Internacionales

Reunificación familiar a través del Estrecho de Taiwán

Los máximos representantes políticos de China y de Taiwán sostuvieron su primera reunión en 66 años y confirmaron que siguen siendo hermanos, compatriotas, convencidos de que la paz es la única vía para el entendimiento mutuo

Presidentes de China Taiwán y China
El presidente chino Xi Jinping estrecha la mano de el presidente de Taiwán Ma Ying-jeou durante un encuentro en Singapur | Reuters

Mauricio García |

Pudo haber atisbos, pero sin mayor certeza, de que este encuentro, calificado de “histórico”, se celebraría entre dos supuestos enemigos de larga data, pero que han demostrado no serlo en la realidad.

Un detalle, como en todas las cosas orientales: el encuentro en Singapur, país-estado con muy buenas relaciones con ambas partes, se realizó a puertas cerradas. Tampoco hubo declaración final. Para qué alentar especulaciones sin sentido ni fundamento!

Sin embargo, los respectivos secretarios generales de los Partidos Comunista Chino, Xi Jinping, y del Nacionalista Chino, Ma Ying-jeou, se encargaron de corroborar que las dos partes deben consolidarse pacíficamente y profundizar en el desarrollo de las relaciones a través del Estrecho.

Cambios históricos han ocurrido en esas relaciones en los últimos 30 años, precisó Xi, citado por la agencia oficial Xinhua. Las relaciones tuvieron un giro pacífico en 2008 y ahora se encuentran en la mejor posición desde 1949, agregó.

La paz y no el conflicto, el intercambio y no el aislamiento, la consulta y la cooperación en lugar de la confrontación de suma cero, son la aspiración común de la gente de ambos lados del Estrecho, precisó.

A falta de un comunicado, trascendió que las partes convinieron en establecer líneas de comunicación directa entre los funcionarios a cargo de los departamentos sobre los respectivos asuntos a través del Estrecho.

Ese vínculo podría ayudar a las comunicaciones oportunas, a evitar malos entendidos y a enfrentar las emergencias.

Bajo la administración del Partido Nacionalista (Kuomintang), conducido por Ma Ying-jeoun, electo presidente en 2008 y reelegido en 2012, las relaciones entre las dos del Estrecho de Taiwán han mejorado desde entonces. En ese año se establecieron conexiones aéreas directas.

En 2010 se firmó un acuerdo de cooperación económica. En la actualidad, el monto de esas transacciones asciende a 198 mil millones de dólares.

Ambas partes acordaron basar sus relaciones en el llamado Consenso de 1992, que goza de un apoyo público generalizado, el cual establece que si bien ambas partes coinciden en que en el escenario mundial puede haber “una sola China”, cada una de ellas tiene el derecho de interpretarlo de forma diferente.

De acuerdo con el canal de televisión Rusia Today, todo indica que China y Taiwán poco a poco han ido hacia un camino denominado como “un país, dos sistemas”, como fue en el caso de Hong Kong. En ese contexto, las dos partes deben respetar las decisiones y sistemas sociales del otro, sin permitir que las divergencias perturben la cooperación.

China es el principal socio económico de Taiwán. Además, Beijing promete y de hecho cumple, eliminar todas las restricciones a la libre circulación de personas a través del Estrecho.

La interacción entre la economía de alta tecnología de Taiwán (aunque es 20 veces más pequeño que el de China) con el potencial de China promete un efecto sinérgico para la economía china.

Taiwán, bajo el control del Partido Kuomintang, se separó de la China comunista de Mao Zedong en 1949 como resultado de la guerra civil y así estuvieron hasta mediados de los años 80 del siglo XX, cuando dio comienzo a la reconciliación.

De acuerdo con el articulista ruso Piotr Akopov, citado por RT, el carácter simbólico de la reunión entre Xi y Ma, se explica por el hecho de que en enero próximo habrá elecciones en Taiwán y la isla podría cambiar de líder y volver al poder el Partido Democrático Progresista, con sus juegos de declaración de independencia.

Por lo tanto, para Beijing es importante demostrar que el acercamiento China-Taiwán ha entrado en una nueva etapa y que esta última tiene un buen líder, que “busca avanzar hacia la reconciliación aunque lo hace gradualmente”.

Si las dos orillas del Estrecho son capaces de acercarse lo suficiente para que nunca más portaviones estadounidense alguno pueda deslizarse entre ellas, se dará un paso importantísimo en la resolución de la cuestión taiwanesa”, señala el articulista.

“Aunque sea un primer encuentro, nos sentimos como si fuéramos viejos amigos. Ahora tenemos ante nuestros ojos los frutos de la reconciliación, en lugar de la confrontación”, indicó Ying-jeou, en breves comentarios acerca de la reunión.

también te puede interesar

Bandera del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN)

CIRCULAR / JEFATURA NACIONAL DE CAMPAÑA

Como [email protected], como Gran Familia, como Familia Sandinista, Vamos Adelante, EN AMORANICARAGUA, y Siempre Más Allá!