Internacionales

Presidente colombiano pide perdón por masacre del Palacio de Justicia en 1985

La acción de la policía y el ejército dejó 98 muertos, de ellos 11 magistrados y 11 desaparecidos, de los que aún siete permanecen en ese estado

santos
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, asiste a un acto conmemorativo por el trigésimo aniversario de la toma del Palacio de Justicia de Colombia |

Redacción Central |

El Presidente Juan Manuel Santos hizo hoy un reconocimiento público de la responsabilidad del Estado colombiano en la masacre ocurrida el 6 y 7 de noviembre de 1985 en el Palacio de Justicia de Bogotá, y pidió perdón a los familiares de los desaparecidos, en cumplimiento de una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

“Lo hago de corazón, no solo para cumplir una orden”, dijo Santos al considerar que “todavía persiste una deuda moral con las víctimas y familiares del Palacio de Justicia”.

“Esta deuda deberá ser saldada con avances significativos en las investigaciones penales, la condena de los responsables, el establecimiento del paradero de los desaparecidos, la adecuada reparación a las víctimas y sus familiares y, sobre todo, el esclarecimiento de la verdad”.

Anunció que el Estado colombiano continuará implementando “las medidas de reparación ordenadas en la sentencia, las cuales han sido lideradas directamente desde la Presidencia de la República, a través de la Consejería Presidencial para los Derechos Humanos”.

El 6 de noviembre de 1985 un asalto perpetrado por un comando del Movimiento guerrillero 19 de abril (M-19) mantuvo como rehenes a cerca de 350 personas entre magistrados, consejeros de Estado, servidores judiciales, empleados y visitantes del Palacio de Justicia.

La ocupación duró 27 horas hasta que el Ejército y la Policía retomaron el edificio con un saldo de 98 muertos, entre ellos once magistrados. Otras 11 personas fueron consideradas desaparecidas, número reducido a siete tras el hallazgo de los restos de una empleada de la cafetería en una fosa común en el año 2000.

Otras tres fueron identificadas 15 años después, según anunciara el Instituto de Medicina Legal el 17 de octubre pasado.

En el acto celebrado en el Palacio de Justicia, Santos recordó  que “aquí, hace 30 años, este edificio construido para impartir justicia fue escenario de horrores y atrocidades”. “Aquí se vivió la guerra misma, esa guerra de explosiones y ráfagas de fusil que solo parecía ocurrir en los noticieros, en lugares alejados de las ciudades”.

“Aquí se sacrificó a la Justicia y a sus más altos magistrados, además de abogados, funcionarios y visitantes ocasionales del Palacio, y comenzó la tragedia de otros tantos que hasta este momento se sigue descubriendo en todos sus detalles”, señaló.

El Presidente Santos expresó también su solidaridad y afecto a los familiares de quienes perdieron a sus seres queridos en los “hechos funestos” del Palacio de Justicia.

“No me queda más que reiterar nuestra solidaridad con los familiares de las víctimas y, aunque sabemos que nada podrá reparar el vacío y el dolor que ha dejado cada uno de sus seres queridos, espero que este acto contribuya con su reparación integral y permita forjar un camino de reconciliación”, dijo.

“Han pasado 30 años, es mucho tiempo, y quisiera que retorne su confianza en las instituciones, porque éstas hoy trabajan, hoy trabajamos, por un país en paz, sin violencia y respetuoso de los derechos humanos.

La Justicia ardió en Bogotá entre el 6 y el 7 de noviembre de 1985. Hoy, 6 de noviembre de 2015, queremos que la Justicia y la Verdad brillen de nuevo”, concluyó.

también te puede interesar