Nicaragua Triunfa

Entrevista al Doctor Gustavo Porras Secretario General de FETSALUD y Vicesecretario del CONPES

Revista En Vivo con Alberto Mora, Multinoticias, Canal 4

Redacción Central |

Revista En Vivo con Alberto Mora, Multinoticias, Canal 4

Periodista Alberto Mora

Buenos días amigos televidentes, le damos la bienvenida al doctor Gustavo Porras de los movimientos sociales, del FNT. Bienvenido doctor, gracias por estar con nosotros, gracias por acompañarnos.

Al comienzo del programa decíamos doctor, con esto de la crisis económica internacional, los primeros que sufren son los trabajadores de aquel lado, los del sistema, los del modelo que han generado toda esta crisis, y hemos visto miles de gente lanzadas a las calles, al desempleo.

En Nicaragua, aún con todos los problemas, por el contrario, hay una política de cuido del empleo, de crecimiento económico y de garantizar también la producción. Por otro lado, también está el hecho de que aquí los programas sociales y, usted los conoce bien doctor, conoce mejor que nadie esta situación, avanzan y no se detienen. ¿Cómo lograr todo esto, en medio de semejante crisis?

Respuesta de Gustavo Porras

Buenos días a todos los televidentes. Efectiva-mente, vos lo que estás viendo es un proceso de caída de un modelo que no puede ser sostenido, que fue sostenido en una forma artificial y que está comenzando a tener sus impactos, principalmente en lo que son las metrópolis, en el centro.

Acordate que todos ellos, estos países, los países, digamos, poderosos como los Estados Unidos y Europa, han mantenido permanentemente su estatus sobre la base de un modelo que nos ha mantenido empobrecidos a la mayor parte del mundo.

Ahora que se da esta crisis, el primer impacto es en el empleo de los trabajadores que están en estos países, pero eso, inmediatamente, lo que hace es que disminuye el consumo en esos países, disminuyen las importaciones que hacen y por lo tanto, comienza a haber un recorte de las compras que esos países hacen de nuestros productos. Yo creo que hay que estar claros de que va a haber un impacto económico sobre nuestros países ante esta situación que se está planteando.

En primer lugar, lo que tenemos que estar claros los nicaragüenses, es que los responsables de esta situación son los neoliberales, el modelo neoliberal, son los que han defendido este modelo capitalista salvaje neoliberal en todos estos años. Esos son los responsables.

Porque lo primero que se le viene muy fácilmente a la gente es que vino y subió el precio de tal cosa… ¡ah, es que el Gobierno! Es lo primero ¿por qué? porque tenemos tantos años de que, efectivamente, los Gobiernos han sido corres-ponsables que la gente, simplemente, lo primero es lo más cerca.

Pero cuando comenzás a analizar y explicar a la gente y, además la gente, que no es tonta, comienza a ver en todos los noticieros y en todas las informaciones que esto es un problema que se está dando a nivel mundial… ¡imaginate qué barbaridad! ellos mismos están previendo 50 millones de empleos en el mundo, que se pierden, por un fracaso del modelo.

Sin embargo, nosotros creemos y así lo hemos dicho, que estamos y se está viendo, que estamos en mejores condiciones para enfrentar esta situación en Nicaragua y en nuestros países, y particularmente, en Nicaragua. Primero, porque hemos planteado que no estamos de acuerdo con ese modelo que está fracasando; segundo, porque hemos venido luchando por, paulatinamente, ir res-taurando un modelo nuevo, un modelo con justicia social.

Nosotros vamos en un camino diferente del fracaso. Es decir, no puede ser que el fracaso del modelo sea aliviado con alimentar un modelo fracasado, que es de pronto lo que pareció ser como la medida de salvación que hicieron en los Estados Unidos… ahí hay escándalos tales de que de pronto, de los contribuyentes estadounidenses se les pasó a los grandes banqueros miles de millones de dólares y muchos de ellos se lo gastaron en un día, en francachela. Es decir, es un modelo absolutamente fracasado y seguirlo alimentando es absurdo.

Lo que pasa es que para ellos es una desgracia total, porque se les desploma el planteamiento que han tenido, que han querido mantener a sangre y fuego en el mundo. Pero nosotros, que hemos venido diciendo, ese modelo no sirve, hay que buscar un modelo alternativo, venimos cons-truyéndolo al suave; venimos buscando salidas de impacto social, venimos buscando cómo hablar en conceptos que no sean sólo de desarrollo económico, sino también conceptos que tengan que ver con desarrollo humano, con satisfacción de necesidades.

Es decir, venimos en una búsqueda de un modelo que responda a las realidades de nuestro país, donde el campo es muy fuerte, donde ha estado abandonado; que venimos a buscar cómo restablecer y que se prestan condiciones en el ámbito internacional, porque de pronto no encontrás una América Latina aislada, sino una América Latina que está comunicándose, que están juntando intereses; tenés un Honduras que se integra en el ALBA, tenés varios países dentro del ALBA.

Todo esto nos presta condiciones para hacer un mejor planteamiento frente a la crisis, pero además, nos presta condiciones para que más rápidamente le busquemos alternativas, eso es, ¡sin duda! Y en estas condiciones el Gobierno y, gracias a Dios en esta crisis, dentro de las desgracias del mundo, los nicaragüenses tenemos apoyo divino… gracias a Dios esta crisis nos encuentra con un Gobierno de Unidad y de Recon-ciliación Nacional, con un Gobierno del Frente Sandinista, que nos va a permitir que enfrentemos la crisis, pero además, nos va a permitir que, dentro de la situación crítica haya un planteamiento de justicia, es decir, que no recaiga la crisis sobre los que siempre han recaído todas las crisis, que es la mayoría del pueblo, la gente desempleada, los pobres.

Por eso es que el planteamiento es seguir sosteniendo… es más, la fortaleza de los Programas del Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional, son una estrategia para enfrentar la crisis del modelo neoliberal. Si vos tenés un programa que viene desarrollando rápidamente, exitosamente, ocupación en las mujeres de la ciudad, por ejemplo el caso de Usura Cero, que viene desarrollando ocupación, empleo real y que además, viene aumentando los niveles de vida de la gente que usa los micro-créditos, entonces, lo que te queda es, frente a la crisis y frente a la situación en defensa del empleo, acelerar el proceso de entrega de microcréditos.

Este año hay una propuesta de entregarles a 70 mil mujeres más, nuevas beneficiarias del Crédito de Usura Cero. Eso impacta directamente, pero hay que articular todo, inmediatamente, nosotros decimos, el Ministerio del Trabajo, INATEC y los otros ministerios deben darle seguimiento para que ese microcrédito no sólo genere empleo u ocupación al beneficiario, sino que le permita generar un programa de negocios, un plan de este microcrédito que genere más de un empleo, que genere dos, tres empleos.

Es ir buscando una salida manteniendo como elemento central, el bienestar humano y las capacidades que nosotros tenemos, Hambre Cero, Usura Cero. No puede ser que frente a esta crisis lo primero que se les hubiera ocurrido a los neoliberales, yo estoy sin duda, es cerrar hospitales, eso lo están haciendo, o disminuir el ingreso a las escuelas. En esta crisis, más bien, el planteamiento es, vamos a sostener la gratuidad de la salud, de la educación; efectivamente hay que ser más ahorrativos, más eficientes para disminuir los gastos, pero, no disminuir el servicio.

Periodista Alberto Mora

Eso depende más de una decisión política, es decir, de un compromiso mayor del Gobierno con la gente.

Respuesta de Gustavo Porras

Totalmente. Aquí, esto está planteado por dos cosas, uno, por la propia concepción y las propias características del Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional y por la propia concepción y características del Frente Sandi-nista.

El Frente Sandinista nació, se organizó, luchó y ha llegado hasta formar el Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional, como segunda etapa de la Revolución Popular Sandinista, exclusivamente para buscar el beneficio de la gente, para buscar cómo resolverle a los más pobres, si no, no tendría ningún sentido.

Todo esto no es teórico, no es que el capitalismo o el socialismo, ¡no! es muy simple. Aquí, el hecho de ser revolucionario es muy simple, necesitamos buscar cómo beneficiar a la mayoría de la gente; la gente que está pobre, la que no ha podido tener satisfacción de sus necesidades. Con sólo ese planteamiento vos tenés una concepción diferente en el enfrentamiento de la crisis, absolutamente.

Vos ves el planteamiento de enfrentamiento de la crisis de los grandes países capitalistas… lo que están defendiendo es a las transnacionales y a los ricos. El planteamiento aquí tiene que ser, además de demostrar ser exitoso, vamos a crear condiciones dentro de la crisis, para mantener y generar más empleos, para desarrollar la producción nacional, para mantener el consumo nacional y defender las necesidades de la población nicaragüense.

Eso se hace, como vos decís, cuando hay una concepción clara de que tu deber es resolverle a la gente, uno, entonces esa concepción la convertís en una voluntad política. Aunque haya recortes, porque tiene que haber, es muy simple, pero ahora el recorte, no es que seamos magos, es muy simple, los países que están corriendo a la gente, van a disminuir sus compras a los países nuestros, eso va a disminuir y va a tener un impacto sobre el comercio normal del modelo.

Entonces un gobierno responsable dice, calculamos que esto va a tener un impacto sobre las recauda-ciones fiscales, el presupuesto va a quedar desfinanciado, bajemos los gastos. Pero, bajemos los gastos sin impactar en dos cosas funda-mentales: sin llegar al planteamiento, como en otros lados, de que hay que comenzar a correr gente, uno; segundo, sin llegar al planteamiento como en otros lados, que hay que congelar los salarios de todos.

No fue ese el planteamiento, el planteamiento fue: no se va a aplicar ajustes a aquellos que ganan más de 20 mil córdobas, pero los demás…

Periodista Alberto Mora

Con ese planteamiento, ustedes están de acuerdo y sobre todo, también garantiza que los que reciben menos, tengan la posibilidad de ir teniendo ese ajuste que está planteado.

Respuesta de Gustavo Porras

El pueblo nicaragüense sabe que aquél que gana de mil dólares para arriba, puede defenderse este año de la crisis; a los que ganan menos de mil dólares, se les va a mantener su ajuste, el que estaba presupuestado. Ese es un planteamiento absolutamente correcto. El neoliberal hubiera dicho, no hay salario para nadie, se les congela a todos o hubiera dicho, hay que disminuir en 20% la planilla. Son concepciones diferentes.

Es muy importante ver las características de las decisiones para enfrentar la crisis. Aquí se dijo, no, lo dijo expresamente el Presidente de la República, compañero Daniel Ortega, dijo: no significa esto, uno, ni que trabajemos menos en función de la gente, ni puede significar esto que bajemos la oferta de salud y educación. Eso está clarísimo.

Para nosotros la salida para el desarrollo de nuestro país, para sacar adelante este país, es garantizar la salud y la educación al pueblo, son los ejes fundamentales.

Periodista Alberto Mora

En estas políticas de ahorro ¿cómo se comprometen los trabajadores, Doctor? porque también había señalamientos acerca de los tiempos perdidos durante la jornada laboral. Es decir, ahora la jornada que se ha recortado en algunos Ministerios, no desde luego en la Salud, no puede pararse el centro de salud, el hospital, pero sí en algunos sitios donde se reduce, cómo hacer para que los mismos trabajadores sean los que se apropien de estas medidas e inviertan menos tiempo en el fresquito, en la merienda, en el almuerzo.

Respuesta de Gustavo Porras

Debemos tener conciencia de eso, estamos claros y, lo importante de estas medidas que están en un proceso de análisis, de asimilación, es que los trabajadores nos apropiemos de ellas, las asuma-mos políticamente. Es decir, somos nosotros, no es el Gobierno el que nos impone la medida, somos nosotros, que conscientemente identificamos que esto hay que hacerlo y la asumimos consciente-mente, porque si no, estamos fregados si comenzamos a actuar frente a la medida como que es una imposición, no una necesidad de nosotros, para desarrollar, incluso, nuestro propio país, nuestro propio modelo, nuestras propias carac-terística.

Ahora, eso significa conciencia, estar clarito de que hay que tomar esa medida, uno. Segundo, no son la gran mayoría de los trabajadores los que generalmente causan algunos gastos que están contemplados en la medida, porque no es la mayoría de los trabajadores los que andan en vehículo de la institución o se llevan los vehículos, no; es una minoría de los trabajadores que son los funcionarios, que son trabajadores también, y de muy importante desempeño.

Pero entonces, todos los funcionarios, los jefes y los subordinados, todos debemos asumir estas medidas como una necesidad donde, prácticamente no debemos tener excepciones y, donde todos nosotros debemos de ser vigilantes de las medidas y además, evaluándolas permanentemente; eso en primer lugar. Segundo, yo creo que en 6 horas de trabajo, bien trabajadas, se puede desempeñar lo que a veces se hace en 8 y 10 horas. Eso es una realidad.

Lo que tenemos que ver es que, si la medida dice que el horario de trabajo es de las 7 a la 1, hay que trabajar bien de las 7 a la 1. Ahora, estamos hablando del trabajo en oficina, trabajo que hace que se enciendan aires, luces, es decir, el trabajo que gasta, en el ámbito de la oficina. No estamos diciendo que si vos saliste a la 1 y tenés una visita de campo, o tenés una reunión o una acción fuera de la institución, la insti-tución cerró a la 1, pero vos podés ir a las 3 a hacer tu supervisión o una visita de campo.

Yo lo veo muy práctico en el caso del nivel central del MINSA, es de 7 a 1, y se cierra a la 1, porque ese gran monstruo que gasta mucho, disminuís los costos; pero, eso no quiere decir que el compañero que está en el área de extensión de cobertura, no vaya a ir a visitar un centro de salud, donde se está aplicando un programa de extensión de cobertura, y ahí en esa visita, el centro de salud tiene que estar abierto, y allí haga su trabajo.

Yo creo que queda claro lo que es una reducción del horario de trabajo, donde están funcionando las oficinas, de 7 a 1, pero que si alguien puede desarrollar su trabajo más allá de esas horas, se puede desarrollar, o porque se ha dicho, si hay algunos sectores técnicos necesarios, porque tienen que trabajar, entonces, se cierra todo y lo único que dejás en el despacho ministerial, que es el único que puede extender un poco sus horas, un área donde se reúne la gente a discutir.

Es decir, aquí el problema no es si podés trabajar más o no, sino que es, uno, utilizar al máximo las horas de 7 a 1 y, el segundo elemento es, si podés ir después del horario.

Periodista Alberto Mora

Ahora, en el horario de congelamiento de las plazas, no estamos hablando de salud y educación, verdad, Doctor?

Respuesta de Gustavo Porras

En el caso de congelamiento de las plazas hay que hablarlo, porque hay manejo. Primero es, plazas congeladas a una fecha determinada, plazas que estaban vacías, vacantes, a una fecha deter-minada; no las plazas que se van produciendo.

¿Qué te quiero decir…? Si en el Ministerio de Salud si al último de enero, a la hora que el Ministerio de Hacienda dijo, estas son las plazas congeladas, habían 300 plazas vacantes, esas 300 plazas se congelan, no se llenan; pero, eso no quiere decir que de esas 300, en el mes se produjeron 10 plazas vacantes nuevas, esas también se van a congelar; esas 10 se reponen, ese es el movimiento natural, las que quedan son 300.

En el Ministerio de Salud siempre se han mantenido más o menos 300, 400 plazas que son vacantes, sube, baja, porque hay retiro de gente, se incorpora otra gente. Entonces te dicen, esa cantidad de plazas se congela por nueve meses, tres trimestres. Pero, después de esas plazas, en el transcurso, digamos, se van dos recursos, esos se vuelven a contratar, fuera de esta cantidad de plazas.

Periodista Alberto Mora

Es como los maestros, se van tres maestros, tenés que contratarlos de nuevo.

Respuesta de Gustavo Porras

De nuevo. Ahora, hay una cantidad de plazas del Ministerio de Educación, que quedaron congeladas, creo que fueron como 700, pero que son plazas que ahí han estado, que no se han repuesto, no se han podido reponer. Pero aparte de eso, ya comenzó y está funcionando, si hay un maestro que por equis motivo se va, es repuesto por otro.

Pero además, en el Ministerio de Educación se le aprobó, se le mantiene sin recorte, para contratar 600 nuevos maestros, porque la preocu-pación, efectivamente, es que no se afectaran estos recursos principales. Como es el caso nuestro en Salud, se congelan las 300 plazas que estaban vacantes, pero sólo el Programa de Especialización va a meter 300 médicos residentes a principios de abril, ahorita. Es decir, eso sigue.

Pregunta de Alberto Mora

Entonces, ¿esos 300 médicos van para todo el país?

Respuesta de Gustavo Porras

Estos son los médicos residentes, que van a los hospitales, pero ¿qué pasa? como los hospitales quedan con suficientes recursos de residentes, suben de calidad, porque comienzan a actuar los residentes; hay 300 del año pasado y 300 de este año, entonces los médicos internos, van para los hospitales de todo el país y entonces fortalecés los hospitales, porque son 250 nuevos médicos, que antes se quedaban en Managua, y ahora van a los hospitales de cabeceras departamentales, a fortalecer la estructura hospitalaria del país.

Aquí no debe de quedar duda que el camino de fortalecimiento de la salud, va adelante. Yo he estado oyendo y viendo a la gente ésta que le encanta salir en los periódicos y estar hablando de que la salud gratuita es mentira… ¡que le vayan a preguntar a la gente que llega a un hospital, o que llega al Lenín Fonseca a hacerse unas tomografías, o una resonancia magnética, si no siente realmente el impacto de la salud gratuita, cuando se lo hacen, y no paga nada! Eso es una realidad. O cuando la mira el especialista y ya no tiene que pagar nada, y antes sí. Eso es una realidad.

Ahora lo que vamos en la lucha es por mejorar el nivel de abastecimiento, para que la gente tampoco tenga que salir a comprar ningún medica-mento. Ese es el planteamiento. Ahora, esta falta de abastecimiento es responsabilidad también del Sistema, de ese Sistema que ellos defienden, ¿por qué? Porque nos impusieron una Ley 323, de Contrataciones del Estado, que obliga al pueblo nicaragüense a que las medicinas, no las que se consumen privadamente, sino las del servicio público, tienen que ser compradas a los distri-buidores privados, sin poder tener opciones afuera.

Es ahí donde está el asunto. En vez de estar enredando la cosa, aquí lo que tenemos que hacer es un frente común, todos, para decir, las compras de medicamentos que tiene que hacer el Gobierno de Nicaragua, el Estado, debieran de ser hechas libremente en forma internacional, para buscar los precios más bajos.

Periodista Alberto Mora

Doctor, ahí había un dato que era interesante, en cuanto a las diferencias de comprarlo aquí y comprarlo afuera, eran cantidades abismales.

Respuesta de Gustavo Porras

Estás hablando de 5 a 1 el precio. Eso es injusto totalmente, eso es para dejarle una gran tajada de ganancias a unos cuantos, por el concepto de las transnacionales en sus representaciones nacionales.

Para que la población esté clara qué significa eso, significa de que, si usted compra ahorita un producto, con esos mismos reales, a nivel internacional, ahorita lo tiene que comprar aquí, porque la Ley lo obliga, pero si usted pudiera comprarlo a nivel internacional, puede comprar, en vez de uno, cinco, con la misma plata. Es decir, en vez de comprar, por decir un producto, 1,000 acetominofén, podría comprar 5 mil, con la misma plata ¡Es una barbaridad!

Eso es lo que hay que vencer, y yo creo que se puede vencer, hay que buscar cómo hacerlo, debiera de haber un consenso. Ahí andan los empresarios preocupados, porque lo que quieren es un consenso para que no se revise el salario mínimo cada 6 meses; deberían de andar preocu-pados para que ese consenso sea para que las medicinas que va a consumir el pueblo, que son entregadas gratuitamente, puedan ser compradas sin intermediarios.

Pregunta de Alberto Mora

Y todo esto doctor, tiene que ver, sino corríjame, con las aplicaciones de las leyes, porque aquí está por Ley, mandatado, que las reuniones del salario mínimo deben ser semestral; lo que ocurre es que a los otros Gobiernos no les interesaba cumplir con esa Ley, se reunían a veces cada año, cada año y medio, no cumplían con eso. Claro, el sector empresarial no sentía la necesidad de ir a legislar para…

Respuesta de Gustavo Porras

El sector empresarial feliz de que se cumpla con la Ley 323, pero no feliz con que se cumpla la del salario mínimo. Así como el Gobierno ha estado cumpliendo con esa Ley, aún a costo de que está comprando 5 veces más caro, así hay que cumplir con la otra.

Ahora, nadie les quita el derecho de buscar cómo cambiar la Ley, de los mecanismos que existen; igual, a nosotros nadie nos quita el derecho de buscar cómo transformar la Ley 323 a favor de la población. Eso es así.

Yo creo que es muy importante que hagamos conciencia de que todas las medidas que el Gobierno está tomando, van en favor de la población, van buscando cómo reducir los gastos, pero, sin afectar los programas esenciales. Es más, por el contrario, los programas esenciales del Gobierno son instrumentos estratégicos para enfrentar la crisis, fíjate bien, qué importante es esto. El Hambre Cero, Usura Cero son instrumentos estratégicos para enfrentar la crisis; los Programas de la Vivienda Mejor, los Programas de la Vivienda Social, ¿por qué? por la creación de empleos.

El planteamiento del INSS, sus fondos, los banqueros dicen, por favor, manténgannos estables los depósitos del INSS. Claro, porque el banquero está respaldado por unos banqueros interna-cionales que están en alitas de cucarachas, porque todo ese modelo fracasa. Los banqueros internacionales, a los que Bush anduvo salvando, esos son los que respaldan financieramente a los banqueros nacionales, entonces los banqueros nacionales también quieren su apoyito.

Entonces se les dice, está bien, vamos a mantener esos fondos del INSS, pero, hay que dirigirlos como línea de crédito para crear viviendas sociales o para la producción, no para que vos sigás haciendo reales, para andar lindo, gozando de la vida, ¡no! es para que la gente tenga viviendas sociales, etc.

El rumbo popular, el rumbo de unidad, y de enfocar hacia los sectores trabajadores, los sectores desempleados, sectores populares, es parte de la estrategia del enfrentamiento de la crisis. Porque un programa de vivienda social, va inmediatamente a impactar en el empleo, pero además, va a terminar impactando en la satisfac-ción de la gente.

Palabras de Alberto Mora

Y eso es lo más importante, el centro de atención es la gente, la solidaridad y sobre todo, garantizarles los beneficios y la restitución de derechos. Yo le agradezco doctor, gracias por haber venido, gracias por habernos acompañado.

también te puede interesar