas, es decir, esto también va a una contracción del crédito.

Pero compromiso así, yo no he visto, usted lo mencionaba, que hay un compromiso de poner el 70% a la producción, yo no lo veo, no veo ese compromiso.

Palabras de Orlando Núñez

Nosotros tendríamos que ver, así como vimos al Comandante Ortega, Presidente de la República, con su Gabinete Económico diciendo: estas son las medidas para enfrentar las crisis, medidas de ahorro, medidas de facilitar crédito más barato, medidas para que el crédito vaya a la producción y no al consumo.

Así tendríamos que ver nosotros a las Cámaras del COSEP, diciendo: nosotros, que controlamos el 70% del dinero, vamos a bajar la tasa de interés, vamos a orientar el crédito hacia las actividades productivas y, vamos a mejorar los servicios de acceso al crédito. Porque, a como vos decís, el crédito comercial se fue a donde más el dinero se genera, que es normal en una economía capitalista.

Si nosotros, los nicaragüenses, queremos enfrentar la crisis, tenemos que hablar de qué hace el Gobierno, pero también tenemos que hablar, qué hace la empresa privada, qué hace la Comunidad Internacional. Nosotros vemos que la Comunidad Internacional muchas veces, gran parte del dinero, lo coloca para andar haciendo marchas y actividades políticas, o para apoyar a microfi-nancieras que prestan al 50%. Yo creo que la Comunidad Internacional además de eso, porque tiene todo el derecho, debiera de colocar sus recursos a las actividades productivas y a las actividades sociales. Es decir, debiera de trabajar con el Gobierno.

Aquí tenemos que lograr que la Comunidad Interna-cional, que las Cámaras, y por supuesto los Sindicatos, los Gremios, los Gabinetes del Poder Ciudadano, trabajen junto con el Gobierno. Pero no podemos seguir nosotros polarizando políticamente este país y, unos diciendo que la culpa de la crisis es del COSEP, como lo digo yo, y otros que dicen que la culpa de la crisis es del Gobierno.

Periodista Alberto Mora

¡Es el sistema, el de la culpa!

Palabras de Orlando Núñez

Es el sistema de mercado, el sistema capitalista que tiene como ley el enriquecimiento de unos y el empobrecimiento de otros, y que no ha permitido, hasta ahora, que los productores se organicen y se hagan cargo de la economía.

¿Cuál es la salida de esto? La salida de esto no son 20 mil desempleos diarios, y esperar 4, 5 años a que pase la crisis y comience la gente de nuevo a conseguir empleos, porque se van a quedar, centenares de millones de cadáveres en el camino, de desempleados. Aquí también tenemos que ver, cómo le ponemos fin a esto, porque cada 20 años, cada 50 años hay crisis que generan estas cantidades de desempleos ¡y no pasa nada!

Aquí tenemos que empezar nosotros a cambiar este sistema. Es decir, que los productores pequeños se organicen como se organizaron los productores grandes; los productores grandes se organizaron en sociedades anónimas. La sociedad anónima es una organización de los grandes empresarios.

Entonces, así como se generó la sociedad anónima, tenemos nosotros que generar cooperativas y empresas de trabajadores, empresas de la comunidad, para que las ganancias se repartan más, y entonces, la gente va a tener qué comprar. Porque aquí, el pecado original del capitalismo es que por ganar, ganar y ganar, llega un momento que no tiene a quién venderle. ¡Ese es el pecado original!

Periodista Alberto Mora

Empobrece, porque limita capacidades de compras.

Palabras de Orlando Núñez

Primero empobrece, Alberto, pero produce mucho cada vez más. El capitalismo es una fábrica de producción extraordinaria, pero produce empobre-ciendo y produce miles de millones de vehículos, pero, por supuesto, empobrece a los trabajadores que producen esos vehículos. Entonces, después tiene que ir a vender esos vehículos y no tiene a quién venderle.

Es como que vos en una pulpería, aumentés un ciento por ciento las ganancias y entonces, vas a sacarle más dinero a la gente del barrio, entonces, después no tenés a quien venderle. La crisis de la pulpería sería que por venderle la libra de azúcar a 100 córdobas a la gente, al cabo de 2, 3 meses ya la gente del barrio está pobre y la pulpería no tiene a quien venderle.

Esas son las crisis del capitalismo, que empobrece tanto a la gente que después no tiene a quien venderle. Ahorita en Europa se están vendiendo dos carros por uno ¡y así ganan! O sea, vendiendo dos carros por el valor de uno ganan, y la gente no llega a comprar. Es decir, la crisis del capitalismo es que a la gente le robaron el dinero de los bolsillos, y después la gente no tiene con qué comprar, no tiene capacidad. Entonces viene el crédito y le dicen, bueno, no tenés dinero, te voy a dar crédito, te doy 100 dólares y me pagás 150, entonces la empobrecen más; después, tampoco tienen a quien venderle, hasta que ya las fábricas están llenas de carros, están llenas de azúcar. Como nosotros ahora aquí, hay 4, 5 empresarios de la Costa Caribe, que tienen un millón de libras de langostas y no tienen a quien venderle.

Los demócratas y la derecha nos dicen: bueno, ¿y los Diputados qué hacen? Quieren que los Diputados vayan a vender esa langosta; que los Diputados vayan a vender carros; quieren que los Diputados vayan a pagar esos créditos. Claro, los Diputados podrían poner una Ley, que el 50% del crédito vaya a la producción ¡ah, pero dicen que eso es totalitarismo! Los Diputados podrían decir que la tasa de crédito no pase del 10%…

Periodista Alberto Mora

Pero ya ves, me decía alguien, un economista me decía, que en los años 70 hubo una legislación aquí, que impedía que los bancos colocaran más de una cantidad porcentual de sus créditos al consumo. Vas a financiar carros, pero hasta este por ciento de tu cartera, nada más, y estábamos en la dictadura.

Palabras de Orlando Núñez

El Presidente Barack Obama ahora dice que a los bancos a quien les doy dinero para salvarlos, no pueden ganar más de 30 mil dólares, los gerentes de esos bancos, porque antes ganaban un millón de dólares con dinero del Estado. O sea, Barack Obama está, no solamente nacionalizando bancos, sino que los bancos a los que les ayuda, les está imponiendo el salario.

O sea, lo que un demócrata diría: ese es un Presidente comunista, un Presidente autoritario, un Presidente totalitario, un Presidente que no respeta la empresa privada, un Presidente que digamos, comete abusos contra los Derechos Humanos de la propiedad. O sea, están pasando cosas en el mundo que la gente debe de aprovechar para entender cómo es esto.

Periodista Alberto Mora

Hablando de que están pasando cosas en el mundo, hay quienes apuestan, porque usted lo mencionaba antes, que no ocurre nada cada vez que hay una crisis cada 20, 50 años, hay unos que dicen que en esta crisis podrían ocurrir cosas, podrían pasar cosas. La gente reclamando, salir del pánico, porque es un pánico terrible, es una angustia indescriptible saber que vas a perderlo todo, que te quedás en la calle.

Palabras de Orlando Núñez

La gente puede protestar. En Francia, hace poco, tuvimos en París una manifestación de un millón de personas, pero con protestar no resolvés el problema de la crisis; te podés tomar los bancos, pero no resolvés el problema de la crisis; podés cambiar el Gobierno y no resolvés la crisis.

Es decir, las crisis se van a resolver cuando nosotros cambiemos la forma de producir, cuando los trabajadores se hagan cargo de las empresas, cuando los productores se organicen para defender la producción. Porque ahora la crisis es que los bancos han empobrecido, no solamente a los trabajadores, sino a las empresas. La crisis significa que los bancos han empobrecido a las empresas, han quebrado a las empresas, y después han quebrado ellos. Esa es la crisis.

La salida de la crisis es que los productores se organicen, sobre todo, la mayoría de los productores como son los pequeños y medianos, se organicen en cooperativas; que los trabajadores se organicen para administrar las empresas, para contribuir a administrar las empresas; que el Gobierno se organice para apoyar a las coopera-tivas y no a la empresa privada. En vez de apoyar a los bancos, que apoye a las cooperativas de producción.

La reorientación de la crisis, desde la izquierda, es que los pobres no paguen el efecto de la crisis, primer lugar; dos, orientar los recursos hacia la producción, lo que significa orientar los recursos hacia el empleo. Así empezamos nosotros a cambiar el sistema, porque en un sistema capitalista, especulativo, los recursos se orientan a la banca y a las ganancias especulativas.

Cuando nosotros digamos, queremos resolver la crisis, tenemos que empezar a organizarnos de una forma diferente, empezar a organizar coopera-tivas, que es lo que está pasando en Nicaragua. Y también, como ha planteado mil veces el Presidente Ortega, cambiar el sistema comercial, de un sistema especulativo, injusto, en un comercio justo. No podemos seguir nosotros vendiendo el quintal de café a 100 dólares y, las empresas europeas vendiendo, ese mismo quintal de café, a 5 mil dólares.

El sistema capitalista es que yo vendo un quintal de café a 100 dólares, y que las corporaciones europeas lo revenden a 5 mil dólares. Es decir, lo procesan, lo distribuyen, lo venden en casas de café a dos dólares cada taza, y se ganan 5 mil dólares en el país europeo. Y cuando yo quiero mandar el café molido, me dicen que es prohibido, y que tengo que pagar unos aranceles tan altos, que ya no es negocio mandar café molido a Europa. Hay que cambiar ese comercio.

Cambiar el sistema es que a mí no me obliguen solamente a vender en los Estados Unidos, que puedo vender a Venezuela, que le puedo vender a Costa Rica. Es decir, que los pequeños produc-tores y los pequeños países se organicen para orientar los recursos a la producción, ¡así, en dos platos! Enfrentar la crisis para cambiar el sistema es que los pequeños países, los pequeños productores y los trabajadores, se organicen para hacerse cargo de la producción, para orientar los recursos a la producción y hacerse cargo de la producción. Porque ya los trabajadores y los productores, son suficientemente capaces y, los pequeños países nuestros son suficientemente capaces, para hacerse cargo de la producción y el comercio y, para poder imponer reglas justas de comercio.

Si no hacemos eso, vamos a ver pasar los cadáveres de millones de trabajadores desem-pleados; los Gobiernos salvando a los bancos, a las empresas, y todo continúa igual; y dentro de 5 años vamos a tener, otra vez, lo que se llama la expansión de la producción, y los empresarios van a salir otra vez a la calle a decir: nosotros somos el motor de la economía, nosotros generamos empleo y el Gobierno que no se meta en nada. Tenemos que cambiar esas cosas.

Pregunta de Alberto Mora

Una última pregunta Orlando. Nicaragua, nosotros, en medio de todo esto, los programas sociales no se detienen, por el contrario, están garantizados y así lo ha dicho el Gobierno, estamos hablando de los bonos, todo lo que se está haciendo.

Respuesta de Orlando Núñez

Eso es producto de que llevamos dos años preparándonos, porque no es en 24 horas que uno se prepara para enfrentar la crisis. Hace dos años, el Gobierno dispuso comenzar a trabajar y a luchar porque los recursos del Presupuesto vayan hacia los más pobres, pero, no por ser pobres, sino por ser la gente que produce. Porque aquí la gente cree que los pobres no producen, que los pobres sólo piden, porque creen que los pobres son los muchachos que están en el semáforo pidiendo un real.

¡No! aquí los pobres en Nicaragua, los campesinos y la pequeña industria en la ciudad, ¡son los que más empleos producen! ¡Son los que más riquezas producen y son los que más divisas producen! La economía nicaragüense, gracias a la Reforma Agraria y las Reformas Urbanas de los 80, tenemos nosotros una economía popular muy grande. Es decir, en Nicaragua, los pobres que son campesinos y los pobres que son pequeños empresarios en las ciudades, son los que más comida producen, y lo primero que tiene que hacer uno para enfrentar la crisis es garantizar el alimento a la gente.

Tenemos una economía que permite enfrentar la crisis… ¿qué tal si vos no tuvieras campesinos? En el mundo sólo hay dos formas de producir frijoles, o lo produce una gran empresa o lo producen los campesinos. Las grandes empresas dejaron de producir frijoles, sólo los compran para revenderlos. En Nicaragua, la mayoría del frijol, esto lo saben los nicaragüenses, lo producen los campesinos.

Tenés campesinos productores de frijol, de empleo y de divisas, porque el año pasado vendimos como 60 millones de dólares en frijol. En Nicaragua, gracias a esas reformas de los años 80, tenemos una economía popular que puede resistir mejor la crisis.

¿Qué tal si todos los campesinos se hubieran venido a la ciudad? ¿Quién va a producir el gallo pinto? Los empresarios no, porque no es suficientemente rentable, pero como el campesino trabaja por el empleo, aunque no gane, entonces sigue produciendo el gallo pinto.

Hace dos años, las medidas de política económica del Gobierno, propusieron y lograron, que los recursos que consigue el Gobierno se orienten hacia la producción, que es decir hacia el empleo, que es decir hacia los pobres, pero no por ser pobres, sino por ser productores. Son productores empobrecidos, pero son productores.

La carta de presentación en Nicaragua de los pobres, es que son productores. Esa es la gran ventaja que tiene Nicaragua, tiene un patrimonio en el campesinado, que casi no lo tiene ningún país del mundo, gracias a la Reforma Agraria. Gracias a la Reforma Agraria, los pequeños y medianos productores en Nicaragua todavía controlan el 70% de la tierra.

Las medidas de política económica del Gobierno desde hace dos años, son orientar los recursos hacia la producción de alimentos, no hacia un crédito de consumo que termina en el Oriental, comprando zapatos tenis o comprando el abanico o el televisor de moda. Aquí, las medidas de política económica de este Gobierno, están orientadas hacia la producción, hacia el empleo. Todos los recursos que consigue, van hacia la producción, hacia el empleo, y por supuesto, los programas sociales.

Los programas sociales que vos señalás Alberto, son programas sociales con una naturaleza productiva, eso es una novedad en Nicaragua. Porque antes los programas sociales, no eran necesariamente productivos, pero, cuando vos hablás de Hambre Cero, de Usura Cero, estamos hablando de un programa social porque van los pobres, con crédito barato, pero, como hay un crédito barato, es un programa social que está orientado hacia la producción.

O sea, el Nuevo Modelo en Nicaragua frente al neoliberalismo, es orientar los recursos hacia la producción y el empleo; de tal manera que hasta los programas sociales, claro que con niños no, porque los niños no producen, hay que ayudarles, pero con los adultos, es orientar programas sociales con una naturaleza productiva, como Hambre Cero.

Hambre Cero no le regala a la gente leche, carne, tomates, sino que les entrega capital para producir leche, carne, huevos, frutas, verduras. Esa es una forma económica, estructural, de enfrentar la crisis, para que el sistema no siga generando crisis y desempleo.

Pero si vos enfrentás la crisis solamente presionando al Gobierno que le ayude a los bancos y a las empresas, y echándole la culpa al Gobierno de la crisis, como hace la derecha. Aquí la derecha dice… ¿qué hace el Gobierno para generar más empleo? ¿Por qué no le preguntan al COSEP, qué hace para generar empleo? Yo sé que ellos están en una crisis, pero tienen que dar la cara… si ellos son el motor de la economía, ¿qué pasa con ese motor de la economía?

Yo creo que eso tenemos que empezar a cambiarlo y nuestros funcionarios, no tienen por qué estar creyendo que ellos son superman, y que su Ministerio va a resolver la crisis, ¡no pueden los Gobiernos! pueden contribuir, pero no pueden resolver la crisis en una economía capitalista, donde los capitales están en manos de las grandes corporaciones, de los grandes bancos y, donde el comercio está controlado por los grandes países. Eso es lo que tenemos que cambiar nosotros.

Palabras de Alberto Mora

Le agradezco doctor, gracias por haber venido, gracias Orlando, por habernos acompañado.

también te puede interesar